Inicio Star Wars Ranking con los 10 mejores aliens de ‘Star Wars’

Ranking con los 10 mejores aliens de ‘Star Wars’

3841

El canal oficial de ‘Star Wars’ en youtube ha publicado un vídeo con el ranking de los 10 mejores aliens de la saga.

El universo creado por George Lucas en ‘Star Wars’ nos ha dejado con un sin fin de criaturas tanto en las películas, como en todo el universo expandido que conforman, series de animación, cómics, libros y videojuegos, y sin duda es una tarea ardua difícil definir que criaturas serian nuestras favoritas, aunque claro está cuando se trata de elegir por personajes la tarea resulta más fácil.

Así que aquí os dejamos el particular ranking que desde el canal oficial de Youtube de ‘Star Wars’.

Arrancamos con el puesto número 10 de la lista

10. Toydarian

Watto

Los toydarian eran una raza de seres alados de Toydaria. Eran de voluntad firme, resistentes a los trucos mentales de los Jedi. Ellos tenían la reputación de ser tacaños y con mal genio. Los toydarianos supuestamente eran distantes con las relaciones con los Hutts debido a la proximidad del mundo Nal Hutta a su casa, así como su similar resistencia a los trucos mentales.

Biología y Apariencia

Los toydarianos tenían barba en sus rostros que descansaba encima de cortos colmillos. Tenía tres dedos en cada mano. Los toydarianos tenían piernas delgadas y palmeadas, con tres dedos en cada pie, pero su principal medio de transporte era el uso de las alas en su parte superior de la espalda. Podían batir sus alas, tan rápido como diez veces por segundo, quemando grandes cantidades de energía. Aunque sus alas parecían frágiles, los toydarianos podían volar con bastante rapidez y preferían el volar al caminar.

Al tener este hiperactivo metabolismo, los toydarianos comían alimentos concentrados, semillas y huevos. Su vientre también se llenaba de un boyante de gas que les ayudaba a mantenerse flotando, creando así la aparición de una olla ventral. A pesar de que parecen rechonchos, los toydarianos eran en realidad una de las razas más ligeras de la galaxia, ya que su cuerpo era de tejido esponjoso y se llenaba de gas.

Su piel solía ser de color gris, azul, verde o morado, aunque las variantes son comunes entre las mujeres. Los machos de la especie por lo general muestran escasas veces bigotes. Los toydarianos recién nacidos nacen de madres con úteros plenamente desarrollados, parecidos a las versiones en miniatura de sus padres, y son capaces de volar desde el nacimiento.

El Torydarian más famoso de la saga es Watto, personaje que aparece por primera vez en el ‘Episodio I: La amenaza fantasma’ como propietario de Shmi y Anakin Skywalker.

9. Gamorreanos

gamorrean

Los gamorreanos son una especie inteligente del planeta Gamorr, aunque no muy evolucionados tecnológicamente comparados a los humanos.

Descripción

Se caracterizaban por su corpulencia, al ser altos y fuertes eran buenos candidatos para ser guardias de seguridad en palacios o prisiones, por lo tanto, ellos mismos se preparaban y se contrataban para esta profesión. Las gamorreanos podían pegar golpes frontales extremadamente fuertes que dejaban fuera de combate o podían llegar a matar, aunque fuera contra un usuario de La Fuerza.

Su primera aparición fue en el palacio de Jabba el Hut en el episodio VI, El retorno del Jedi.

8. Pau’an

el inquisidor

Los pau’anos eran una de las tres especies nativas de Utapau. Los pau’anos son más altos que los humanos. Tienen la piel estriada y de color gris. Sus dientes sobresalen de su boca.

Acerca de Utapau

Utapau era un planeta de sumideros y el hogar adoptivo de los pau’anos y los utai comúnmente llamados colectivamente como utapaunos. Estas especies vivían en los gigantescos sumideros esparcidos por toda la superficie de matorrales de Utapau.

