Noticias / Cine / Tom Cruise rompe el silencio sobre el rodaje de Misión imposible 7
Cine

Tom Cruise rompe el silencio sobre el rodaje de Misión imposible 7

Misión imposible 7: Tom Cruise rompió el silencio sobre el rodaje

Después de todos los rumores que circularon acerca del problemático rodaje de Misión Imposible 7, Tom Cruise ha hablado al respecto.

Sobre el rodaje de Misión Imposible 7 se dieron a conocer muchos detalles que no dejaron muy bien parado a Tom Cruise. La pandemia complicó mucho a las producciones, provocando que tuvieran que pausar su trabajo o seguir adelante pero con medidas muy importantes para la salud. Principalmente, en el rodaje de dicha película, pasó de todo: audios a los gritos, rumores sobre robots contra COVID, y un gran etcétera.

Recientemente Tom Cruise, protagonista de una de las sagas de acción más exitosas de la gran pantalla, fue protagonista de numerosos comentarios desde que retomó el rodaje de Misión Imposible 7. Esto no hizo otra cosa que rodear de misterio a una producción que no es para nada sencilla ante la que esta estrella asumió gran parte de la responsabilidad desde que el coronavirus cambió todo.

La palabra del actor

Recientemente, Tom Cruise habló sobre este tema en una entrevista con Empire. Allí el actor dijo que es “responsable de miles, si no decenas de miles de puestos de trabajo”“Todos mis amigos en la industria, la gente que está en distribución y mi equipo me dijeron: ‘¿Qué vamos a hacer? ¡Podría perder mi casa!’. Así que le dije al estudio y a la industria en general: ‘Volveremos. Vamos a hacer que todos vuelvan a trabajar. Vamos a empezar a rodar en verano, y vamos a descubrir cómo hacerlo de forma segura”.

Sin lugar a dudas, Tom Cruise prometió y cumplió. Misión Imposible 7 fue de las primeras grandes producciones en volver a la carga, un regreso a la actividad que no resultó nada fácil. “Fue los siete días de la semana, las 24 horas del día, simplemente lidiando con las emociones de todo el equipo y ayudándoles a gestionarlas. Había distanciamiento social, había mascarillas, pequeñas ‘burbujas’ de miembros del equipo, como un maquillador por cada dos actores, además de los jefes de departamento que se aislaban en sus propias habitaciones de hotel, conducían hasta el set, rodaban la escena y luego regresaban al hotel hasta que se les necesitase de nuevo. Hicimos grupos de cinco personas listos para guardar cuarentena si alguno de ellos contraía el virus”.