Memorias de Idhun, el mundo de Laura Gallego llega a las pantallas Memorias de Idhun, el mundo de Laura Gallego llega a las pantallas
Series de televisión

Memorias de Idhun, el mundo de Laura Gallego llega a las pantallas

Crítica de Memorias de Idhun

Memorias de Idhun, la saga más popular de fantasía épica española se ha convertido en una serie de animación con el respaldo de Netflix. Ahora, podremos disfrutar de las seis partes de la obra de la valenciana Laura Gallego en nuestras pantallas.

Laura Gallego es bien conocida por sus obras de fantasía épica y urbana, y con una incursión en la ciencia ficción como las Hijas de Tara, aunque le ha tocado llevar el peso de autora joven y de autora para adolescentes, ha superado todos los obstáculos para una escritora de fantasía en España, y se ha colocado en lo más alto del género en este país donde aún sigue considerándose menor.

Las Memorias de Idhun es su obra más larga, sin contar su incursión en la novela para los más pequeños Sara y las goleadoras, ocupaba seis partes y que se publicó en tres volúmenes cosechando gran éxito entre el público adolescente y no tan adolescente. La trama, dos jóvenes que pierden sus vidas ante el descubrimiento de un mundo mágico en guerra, y su persecución por las fuerzas del mal de dicho conflicto. Lo que los llevará a diversos descubrimientos, a madurar, a llegar a ser adultos, héroes, y sobre todo a cumplir un destino que siempre parece más pesado de lo que pueden aguantar.

memorias de Idhun

Ya hace algunos años, Movistar Plus anunciaba el desarrollo de una serie de animación basada en la saga, como ya hiciera con Virtual Hero, basado en un cómic protagonizado por un alter ego del famoso Youtuber El Rubius. Siempre ha existido un insistente rumor de que se trabaja en una adaptación a la pantalla grande. Pero al final, Zeppelin y Netflix se han llevado el gato al agua, y presentan la serie de animación en su plataforma online bajo demanda.

Tras probar un trago de la adaptación, cinco episodios, podemos afirmar que la historia daba para una serie de animación de nivel, que Netflix podía colocar al lado de sus animes nipones, o americanos como por ejemplo El Príncipe Dragón, pero, que deja claro que el nivel técnico en España, está aún lejos de lo que los japoneses o estadounidenses están presentando.

La trama se presenta correctamente y los personajes avanzan por un camino que mezcla profecías, miedos, y sobre todo una obligación de madurar, porque el mundo que conocían, es mucho más grande y peligroso. Las profecías, y las intrahistorias que engloban, así como la situación que llevó hasta el inicio de la obra, se presentan en diferentes formas, flashbacks o con dibujo tradicional de cuento de hadas, sobre voz narradora, lo que deja una buena estructura y una muy correcta exposición. Desgraciadamente toda la información no se puede entregar de esta forma, y mucha no puede ser sino contada por los protagonistas, y eso hace que los diálogos por momentos se espesen. También el pertenecer a una obra literaria que tenía especial cuidado en el detalle de las relaciones e introversiones de los personajes hace que sea difícil plantear sentimientos si no es de forma exagerada, dando algunas secuencias que resultan un poco forzadas.

Dentro de lo que más se ha criticado, el doblaje, encontramos a Michelle Jenner actriz española que ha trabajado multitud de veces en trabajo de doblaje y asegura nivel en su participación, aunque si que es cierto que podría mejorar el resto del elenco. Pero lo que más me ha llamado la atención ha sido la mezcla de sonido, con un soundtrack muy bien desarrollado para la temática, a veces parece que algunos efectos o la música superan por mucho el volumen de diálogos y efectos consecuencia de los anteriores, lo que deja una sensación poco agradable para el oído.

La saga ha sido adaptada a cómic por Estudio Fénix, y la obra ha servido de referencia para mucho del diseño artístico de la serie, y se nota, el aspecto “manga” está muy presente en casi todo, y resulta moderno. Pero en mi humilde opinión, los dibujantes del cómic, lograron más fuerza en muchos detalles que la serie no ha usado, supongo que por ser más un problema que una virtud en la animación.

Memorias de Idhun es una producción española, que no desmerece la obra que adapta, y se toma muy en serio hacerlo correctamente, quizás un poco menos de explicar y un poco más de acción habría mejorado el ritmo de la serie que adolece de parones, en sus primeros episodios al menos.

La animación en 2D tiene mucha tradición en nuestro país, pero aún sigue alejada de las grandes compañías, pero una serie ambiciosa siempre ayuda a que la industria avance, y Memorias de Idhun cumple con los requisitos para abrir el mercado internacional de las plataformas online a la animación patria.

Puedes ver también nuestro vídeo