Cómics / Nadie. Espías y pulp se dan la mano
Cómics

Nadie. Espías y pulp se dan la mano

Cuando el MI6 quiere resolver un caso sin implicarse, recurren a su mejor agente, el hombre llamado Nadie.

Nueva entrega de la biblioteca de Alberto Breccia de ECC Cómics. Nadie es una serie de espías y acción creada junto con Carlos Trillo en busca de una obra menos intensa y profunda, un divertimento lleno de acción que mezcla las aventuras de James Bond con el pulp para disfrute de los lectores. Catorce historias sobre un agente internacional que nadie conoce resolviendo los grandes problemas de Gran Bretaña.

A finales de los años 70, Breccia y Trillo eran grandes estrellas del cómic y tenían sus propios proyectos. Pero la revista Tit Bits les dió la oportunidad de crear una serie de historias cortas sin tanto peso como sus principales obras. Con las películas de James Bond en boga, la elección de temática no fue difícil, y los dos autores firmaron 14 historias de espionaje donde la diversión y el espectáculo priman sobre la intensidad, pero sin dejar la calidad de estas dos grandes firmas.

Cuando el departamento de Interior británico no quiere verse implicado directamente en un caso, llama a Nadie. Solo un hombre sabe como localizarlo, solo una mujer conoce su nombre, pero muchos le deben sus tumbas frías o celdas incómodas. Nadie y su ayudante Payaso son un enigma para el mundo, pero lo han salvado muchas veces. Ahora, el mundo está amenazado por uno de sus más formidables enemigos ¡y Nadie es la última línea de defensa!

El arte de Alberto Breccia había evolucionado tanto que su capacidad narrativa y de composición le permite crear obras donde el vacío hablaba y las sombras creaban pensamientos. Pero para Nadie no era necesario ese poder figurativo y metafórico, era necesaria la acción directa, el ritmo rápido y seco. Breccia, como un maestro que era, se adaptó y regresó a sus viejas influencias del comic book de aventuras norteamericano, y dejó una serie de historias rápidas y llenas de dinamismo. Pero sin dejar atrás ese dominio de la sombra y del espacio negativo que tanto había desarrollado. No tan poderosa en evocación, Nadie es un ejemplo perfecto de cómo hacer acción, al estilo de sus contemporáneas Modesty Blaise o James Bond.

Carlos Trillo comenzó esta serie pensando en historias cortas, donde la acción y la resolución de su protagonista primaban sobre la complejidad de la trama. Pero poco después de empezar, incorporó a un villano de todos conocido y que no revelaré ( solo diré que su nombre empieza por F), y elementos de la literatura pulp, ganando empaque e interés. Creando una saga donde había una historia procedimental. Y convirtiéndose Nadie de un agente desconocido para sus enemigos y para el público, en un personaje tridimensional.

Breccia y Trillo no firmaron su mejor obra juntos, pero dejaron un cómic que se puede leer y releer por pura pasión por la aventura. Nadie es el padre espiritual del agente 47 del videojuego Hitman, de John Wick y otros tantos “hombres duros” del cine y el cómic, y merece la pena recordar siempre que no hace falta no tener nombre, a veces es mejor que tu nombre sea el de “Nadie”.

Te recomendamos