Situado a 51.000 años luz del centro de la Galaxia, Utapau orbitaba a una sola estrella y estaba orbitado a su vez por nueve satélites. Se componía de un pequeño núcleo metálico, con un manto de roca y una corteza calcárea. La superficie acuática solo llegaba al 9% del total, pero por el contrario, bajo la corteza, estaba rodeado por un vasto océano subterráneo. Aunque en el pasado hubo extensos océanos cubriendo el planeta, estos se filtraron a las capas subterráneas a través de la fácilmente erosionable corteza, llenando cavernas descomunales que una vez estuvieron llenas de magma. Poco a poco, la erosión marina contribuyó a desarrollar la vida por los cauces de los gigantes sumideros creando áreas habitables de hierba. Los vastos depósitos de minerales resultantes bajo el océano fueron una gran fuente de riqueza para el planeta.

Utapau fue un pacífico y árido mundo que pretendió permanecer neutral en el tiempo del conflicto galáctico. El mundo sumidero era compartido por las dos razas simbióticas parecidas a los humanos, cuyos ancestros, se instalaron en el planeta en el 57.019 ABY. Los lánguidos piel grisáceas pau’anos comprendían solo el 30% de la población, servían como capataces portuarios, burócratas y eran la clase patricia del planeta. Los humildes utai comprendían la clase trabajadora, manteniendo los molinos de sus ciudades sumidero y sirviendo como estibadores para los nativos Varáctilos y dactiliones.

Originalmente, los pau’anos y los utai llevaban vidas separadas; los primeros en la mediocre superficie, los utai en las profundidades del subsuelo. Sin embargo, gracias a los esfuerzos de la nobleza utapaun, como Timon Medon y la familia Fed—junto con el cambio climático que provocaron las cada vez más fuertes tormentas de hiperhuracán—las dos especies acabaron uniéndose. Los pau’anos migraron hacía el subsuelo y le dieron su toque especial a las ciudades utai. Las comunidades sumidero, se convirtieron muy pronto en una mezcla de la arquitectura pau’an y utai, surgiendo un estilo conocido como ossic. Sus construcciones fueron construidas en las brechas y repisas que sobresalían de las paredes de los sumideros. En el año 50 ABY, extractores de agua foráneos, descubrieron sustancias curativas en el agua de Utapau; la exportación de este agua hizo visible a Utapau en la comunidad Galáctica. El planeta fue la sede central de Abadía de Dispositivos Buuper Torsckil.

Utapau nunca se unió a la República Galáctica. Durante las Guerras Clon, Utapau permaneció neutral, pero el Jefe del Puerto de Administración, Tion Medon, se vio obligado a ser leal a la Confederación cuando el General Grievous y el Consejo Separatista se apoderaron del mundo por orden de Darth Sidious en ‘Star Wars: La venganza de los Sith’.

Grievous amenazó con destruir Ciudad Pau si Tion intentaba pedir auxilio, aunque afortunadamente, Jaing y Kom’rk localizaron a Grievous en el planeta. El Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi aterrizó en Ciudad Pau y fue recibido por Tion Medon quien disimuladamente le rebeló donde se encontraba la guarida de Grievous. Con la ayuda de las fuerzas del Comandate Cody, junto con un destacamento de la Legión 501, pilotos y guerreros locales, Obi-Wan derrotó a Grievous y a los droides, aunque la Confederación consiguió probablemente tomar el control de otras ciudades sumidero hasta dominar todo el planeta.

Recientemente un personaje Pau’ano se ha hecho muy popular por su presencia en la serie ‘Star Wars: Rebels’, estamos hablando del caballero Sith conocido como ‘El inquisidor’.

7. Ewoks

Ewok

Los ewoks eran una especie bípeda, peluda y de pequeña estatura que abundaba en los arboles de la boscosa luna de Endor. Poseían una tecnología primitiva pero aun así fueron vitales para la victoria de los rebeldes en la Batalla de Endor.

Los ewoks creen estar unidos espiritualmente a los inmensos árboles en los que habitan y, como la mayoría de las culturas basadas en la adoración de la naturaleza, son muy pacíficos, amigables y confiados. Eso no quita que posean una extraordinaria resistencia física y una gran inteligencia.

