Star Wars: La obsesión por los sables de luz Jedi del general Grievous Star Wars: La obsesión por los sables de luz Jedi del general Grievous
Star Wars

Star Wars: ¿Por qué la obsesión por los sables de luz Jedi del general Grievous?

La obsesión por los sables de luz del general Grievous ha alcanzado niveles míticos en una serie continua de memes; sin embargo, sus motivos son profundamente personales.

El general Grievous es uno de los personajes más difamados en las películas de la precuela, y esto podría deberse a que fue presentado en el Episodio III: La venganza de los Sith con ninguna explicación, salvo la serie animada Clone Wars de Genndy Tartakovsky que luego resulto no ser canon. Sin embargo, la posterior The Clone Wars le dio nueva vida a Grievous, y vimos que su obsesión con los Jedi y sus sables de luz es más profunda de lo podía haberse esperado.

Antes de convertirse en el Comandante Supremo cyborg del Ejército Droide, el General Grievous era un señor de la guerra Kaleesh de carne y hueso. Dirigió las fuerzas de su planeta contra los Yam’rii de Huk en una guerra larga y devastadora. Esa batalla en curso lo llevó a odiar a la República Galáctica por su respaldo a los Yam’rii, un odio que finalmente se extendió a los Jedi, que eran los pacificadores de la República.

En un punto no especificado, Grievous estuvo involucrado en un accidente que casi lo mata. Como tal, sus partes del cuerpo que sobrevivieron fueron transferidas a una forma de cyborg. Su santuario en Vassek 3, que fue encontrado por Kit Fisto y Nahdar Vebb en la primera temporada de The Clone Wars, mostraba una serie de estatuas que mostraban que su cambio de Kaleesh a cyborg fue más gradual. Puede haber sido una elección que hizo para mejorarse a sí mismo como guerrero, aunque es más probable que fuera una mentira que Grievous perpetuaba para no parecer débil ante sus enemigos.

Nahdar Vebb vs Grievus

Después de completar sus actualizaciones, comenzó su entrenamiento con sables de luz a manos del Jedi caído y convertido en Lord Sith, el Conde Dooku. A pesar de que Grievous no mostró sensibilidad a la Fuerza, se volvió increíblemente competente con el arma. Esto se debió a que sus actualizaciones de cyborg aumentaron su fuerza, velocidad y agilidad hasta el punto de que podría abrumar a un Jedi en combate. Ser capaz de empuñar cuatro sables de luz a la vez tampoco también le otorgaba una gran ventaja.

Una cosa que no cambió con sus actualizaciones de cyborg fue su aguda mente para la estrategia militar. Es lo que lo convirtió en un temido señor de la guerra de Kaleesh y lo que le puso en posición de comandar las vastas fuerzas droides. Ascendió para convertirse en la cara de la Confederación y el Ejército Separatista, lo que permitió a Dooku dar una imagen de sí mismo como una persona moderada para el confederado.

Kaleesh Grievous

Durante el curso de las Guerras Clon, Grievous mató a varios Jedi en combate, guardando sus sables de luz como trofeos. Su obsesión con el arma se hizo tan pronunciada que ha generado una serie de memes que lo representan merodeando y tomándolos en secreto. Si bien es fácil descartar esto como simplemente tomar trofeos del campo de batalla, existe otra posibilidad subyacente de por qué era un pasatiempo tan generalizado para él.

El odio de Grievous hacia los Jedi estaba bien documentado. Como representantes de la República, Grievous buscó a los Jedi en la batalla siempre que le fue posible. Obi-Wan Kenobi, en particular se enfrentó varias veces con Grievous, aunque el guerrero cyborg no pudo matarlo. La ironía de su campaña contra Obi-Wan fue que murió a manos de los Jedi, sin embargo, fue un desintegrador el que hizo el trabajo y no un sable de luz. La pérdida de Grievous ante un arma tan torpe y aleatoria habría sido muy vergonzosa para él.

En su mente todavía Kaleesh, Grievous se creía uno de los mejores guerreros de la galaxia. Sus actualizaciones de cyborg solo profundizaron esa creencia; Sin embargo, la creencia común entre la República y más allá era que los Jedi eran los mejores guerreros vivos. Esto habría sido una fuente de gran frustración para Grievous y probablemente fue la razón por la que se alegró tanto al enfrentarse a los Jedi. Todos los Jedi que mató y cada sable de luz que tomó demostraron su superioridad en combate contra ellos.

Kenobi vs Grievous

Encabezar el Ejército Separatista también fue una extensión de eso. Convertirse en el mayor temor de los residentes de la República reforzó sus objetivos y creencias personales sobre quién era. Grievous no era un Sith y no creía necesariamente en la misión de los separatistas. Estaba en la guerra por la gloria personal y para demostrarle a la República y a los Jedi que era el guerrero más temible de la galaxia.

Nunca se dejó claro cuánto sabía Grievous sobre los planes de Palpatine. En realidad, él era solo otro peón en el gran diseño del Lord Sith. Palpatine usó la arrogancia y el ego de Grievous para manipularlo a una posición en la que esencialmente hacía todo el trabajo sucio. Por mucho que odiara a los Jedi, también se convirtió en el foco de su lucha contra los Separatistas, distrayéndoles aún más del Lord Sith que estaba sentado entre ellos.

Los sables de luz que Grievous recolectó eran un símbolo de sus victorias, trofeos de todos los Jedi que mató. En su mente, cada trofeo demostraba que era mejor con las propias armas legendarias de los Jedi que ellos mismos. Si bien ha demostrado ser mejor guerrero que algunos Jedi, al final, ni siquiera era mejor que un desintegrador.