Noticias / Cine / ¿Lo conoces?: Titanic iba a tener un pésimo final alternativo
Cine

¿Lo conoces?: Titanic iba a tener un pésimo final alternativo

¿Lo conoces?: Titanic iba a tener un pésimo final alternativo

Titanic se convirtió en una de las películas con más nominaciones al Oscar, pero iba a tener un final alternativo que era pésimo.

Titanic es una de las películas más famosas de Hollywood, que logró cosechar una importante suma de dinero en taquilla y se convirtió en una de las cintas en obtener más nominaciones al Oscar. Sin dudas, James Cameron realizó un gran trabajo de director que fue potenciado con la química y actuaciones de Leonardo DiCaprio y Kate Winslet.

Sin embargo, Titanic estuvo cerca de ser muy diferente a lo que conocemos. Al final de la película, los espectadores nos encontramos con una Rose de 100 años que sonríe cuando lanza el valioso diamante desde el borde del barco. Tras lanzarlo al agua, vemos que Rose regresa a su habitación y muere tranquilamente mientras duerme. Mientras nos muestran en fotografías la vida que tuvo la protagonista, por último el filme finaliza mostrándonos al barco antes del desastre, donde los pasajeros saludan a la joven Rose cuando se reúne con Jack. Pero, el final original que iba a tener el filme de James Cameron era bastante diferente.

Tal vez te interese: Una loca teoría afirma que Titanic es una precuela de Terminator

El final original de la película

En el final alternativo de Titanic vemos a la nieta de Rose y al líder de la expedición de salvamento, el Sr. Lovett, quienes consiguen parar a Rose justo cuando está a punto de lanzar el diamante al océano. Luego, Lovett intenta razonar con Rose, pero ella dice que regresó al barco para devolver al diamante a «su sitio». Por eso, dice: «Usted busca el tesoro en el lugar equivocado, Sr. Lovett. Sólo la vida no tiene precio, y hacer que cada día cuente”.

Tras esto, Rose lanza el diamante al océano mientras Lovett se asusta. Tras este suceso,  Lovett se mira la mano y se ríe de forma maníaca. Sin dudas, el final definitivo que tuvo Titanic fue muchísimo mejor del que iba a tener realmente. Bien por James Cameron, terminó tomando una acertada y buena decisión.