Descripción

Los ewoks eran pequeños, característica que salta a la vista, estaban completamente cubiertos de pelo normalmente de tonos oscuros y son muy bonitos. Poseían unos grandes ojos negros y una boca pequeña. Sus manos solo tenían tres dedos bastante prensiles para escalar a los árboles pero carecían de garras.

Estos pequeños animales hacen gala de una extraordinaria resistencia física, una gran inteligencia, y que junto a su extremo sentido del olfato, se convirtieron en los más indicados para sobrevivir a las duras condiciones de su lugar de nacimiento.

Los ewoks eran pacíficos y amigables. Estaban dotados de una gran curiosidad que traspasaba límites y eran confiados por naturaleza, cosa que les otorgó muchos problemas a lo largo de su historia.

Su primera aparición fue en ‘El retorno del Jedi’ y también tuvieron dos largometrajes protagonizados por ellos y hasta una serie de animación que salió al mismo tiempo que ‘Droids’ en los años 80.

6. Los Ithorian

ithorian. Roron Corobb
Ithorian. Roron Corobb, caballero Jedi en ‘Clone Wars’ de Cartoon Network

Los ithorianos habitaban el planeta de Ithor y eran reconocidos por sus cabezas de martillo. La fisiología ithoriana les proporcionó dos bocas y dos laringes.

Su forma de gobierno era verdaderamente comunista, a modo de una colmena independiente. Se caracterizaban por ser seres tranquilos y amantes de la paz, ocupaban mucho tiempo en contemplar su vegetación y respetaban todas las formas de vida. Construyeron muchísimas maravillas. Eran curiosos y sociables y muchos dedicaron su vida a encontrar su camino entre las estrellas.

Durante el conflicto galáctico entre el Imperio y los Rebeldes, mantuvieron una postura neutral debido a que sus intereses no eran afectados.

Gracias a su armonía natural con la naturaleza y su predilección por sentir la Fuerza. Los ithorianos han sido fuente de grandes caballeros Jedi, como fue el caso de Roron Corobb que fue muerto por salvar al Canciller Supremo Palpatine. Mientras que otros no fueron muy respetables y abandonaban su comunidad, llegando a encontrárseles en lugares con mala reputación como en alguna cantina, como el caso de Momaw Nadon que frecuentaba la Cantina de Chalmun en Tatooine, durante la época del 0 ABY.

Biología y apariencia

Los ithorianos tenían dos bocas y cuatro gargantas, lo que les permitía hablar en estéreo, algo que hacia que cuando hablaban básico fuera un tanto difícil entenderles, aunque siempre era algo interesante que oír. Lo que también les hacía característicos era su cabeza en forma de T o martillo, lo que hacía que otras especies les llamaran de esta manera, algo que ellos consideraban un insulto. La hembra ithoriana tenia dos jorobas en su espalda o cabeza, mientras que los machos solo tenían una. Su piel era normalmente marrón, aunque podía adoptar otras totalidades como el rojo oscuro o incluso el verde.

Su estatura podía llegar a alcanzar los 2.23 metros, caminando en posición erguida sobre unas piernas robustas en su base. Sus movimientos y sus reflejos eran algo lentos comparados con especies como los humanos, quizá debido a su masa. Además, la posibilidad de utilizar sus cuatro gargantas para provocar sonidos y expulsar aire les permitía crear un ensordecedor estruendo si querían, algo que fácilmente podía ser un mecanismo de defensa en épocas anteriores. Un ejemplo de esto es el Maestro Roron Corobb que era capaz de romper incluso el hierro con su bramido. Sin embargo, hay que decir que la mayoría de los ithorianos pasaban sus vidas enteras sin necesidad de recurrir a esta habilidad, por lo que su función y mecanismo no eran muy conocidos.

5. Twi’lek

Maestro Jedi Aayla Secura
Maestro Jedi Aayla Secura

Los twi’leks eran una raza de seres humanoides omnívoros originarios del planeta Ryloth.

