Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘HOP’: El conejo de Pascua a la gran pantalla

Crítica de ‘HOP’: El conejo de Pascua a la gran pantalla

Compartir

‘HOP’ es una película para toda la familia.

Se está poniendo de moda esos animalitos monos con grandes ojos con un toque de pillo, es así como ‘HOP’ ha conquistado el corazón de los niños. Ya que ha arrasado en la taquilla americana sepultando a otras películas que se supone que iban a tener más éxito como “Código Fuente”, “Invasión a la Tierra” o “Sucker Punch”.

El estilo personaje echo por ordenador mezclado con personas reales tiene su tirón y le encanta a los más pequeños de la casa, ahí tenemos ejemplos claros como “Garfield”, “El Oso Yogui” y en breves veremos “Los Pitufos”.

HOP

La Universal responsables también de “Gru, mi villano favorito” le concedió a Tim Hill director de “Alvin y las Ardillas” poder realizar “HOP” y contar con actores como James Marsden (“X-Men”, “Superman Returns “), Kaley Cuoco (“The Big Bang Theory”, “No con mis hijas”) y por supuesto el gran David Hasselhoff interpretándose así mismo.

Para la parte de doblaje de los personajes animados cuenta con Russell Brand (“Arthur “, “Paso de ti”) y Hugh Laurie (“House”, “Stuart Little”).

En la versión española tiene para el doblaje a Los Morancos.

La película trata sobre un mágico lugar en las Islas de Pascua donde se encuentra la fabrica de caramelos del Conejo de Pascua, su hijo llamado HOP debe adquirir todas sus responsabilidades y repartir los caramelos por todo el mundo, ante ese duro trabajo se revela y decide marcharse para ir a Hollywood a triunfar como batería, a su llegada es atropellado por Fred, en lo que se inicia una gran relación de amistad y odio.

Fred al ver que tiene muchos puntos en común con el conejo HOP decide convertirse en el nuevo conejo de Pascua y conseguir el puesto que HOP no quiere, pero un pollo que trabaja en la fábrica de su padre que tiene delirios de grandeza se antepondrá entre ellos.

Crítica:

Película destinada al publico más infantil, ya que todas las gracias que hay son de caídas o tan tópicas como la bañera que se llena de espuma, la conclusión de la película es muy facilona, pero tampoco esperábamos un final muy enrevesado. Así que lo único divertido para el público más adulto son los numeritos musicales, los bailes o la transformación del pollo malvado en conejo que si que te sacan una sonrisa.

Parece que a la Universal le han gustado los seres amarillos ya que uso esos bichos llamados Minions en “Gru, Mi villano favorito” y ahora usa los pollos amarillos de la fabrica de caramelos que son bastante graciosos.

Los actores están correctos ya que siempre es difícil trabajar con un personaje que luego será insertado por ordenador. Tal vez si que se podría haber sacado algo más a la intervención del gran David Hasselhoff, lo que es curioso porque ya repitió con este director en la película de “Bob Esponja”.

Del doblaje en español es mejor de lo esperado, divertido trabajo que hacen los Morancos, realmente no le tenia mucha esperanza así que sorprendido gratamente.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.