Inicio Cine Star Wars ‘Star Wars: Los Últimos Jedi’ no es una buena película de Star...

‘Star Wars: Los Últimos Jedi’ no es una buena película de Star Wars

Estos son los motivos por los que muchos fans consideran que ‘Star Wars: Los Últimos Jedi (Star Wars 8)’ no es una buena película de la saga.

Star Wars: Los Últimos Jedi (Star Wars 8)‘ ha dividido a los fans de Star Wars. Las críticas de los medios de comunicación han sido tremendamente favorables. Pero los espectadores y amantes de la saga galáctica han quedado o fascinados o totalmente decepcionados con el Episodio VIII dirigido por Rian Johnson. Pero, para Screen Rant, ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘ ha sido una buena película de cine. Aunque no ha sido una buena película de Star Wars. Ahora compartimos toda la información relacionada sobre por qué no ha sido una buena película en lo que la saga se refiere.

Star Wars: Los Últimos Jedi

¿Qué convierte a una película en una película de Star Wars?

Star Wars siempre se ha centrado en el viaje del héroe, cuando un individuo se levanta para cumplir su destino. ‘Star Wars: Una Nueva Esperanza‘ (1977) funcionó como una especie de pastiche que combinaba la space opera al estilo ‘Flash Gordon‘ con películas occidentales de samuráis. Pero abrazaba esos elementos que componen a los héroes y al destino de los héroes. ¿En qué se inspiró George Lucas para crear algo así?

El creador de Star Wars se inspiró profundamente en el clásico de Joseph Campbell, “El Héroe de las Mil Caras (The Hero with a Thousand Faces)“. Esta obra trazó los 17 pasos que tiene que tener el viaje del héroe, incluidos los de “Call to Adventure” y el “Meeting the Mentor“. La trilogía original sigue los historia de Luke Skywalker mientras sigue cada uno de estos pasos en su camino para convertirse en un Jedi, como su padre antes que él. Las películas originales creen en el extraordinario heroísmo de la gente común. Pero en sus raíces, en el libro de Campbell y en la tradición del héroe épico, también se promueve el sentido del destino. O el destino, propiamente dicho. Luke está destinado a salvar a Darth Vader porque es su hijo. Del mismo modo que Han Solo está destinado a transformarse y pasar de ser un egoísta y un sinvergüenza a un héroe de la Alianza Rebelde.

Star Wars

Mientras la trilogía clásica de Star Wars, de forma abrumadora, aborda los conceptos entre el bien y el mal (luz y oscuridad) desde una visión binaria, la típica dicotomía y estéresis o relación de contrarios, la trilogía de precuelas (así como ‘Rogue One‘) trastocaron estas nociones tan simples. Las precuelas son más oscuras que las originales y las líneas que separan a los héroes y los villanos se difuminan. Pero, en última instancia, las precuelas cuentan otra historia. Una historia que ya es parte de la leyenda de la saga galáctica. Y esa historia no es otra que la de la trágica caída del héroe y la transformación de Anakin Skywalker en Darth Vader.

‘Star Wars: Los Últimos Jedi’ coge elementos de la saga, pero los subvierte y los trastoca después de colocarlos en la pantalla. De esta manera, confunde a algunos fans.

En contenido y tono, ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘ se desmarca de las anteriores películas de Star Wars. Es más, según Screen Rant hay parte de la película que podrían haber sido más eficaces si no fuera porque es una película de Star Wars. Cojamos el escenario central del Episodio VIII: la Primera Orden está persiguiendo una flota de la Resistencia, tremendamente debilitada. Esto introduce elementos que nunca habían preocupado antes en la historia de Star Wars. La introducción del seguimiento del combustible y el hiperespacio podría funcionar dentro de la construcción del universo de una película. Pero, cuando se compara con el universo de Star Wars, la lógica falla. Esto se ve como algo que Rian Johnson hubiera desarrollado para un escenario que él deseaba en una película de ciencia ficción. Pero no encaja en una narrativa dentro de Star Wars.

Star Wars: Los Últimos Jedi

Cuando consideras que la película también incluye una concepción de la Fuerza nunca antes vista y cambia el arco argumental de Luke Skywalker es fácil sentir que este no es el siguiente paso del viaje épico de hace 40 años. El tono de ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘ está algo disperso. Pero los momentos clave parecen pertenecer a otras franquicias. La persecución no avanza. Están varados en el espacio y la Resistencia no teme a la Primera Orden, sino que está preocupada por el combustible. Esto se ve más como un episodio de ‘Firefly‘ o de ‘Battlestar Galactica‘. Leia sobrevive en el espacio gracias a su poder de la Fuerza, como una escena que podría ser de ‘Guardianes de la Galaxia‘.

Star Wars: Los Últimos Jedi

Rian Johnson también incluye algunas falsificaciones dramáticas, con revelaciones aparentemente ceremoniosas que son socavadas a propósito. Cuando Rey le da a Luke Skywalker su sable de luz, este lo arroja y se aleja de ella sin mediar palabra. O cuando Kylo Ren le revela el origen de los padres de Rey y le dice que no son nadie. Todos estos momentos funcionan dentro de la película como un efecto cómico o dramático, respectivamente. Pero dentro del marco más amplio de Star Wars, ambos destruyen cualquier concepción que los fans tenían de la saga. La expectativa del público fan de Star Wars es la del viaje de un héroe, donde una persona se levanta para cumplir su destino. ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘ usa estos conceptos para construir algo completamente distinto y luego confundir con esas expectativas a la audiencia.


Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!