Descripción

La característica distintiva de los twi’leks son sus dos lóbulos que caen hacia atrás desde la parte posterior de su cabeza a manera de tentáculos a los que ellos se refieren como lekku (término utilizado en plural). Algunos twi’leks poseen más de dos o simplemente un lek. Las hembras twi’lek gustan de adornarlos para resaltar su belleza. Se consideran zonas erógenas. La piel de los twi’leks parece ser una extraña anomalía genética ya que las hay de color rojo, púrpura y azul. Aunque se pensaba que el color de la piel se debía a una pertenencia de raza, los estudiosos descubrieron que no era así. Una hembra puede tener descendencia con diversos colores de piel, pero es sabido que hay genes dominantes para el color del pigmento de la piel blanco y azul.

Los twi’leks regularmente se reúnen en clanes familiares donde al nacer un hijo, a parte de tener un nombre propio, se le agrega el nombre del clan, lo que le da sentido de pertenencia e individualidad como parte de un todo.

Los twi’leks son carnívoros por herencia evolutiva y biológica (sus dientes son afilados y puntiagudos), pero omnívoros por herencia social y cultura.

Los twi’lek suelen extraer de la tierra el mineral ryll que tiene propiedades terapéuticas y narcóticas. Un gran porcentaje de la economía del planeta Ryloth depende de las exportaciones legales de este mineral. El ryll no tiene nada que ver con la especia de nombre brillestim que se extrae del planeta Kessel.

Las hembras twi’lek tienen un hermoso y grácil cuerpo, lo que les otorga la facilidad de la danza.

Los Lekku de los Twi’lek eran sumamente sensibles, al punto de que si alguien tomaba uno de ellos, el Twi’lek sentía un tremendo dolor y quedaba brevemente inmovilizado . A veces, si se dañaban los Lekku, se podía dañar el cerebro del Twi’lek. De todas formas, podrían ser substituidos por un reemplazo cibernetico como en el caso de Rianna Saren.

Además, la longitud o forma de los Lekku iban ligados, generalmente, con la posición y la riqueza, cuanto más largo y complejo, más importante era el Twi’lek en cuestión. Además, para los Twi’lek, sus Lekku eran comparables con los símbolos fálicos, por lo que un Lekku más grande, para ambos sexos, era un buen merito relacionado con lo sexual.

Los machos presentan orejas humanoides, mientras que las hembras podían tenerlas de forma humanoide o cónica. La forma de las orejas indicaba la posición social, pero al principio fueron introducidos como impedimentos para que no pudieran hablar de forma incomprensible para los forasteros traficantes de Twi’leks.

Algunas Twi’lek populares de la saga son Aayla (Maestro Jedi que aparece en los Episodios II y III así como en las series de ‘Clone Wars’; Oola, bailarina del palacio de Jabba el Hut y que tiene una muerte horrible a manos del Rancor; y Hera Syndulla, piloto del Carguero ligero VCX-100 Espíritu en la serie ‘Star Wars: Rebels’.

4. Hutt’s

Jabba-The-Hutt
Jabba The Hutt

Los hutt son una especie de gasterópodos con brazos pequeños, bocas profundas y grandes ojos, que controlan un gran territorio espacial, llamado el Espacio Hutt. La especie es originaria del planeta Varl, pero adoptaron a Nal Hutta como su mundo hogar.

Características

Un hutt adulto es una criatura obesa, pesando en total más o menos una tonelada. Tal vez inconscientemente, ellos se volvieron sedentarios, pasando sus días en absoluta flojera, y viajando en repulsores o en plataformas tiradas por esclavos. Mucha de su masa descansa en sus largas y grandes colas. En la sociedad hutt, la obesidad equivale a poder y status, mientras los hutt delgados son considerados desafortunados y débiles.

De hecho, la anchura de un hutt, gordura y poderosa musculatura, les permite moverse mucho más rápido que sus pies, que terminaron uniéndose a la cola. Su anchura, su gran capa de grasa y volumen es fruto de la evolución, manteniendo la temperatura de su cuerpo. De hecho, la piel de un hutt es suficientemente gruesa para resistir muchos disparos láser antes de tocar un órgano vital, dándole al hutt el tiempo suficiente para aplastar a su atacante. También son resistentes a muchos elementos químicos que para otras razas son letales.

