Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Un amigo para Frank’: una pequeña joya

Crítica de ‘Un amigo para Frank’: una pequeña joya

413
Cartel de 'Un amigo para Frank'
Cartel de ‘Un amigo para Frank’

Salvo sorpresa, ‘Robot & Frank’ (‘Un amigo para Frank’) pasará de puntillas por la cartelera española y es posible que no aguante el envite de ‘blockbusters’ como ‘Fast and furious 6’ o ‘R3sacón’, hasta acabar siendo carne de videoclub… aunque eso ya tampoco sea posible. La actual crisis que vive el cine de autor a día de hoy hace de ‘Un amigo para Frank’ una pequeña joya a la que cuidar para que no caiga en el olvido.

Con su ópera prima, Jake Schreier nos sitúa en un futuro no muy lejano donde los robots nos facilitan el día a día y donde la palabra escrita está siendo fulminada en favor de los libros digitales. Frank Langella interpreta a un veterano ladrón de joyas que vive sus últimos días retirado en su casa del bosque. Frank no pertenece al mundo en el que vive; carece de las comodidades que disfrutan sus hijos, no tiene coche, ni uno de esos modernos robots, y gasta la mayor parte del tiempo leyendo libros en la biblioteca. Parece que todo cambiará cuando su hijo Hunter, movido por la culpabilidad, le regale un robot que le ayudará a realizar las tareas domésticas más sencillas. El choque generacional entre Frank y su robot se irá configurando como el ‘leit motiv’ de la película y el robo de los últimos libros de la biblioteca local, como el motor que mueve las acciones de los protagonistas.

Frank Langella y su robótico amigo
Frank Langella y su robótico amigo

La película se llevó el premio del público en el Festival de Sitges, y eso siempre es un buen augurio. No es para menos; Frank Langella brinda una interpretación para el recuerdo y a punto estuvo de ser nominado por ello a los Óscar, cuenta con un reparto conocido (Susan Sarandon, Liv Tyler y James Mardsen), una original premisa y un director novel, Jake Schreier, que a pesar de sus fallos de novato, firma una muy solvente y entretenida película que logrará arrancarnos más de una sonrisa.

Lo mejor: el dúo formado por Frank Langella y su robótico compañero al estilo de ‘La extraña pareja’.

Lo peor: el poco cuidado en el aspecto futurista de la nueva sociedad, aunque esto acabe por no importar demasiado.

Nota: 7,5

Aitor Lopez
A pesar de gastar bastante tiempo en su Licenciatura de Historia siempre le apasionó el cine; desde los blockbusters de Lucas y Spielberg, que devoraba de pequeño, a los Ford, Coppola, Scorsese y Wilder de los que disfruté más adelante. Así, movido por un irrefrenable deseo de ser fiel a sí mismo, se mudó de Zaragoza a Barcelona para realizar un Master en Estudios de Cine con la esperanza de que este le abriera las puertas del competitivo mundo periodístico. Desde la Ciudad Condal compagina su pasión por el cine con la historia, los comics de superhéroes y alguna pachanga baloncestística ocasional.Podéis leerme también en http://cinepropagandaycintasdevideo.blogspot.com