Noticias

Reseña MARVEL Los 4 Fantásticos: Antítesis. El lado oscuro del reverso más tenebroso.

los 4 fantásticos Antítesis dest

Tan perjudicial puede ser el extremo que arrasa con la vida como aquel que solamente la da. Mark Waid se une a Neal Adams para crear un reflejo del todopoderoso Galactus que es una amenaza igual o peor. Panini Comics nos lleva de viaje por la Zona Negativa, entre otros sitios, para que Los 4 Fantásticos unan sus fuerzas con Estela Plateada.

El lugar de antimateria donde reside Annihilus

Son muchos los lugares que Los 4 Fantásticos han ido descubriendo a lo largo de su largo periplo por el universo desconocido. Uno han tenido más peso y otros menos de cara a situar aventuras allí pero sin duda hay uno que nos viene a la mente con facilidad, que se encuentra entre nuestros favoritos no solo por los entornos que ofrece sino por la calidad de las amenazas que surgen de allí. Hablamos, claro está, de La Zona Negativa. El concepto nació justo a continuación de la afamada Trilogía de Galactus publicada en los números #48 al #50 de Fantastic Four USA.

Si tanta genialidad podía suponer que las ideas creativas de Stan y Jack (Lee y Kirby) se vieran afectadas ellos no pensaban igual. En el número #51 de Los 4 fantásticos se sacaron de la manga prácticamente un nuevo universo que explorar. Pero aquel enorme espacio formado por antimateria escondía más villanos por metro cuadrado que cualquier pueblecito de Albacete. Y no hablamos de El Enano, Gocha y Chon y otros chicos del montón. Desde Blastaar, el arma viviente, a Stygorr, señor de guerra de la Zona de Distorsión, pasando por el que representa la destrucción absoluta, el que vive para lograr la aniquilación total, el insectoide de la vara de poder cósmico, Annihilus.

Un mago de la retrocontinuidad

Mark Waid no es un señor cualquiera de Hueytown, Alabama, con muchos conocimientos sobre el Universo Marvel. Es un gran escritor, muy capaz de encontrar la forma de realizar una historia con características atemporales y situarla al principio de la que fue su etapa con la Primera Familia, allá por el principio de la década del 2000. Para ello aprovecha a algunos de los personajes que han formado parte de la leyenda, al Devorador de Mundos junto al más fiel de sus heraldos, Estela Plateada. Los enfrenta a una nueva creación llamada Antítesis, una suerte de opuesto a lo que representa Galactus.

De por medio incluye al siempre peligroso Annihilus y su hábitat natural de la Zona Negativa mientras contamos con la presencia siempre inquietante de una hechicera que últimamente ha dado bastante que hablar en la serie Bruja Escarlata y Visión, la sin par Agatha Harkness en su papel de niñera del joven Franklin y la bebé Valeria Richards. De ahí que sepamos con mayor precisión cuando tiene lugar la narración. Sumamos la presencia de Galan y una reflexión personal sobre Reed Richards y ya tenemos una aventura con un aire muy clásico.

El genio detrás del lápiz

Pero si ya queremos redondear por completo el conjunto solo tenemos que echar un vistazo a quién firma el dibujo de las páginas de la miniserie de cuatro números que forma Antítesis. Nada más y nada menos que Neal Adams. Mirar sus composiciones y su trazo nos hace regresar de un plumazo a La Guerra Kree-Skrull con Los Vengadores o a la Tierra Salvaje junto a los X-Men, en sendas etapas junto a Roy Thomas entre finales de los sesenta y principios de los setenta. Curiosamente esta es la primera vez que le vemos encargarse de un título de Los 4 Fantásticos, a pesar de su dilatada carrera.

Entintado por un embellecedor como es Mark Farmer, Adams nos deja una muestra de su peculiar estilo, con viñetas rompedoras que prácticamente dejan escapar a los personajes dotándolos de un dinamismo exacerbado. A día de hoy sigue siendo destacable su composición pero el bueno de Neal ya lo hacía en su mejor momento, fue, junto a Jim Steranko, uno de los adelantados a su tiempo. Por ponerle un pero nos encontramos con un aspecto de la adorable Cosa de ojos azules que puede chocar, su rostro ciertamente simiesco en muchas de las viñetas donde aparece.

Los extras

Este tomo de tapa blanda en formato trade paperback incluye además dos extras ciertamente curiosos. El primero de ellos es el X-Men #65 USA, uno de los últimos de La Patrulla-X Original, donde Adams ilustra un guion de Denny O’Neill, curiosamente el último que dibujó, poco antes de que la colección comenzase a dedicarse a sacar reediciones. El otro episodio es el Fantastic Four vol.3 #60 USA, donde Mark Waid junto a Mike Wieringo realizaron un ejercicio habitual de resituar al cuarteto dentro de su historia, realzando que no se trata simplemente de un grupo de superhéroes sino de una gran familia.