Los hutt son también inmunes a control mediante la Fuerza por tener una mente muy desarrollada, muchos de ellos son calculadores e inteligentes. Tienen la habilidad de ver la luz ultravioleta y otras frecuencias invisibles para el ojo humano. Por esto, muchos hutt construyen sus palacios en penumbra, para poder superar a los que lo rodean en visión.

Los hutt carecen de un esqueleto convencional, pero poseen una armadura como manto, que les ayuda a soportar todo el peso de su cuerpo. Pueden aguantar la respiración por un gran periodo de tiempo y son omnívoros.

Vehículos

Los hutt pasan la mayor parte del tiempo en sus tronos o sillas en sus últimos años. Los hutt más ágiles usan sus músculos inferiores para empujar hacia adelante y avanzar. Otros hutt sin embargo, para ir a cualquier lugar, usan un deslizador. Algunos de los hutt mas impedidos, usaban tronos de poder, con las que no necesitan hacer ningún movimiento. Los hutt también utilizaban una nave pequeña para transportarse. Este lo utilizo Ziro el Hutt para escapar con Cad Bane de Coruscant entregando al senador de Ryloth.

El Hutt más famoso sin duda de la saga es Jabba Desilijic Tiure o más conocido como Jabba el Hutt, fue uno de los señores del crimen hutt más conocidos en la galaxia, que gobernó un gran imperio criminal localizado en los Territorios del Borde Exterior desde su palacio del desierto en Tatooine. En el apogeo de su poder, Jabba fue uno de los señores del crimen más poderosos de la galaxia, incluso tenía contacto con el Príncipe Xizor, el líder del Sindicato Sol Negro.

Jabba comenzó como un señor del crimen pequeño, pero rápidamente extendió su influencia en diferentes actividades ilegales, incluyendo el contrabando de especias, el tráfico de armas, la esclavitud, y, a veces, absoluta piratería. Conocido por su crueldad y fantasías carnales, Jabba el Hutt era lo suficientemente poderoso como para inspirar respeto, tanto era así que durante las Guerras Clon la República se esforzó mucho para evitar molestar a Jabba. Más tarde amenazó de muerte a Han Solo, un antiguo empleado suyo, después de perder una sola carga de especias en una patrulla Imperial. Finalmente, tendría su revancha en solitario cuando el corelliano congelado en carbonita le fue entregado por Boba Fett, uno de los muchos cazarrecompensas que había contratado Jabba. Sin embargo, esta misión fue la perdición de Jabba, como una misión de rescate y posterior batalla con Luke Skywalker y sus aliados que dio lugar a la desaparición del Hutt.

El personaje ha aparecido en los episodios I y VI de la saga así como en cómics y videojuegos.

3. Rodian

Uno de los aliens más populares de la saga y no por haber realizado grandes méritos sino porque un personaje de esta raza, Greedo, protagonizó junto a Han Solo en las siguientes reediciones de ‘Star Wars: Una nueva esperanza uno de los cambios más polémicos y criticados por los fans que generó la famosa frase de ‘Han Solo disparó primero’ y que en la edición en Blu-ray parece que Lucas zanjó el asunto.

Los rodianos fueron una especie humanoide reptiliana nativa de Rodia, en el sistema Tyrius. Claramente reconocibles debido a su estructura facial y pigmentos de piel, los rodianos eran infames por su cultura violenta, que surgió por las dificultades de vida en las junglas de su mundo natal. Aunque eran a menudo relegados a las esquinas de la sociedad galáctica como cazarrecompensas o criminales, los rodianos no se limitaban simplemente a ser matones. La población rodiana logró producir artistas, mercantes y políticos que incluso se encontraban entre las clases altas de los Mundos del Núcleo.

