Noticias / Cine / Top 3 de las caricaturas que tus hijos no deben ver
Cine

Top 3 de las caricaturas que tus hijos no deben ver

Top 3 de las caricaturas que tus hijos no deben ver

Las caricaturas pueden afectar el comportamiento de los niños, en este artículo te enseñaremos el top 3 de las peores caricaturas infantiles.

Las primeras apariciones de caricaturas en español, son de los años 40 y 50, aunque no son muchos los ejemplos y difíciles de encontrar; una de las primeras películas de España fue creada por Luis Gómez Mesa, llamada “El Toro fenómeno” la edición de este proyecto se llevó a cabo gracias a Mosquito Film.

La palabra caricatura también se utiliza para nombrar las películas animadas que están realizadas para televisión, igualmente se exhiben como largometrajes en los cines.

Los dibujos animados, encajados dentro de la animación clásica, se elaboran gracias a varias fases y por transparencias, aunque mundialmente el término caricaturas también recoge técnicas de animación de stop motion y similares. El primer largometraje de animación, se llamó El Apóstol, y fue realizada por el caricaturista argentino Quirino Cristiani; mediante la técnica de recortes, encajando más en el stop motion.

¿Por qué las caricaturas afectan el comportamiento de los jóvenes?

Un estudio realizado por el Colegio Libre De Estudios Universitarios de México dio a conocer información sobre el efecto negativo que contienen algunas caricaturas. Comúnmente se ha descubierto que los efectos psicológicos de los dibujos animados pueden ser positivos y negativos. Por este motivo, es importante hacer énfasis en que el consumo de las caricaturas sea controlado y supervisado por los padres.

Gracias a los estudios que se han realizado se ha comprobado que los niños pueden iniciar la búsqueda de sus emociones y sensaciones, aumentar la capacidad imaginativa y creativa. Pero también pueden generar o aumentar la ansiedad y la agresividad en las relaciones con otras personas.

Otros efectos

Una de las emociones que más se ha encontrado es la rabia después de haber tenido contacto con los dibujos animados agresivos o de contacto. De igual manera, el miedo puede tomar protagonismo en los niños después de ver programas de terror.

El día de hoy te enseñaremos un top 3 de algunas caricaturas que pueden tener efectos negativos en los pequeños del hogar. Para que de esta forma supervises la programación que ven tus seres queridos.

Caricaturas con efectos negativos en los jóvenes

Tom y JerryTop 3 de las caricaturas que tus hijos no deben ver

Dónde fue censurada: todo el mundo.

Motivos: tabaquismo, consumo de sustancias nocivas, violencia.

Condiciones para su transmisión: prohibición parcial para la transmisión de varios episodios, algunas escenas borradas y personajes reemplazados.

Durante casi cincuenta años al aire, varias escenas fueron tomadas como ofensivas, borradas, dobladas de nuevo o retiradas del aire; ya que enseñaban la vida de los Estados Unidos en la década de los 40.

Looney tunes

looney tunes bugs bunny

Dónde fue censurada: todo el mundo.

Motivos: consumo de alcohol.

Condiciones para su transmisión: capítulo sacado del aire por sus creadores.

Se trata del episodio (Una cerveza). Los personajes de este episodio piensan robar y vaciar una botella de cerveza del refrigerador de sus padres. Todavía no se sabe qué pretendían enseñar con esto los creadores de la serie. El capítulo fue censurado, pero sí conservado en los DVD. Esta es una de sus muchas señales de mala conducta, pues en varios episodios de los looney tunes se les puede ver fumando y usando armas de fuego.

El Pato Donald

Pato Donald The Wise Little Hen

Dónde fue censurada: Finlandia.

Motivos: pornografía, propaganda de valores falsos.

Condiciones de transmisión: todas las caricaturas con personajes de patos fueron prohibidas en este Finlandia.

En los 70, el cómic con el divertido pato de Disney fue sacado del mercado de Finlandia. Gracias a que el pato Donald se negaba a usar un pantalón. El Comité de Helsinki para Asuntos de la Juventud cree que estas caricaturas distorsionan los valores familiares, son una amenaza para la moral y promueven una obsesión con el dinero poco saludable.