Presionaron a Emilia Clarke para que se desnudara en Juego de Tronos Presionaron a Emilia Clarke para que se desnudara en Juego de Tronos
Juego de Tronos

Presionaron a Emilia Clarke para que se desnudara en Juego de Tronos

Emilia Clarke se sintió presionada para que saliera desnuda en Juego de Tronos

La actriz Emilia Clarke cuenta como tuvo que luchar para dejar de salir desnuda en las escenas de Juego de Tronos.

Emilia Clarke siempre será recordada por su interpretación de Daenerys Targaryen en la serie de HBO Juego de Tronos, ella ha comentado que la empujaron a actuar desnuda cuando era una joven actriz cuando empezó el programa. Después de eso, tuvo peleas en el set de rodaje por su negativa a desnudarse del todo de nuevo.

En una reciente entrevista Emilia Clarke comentó que ir desnuda al principio de la temporada 1 de Juego de Tronos hizo que todo el mundo asumieran que ella se sentía cómodo actuando desnuda. Los responsables de la serie le dijeron que necesitaba actuar desnuda para no decepcionar a sus fans.

Pero a medida que avanzaba la serie la actriz tuvo que luchar en el set de rodaje de para mantener su cuerpo cubierto.

Emilia Clarke dice que no se sintió cómoda al aceptar los desnudos cuando era una novata en Juego de Tronos, pero finalmente se enteró de que podía establecer barreras sobre cuánto estaba dispuesta para revelar después de trabajar con Jason Momoa, actor que interpretó a Khal Drogo en la serie.

Emilia Clarke se sintió presionada para que saliera desnuda en Juego de Tronos

Ahora la actriz está continuando su carrera al margen de la serie.

Juego de Tronos se terminó hace unos meses y sus protagonistas siguen con sus carreras profesionales. Por ejemplo, Kit Harington y Richard Madden han fichado por Marvel para la película Los Eternos (2020) donde interpretarán a Dane Whitman (Caballero Negro) e Ikaris respectivamente.

Mientras Emilia Clarke acaba de estrenar la película Last Christmas donde interpreta a Kate, una joven que siempre toma malas decisiones. Toca fondo cuando acepta trabajar como elfa de Santa Claus para unos grandes almacenes. Sin embargo, se encuentra con Tom (Henry Golding) allí. Su vida da un nuevo giro. Para Kate, parece demasiado bueno para ser verdad.