Biología y apariencia

Los rodianos eran humanoides con piel verde procedentes de Rodia. Sus distintivos rostros eran alargados, redondos, con ojos multifacéticos, hocicos parecidos al de un tapir, y un par de antenas con forma de platillo en sus cabezas. La piel rodiana tenía una textura dura y escamosa, excepto en sus manos y hocicos. Sus flexibles hocicos aumentaban un sentido olfativo muy fino que recolectaba y filtraba el aire. Sus largos y característicos ojos eran el primer indicativo de una ancestral procedencia nocturna y eran capaces de ver en el espectro de infrarrojos. Ésto permitía a los rodianos detectar visualmente en la oscuridad el calor que el cuerpo de su presa emanaba. Debido a su amor por la lucha y otros estilos de vida activos, la mayoría de los rodianos tenían buena constitución, y eran normalmente delgados y fuertes. Sin embargo, algunos rodianos corpulentos se volvieron obesos. Normalmente eran aquellos que podían contratar a otros para que lucharan por ellos, tales como el miembro del Sol Negro Avaro Sookool o el pandillero de Nar Shadaa Reelo Baruk.

Normalmente los rodianos tenían piel verde, lo que les permitía camuflarse entre la vegetación de las junglas de su mundo. Sin embargo, las variaciones en el pigmento no eran raras, e iban desde marcas de nacimiento desfiguradas hasta una decoloración del completa del cuerpo. Ésto era distintivo entre la raza y dio lugar a las apelaciones descriptivas como “Navik el Rojo” y “Jannik el Blanco”. Otra característica notable de los rodianos eran sus manos. Tenían largos dedos, diestros y con sus puntas terminadas en una especie de ventosas. Éste rasgo denota un estilo de vida arbóreo, que le permitia a los rodianos escalar árboles y zonas rocosas empinadas.

Tenían, además, una cresta de espinas flexibles pegada a sus cráneos de diversos volúmenes, longitud e incluso color. En lugar de espinas, a algunos rodianos también les crecían cabellos. Ésto era más común entre algunas hembras, aunque también era posible encontrarlo en algunos varones, ejemplificado por Evo el Azul. Las hembras también eran físicamente distinguibles por sus pechos y glándulas mamarias. Sin embargo, algunas hembras extranjeras, a menudo afeitaban su cabello y llevaban ropa suelta, en un intento por ocultar su género. Otras hembras, sin embargo, ostentaban con orgullo su feminidad sabiendo que esto las podía suponer una ventaja.

Los rodianos desprendían un aroma picante y almizcleño, siendo en algunos individuos más fuerte que en otros. Éste aroma era una feromona aceitosa que servía para hidratar la piel y atraer a posibles compañeras. La mayoría de los humanos y diollalianos encontraban este olor prácticamente igual al del “olor de los excrementos de los animales en el fondo de una bota.” Sin embargo, no era así con todas las especies, ya que debido al desagradable uso de las feromonas de Greedo; un cantinero de Tatooine llamado Wuher recogió su cuerpo muerto para usarlo en la creación de un perfecto licor para hutts. Muchos asumirían que todos los rodianos olían igual, sin embargo, los mismos rodianos podían diferenciarse entre sí por el olor. El aroma distinguía la identidad, comunicándole a los rodianos el patrimonio individual de familia y la cría. El olor de un rodiano de un clan en pugna podía enviar a un miembro del clan rival a un frenesí beligerante.

Los rodianos, como ocurre con otras especies, estaban sujetos al proceso de envejecimiento. Mientras crecía, la antena de Wald empezó a combarse y manchas grises aparecieron en su hocico. Una nota interesante era que, los rodianos de habla-básica tenían la tendencia a cecear. Tenían dificultad pronunciando ciertas silabas (tales como R, L y S), dándoles un acento único. Los rodianos también poseían una amplia gama vocal y eran conocidos por hacer ruidos extraños.

2. Wookiees

han-chewbacca

Los wookiees, que ellos lo traducen como la Gente de los Árboles, eran una especie de peludos humanoides bípedos que habitaban en el planeta Kashyyyk. Uno de los miembros más destacados de la especie fue Chewbacca, amigo y copiloto de Han Solo, que desempeñó un papel vital en la Guerra Civil Galáctica.

El hábitat natural de los wookiees eran los densos bosques del planeta Kashyyyk (aunque una fuente dice que inmigraron a este planeta). Kashyyyk estaba cubierto completamente por árboles wroshyr, en los que los wookiees construían sus casas y ciudades. Los wookiees eran descendientes de mamíferos arborícolas.

