El gran problema de Men in Black Internacional fue Will Smith El gran problema de Men in Black Internacional fue Will Smith
Cine

El gran problema de Men in Black Internacional fue Will Smith

El gran problema de Men in Black Internacional fue Will Smith

La película Men in Black Internacional ha sido un pequeño fracaso de crítica y taquilla, uno de los grandes errores que tuvieron fue obsesionarse demasiado con Will Smith.

Se ha estrenado Men in Black Internacional, una nueva entrega de la franquicia que funciona como spin-off, ya que no ha reincido la saga, pero tiene nuevos personajes que están en otros puntos del planeta. Con unos 220 millones de dólares está muy lejos de la cantidad que recaudaron las películas anteriores protagonizadas por Will Smith, y ha resultado una de la mayores decepciones del verano para los seguidores de la franquicia.

a historia que plantean al principio es parecía a la película original de 1997, ya que una agente novata tiene que acompañar a uno veterano. Así que desde el principio decidieron dejar la influencia de Will Smith fuera de la historia y los actores se obsesionaron por parecerse lo menos posible al Agente J.

Tessa Thompson se dio cuenta de eso y es algo a lo que se enfrentó junto a Chris Hemsworth desde el principio. En palabras de Hemsworth:

“Fue interesante al principio de la película, tratar de averiguar quiénes eran los personajes. Iríamos en broma, ¿Soy Will Smith? ¿Eres Will Smith? Pero luego, no es lo que estamos haciendo. No estamos imitando nada. Estas son dos novedades nuevas. Nuestros personajes tratan de navegar por la química, en realidad fue la primera parte de la sesión… Fue exactamente lo que se suponía que estaba sucediendo en pantalla”.

El gran problema de Men in Black Internacional fue Will Smith

Los actores intentaron buscar su sitio y el resultado final no ha funcionado.

El tono de Men in Black Internacional fue algo que se produjo durante los primeros días del rodaje. Al hacer las pruebas de guion quisieron marcar su propio camino en la franquicia y hacer todo lo opuesto a lo que había hecho Will Smith hace tantos años atrás.

El resultado final no fue el esperado y eso se ha notado mucho en la taquilla y en la crítica.