Inicio Cómics Darth Vader e hijos (Planeta, 2014)

Darth Vader e hijos (Planeta, 2014)

3391

Jeffrey Brown es un autor muy conocido por sus cómics autobiográficos y sus novelas gráficas de humor, entre las que destacan ‘De padres a hijos’ o las antologías ‘Torpe’ (2002), ‘Inverosímil’ (2004) y ‘Cualquier sencilla intimidad’, que cerraría su trilogía de las novias en 2005. Otros trabajos suyos publicados en España son ‘Pequeñas cosas’, ‘Unas memorias fragmentadas’, ‘Piltrafilla’, ‘Escenas imborrables’, ‘Gato saliendo de una bolsa’ y ‘Los gatos son raros’.

Portada Vader e HijoPues bien, ahora la editorial Planeta publica ‘Darth Vader e hijos’, un pack estuche que engloba dos de sus últimas obras: ‘Vader e hijo’ y ‘Vader y su princesita’, dos tomos extremadamente divertidos en los que veremos a estos personajes de la saga de Star Wars muy alejados de los estereotipos que todos conocemos de antemano, convirtiéndonos en testigos de excepción de escenas paterno-filiales desternillantes.

El autor americano articula ambas obras en ilustraciones que ocupan el máximo de la página a modo de viñeta completa (aunque hay alguna mini historia que se desarrolla en varias páginas), donde prima por encima de todo un humor un tanto ‘naif’ y entrañable donde no faltan las contínuas referencias a la saga de la serie galáctica (así que si eres un fanático de Star Wars vas a disfrutar de lo lindo, mi querido lector).

Entre tanta escena cómica es natural y comprensible que algunas sean más efectivas que otras, pero es un detalle menor si analizamos la obra en conjunto global, saldándose la misma con una nota muy alta.vader y su princesita

En definitiva, la lectura de estas escenas costumbristas no deja de ser una metáfora de lo duro que es ser padre y las importantes implicaciones que ello conlleva, seas Darth Vader o cualquier padre anónimo: ambos tienen que lidiar con los consabidos combates cotidianos que derivan de esta circunstancia.

La edición por parte de Planeta de ambos tomos en un pack es una auténtica delicia que queda de maravilla en cualquier estantería que se precie.

Un auténtico regalo para todas las edades.

Fue abandonado recién nacido en una sala de cine decrépita donde se proyectaban ciclos de cine de terror y fantástico las 24 horas del día.Entre esas cuatro paredes devoró película tras película, alimentándose de ellas, y aprendió a no ingerir alimento alguno para su supervivencia, lo que lo convirtió en una nueva raza que tiene desconcertados a toda la comunidad científica hasta hoy día.Cuando fue devuelto a la sociedad de nuevo, empezó a devorar ingentes cantidades de cómics y libros haciendo de ellos parte de su dieta diaria de conocimiento.Se desconoce su paradero actual, sólo se sabe que sigue mandando sus reseñas y artículos desde alguna dimensión desconocida….