Tenían la habilidad de aprender fácilmente muchos idiomas, pero los wookiees no tienen la estructura bucal necesaria para hablar nada más que sus propias lenguas. Es por eso que algunos optan por un traductor.

Descripción

Los wookiees adultos eran altos, medían más de dos metros, y estaban cubiertos por un abrigo de pelo de varios tonos marrones y algunas veces hasta negro grisáceo. Aunque los wookiees albinos eran raros, no eran unos completos desconocidos. Pero el nacimiento de un albino se veía como un mal presagio, ya que el pelo blanco no se confundía con los tonos terrosos ni con el entorno boscoso.

Los wookiees pequeños o cachorros eran grandes al nacer, de media sale un poco menos de un metro de largo. Los wookiees presentaban garras retráctiles para escalar. Las hembras wookiee tenían seis mamas y daban a luz a un cachorro con un periodo de gestación de casi un año. Después de nacer, un wookiee crecía rápidamente, completamente autoconsciente y capaz de andar sin ayuda con un año estándar. La esperanza de vida media de los wookiees era de unos 600 años. A pesar de su bestial apariencia, los wookiees eran muy inteligentes y hasta habían perfeccionado el viaje espacial. Los wookiees también tenían una gran fuerza capaz de descuartizar droides, una magnífica resistencia y dotes excepcionales para la mecánica.

Los wookiees estaban a menudo de mal humor. Cuando Chewbacca se quejaba mientras jugaba al dejarik por una jugada de R2-D2, en su viaje inicial a Alderaan, Han Solo le dijo a C-3PO que no era una buena idea hacer enfadar a un wookiee –porque un wookiee furioso era capaz de arrancar los brazos de sus junturas (aunque Han y Chewbacca solo le estaban tomando el pelo al droide). A pesar de su temperamento, los wookiees eran normalmente amables y cariñosos con sus amigos y familia.

Y finalmente el primer puesto del ranking ‘Star Wars’ es para la especie del maestro Yoda.

yoda

Yoda era uno de los más renombrados y poderosos Maestros Jedi durante toda la historia de la Galaxia, y uno de los pocos Jedis de la República Galáctica en sobrevivir hasta la Guerra Civil Galáctica. El maestro más perceptivo de la Orden, él fungió como Gran Maestro durante las Guerras Clónicas y la fundación del Imperio Galáctico, después de la cual escapó para ocultarse de la Gran Purga Jedi. Aunque Yoda era uno de los miembros más respetados de la Orden, no era perfecto. Fue parcialmente debido a su falta de visión que la Orden Jedi fue destruida por el Señor Sith Darth Sidious, y la República reemplazada por el Imperio. Aun así, corregiría sus errores al jugar un rol importante en los eventos galácticos posteriores, entrenando a Luke Skywalker durante la Guerra Civil Galáctica. Después de su muerte en ‘Star Wars: El retorno del Jedi’, se convirtió en uno con la Fuerza.

El verdadero nombre de la especie de Yoda es realmente desconocido, no está registrado y también se le conoce como especie tridáctil desconocida, por tener manos con tres dedos y sus pies en forma anisodáctil. Lo que era más conocido de esta especie es que llegan a vivir al menos cientos de años. Entre otras características estaban sus dientes puntiagudos que sugieren una dieta carnívora y su piel era verde, asi como su sangre.

Muchos de sus miembros fueron sensibles a la Fuerza, inclusive Yoda su máximo representante era conocido por ser el ser vivo con más Midiclorianos y por su longevidad muchos de ellos fueron maestros de muchos Jedi y miembros del Consejo Jedi.

Otro de sus miembros célebres fue Yaddle quien también fue jedi.

Y para terminar os dejamos a continuación el vídeo del que os hablábamos al principio de este post. Espero que os haya gustado el este repaso y haya servido como pequeño aperitivo de cara al estreno de ‘Star Wars episodio VII. El despertar de la fuerza’ el próximo mes de diciembre, cuyo primer tráiler fue uno de los 10 más vistos de 2014 .

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.