Inicio Cómics ‘Revival: Un lugar Lejano’, cuidad de los niños, ellos siempre dicen la...

‘Revival: Un lugar Lejano’, cuidad de los niños, ellos siempre dicen la verdad

1302

Revival Un lugar lejano

El misterio de las resurrecciones continúa en ‘Revival: Un lugar Lejano’, Wausau y sus habitantes quieren respuestas, porque el terror gana terreno cada momento. Personas descuartizadas, asesinatos y muertes sin explicación, la investigación que cada miembro de la familia Cypress ha comenzado les lleva a descubrir nuevos misterios y horrores, porque, ¿qué son los espectros? ¿Dónde están escondiendo a los revividos?

Tim Seely no da tregua con ‘Revival’, y mientras asistimos al derrumbamiento del pueblo en pequeños pedazos, de esos restos surgen monstruos, y no son deformes fantasmas que rondan los bosques, si no personas de carne y hueso. Si las situaciones desesperadas crean personas desesperadas, Wausau es caldo de cultivo para un buen montón de turbas y grupos extremistas que buscan metas ocultas. Y mientras los habitantes de la pequeña localidad hablan, planean y se preparan para solucionar a su manera todo, los Cypress siguen otro camino. Dana continúa investigando, Eme es la protectora de los que han regresado, ninguna de las dos tiene por delante un trabajo fácil. Más bien tienen frente a ellas una montaña que escalar, cada una usando una cara diferente, pero igual de dura.

‘Revival’ no pierde comba, quizás sí que ha dejado que el ritmo baje un poco, porque los personajes han sufrido mucho en poco tiempo, y su ajuste psicológico es tan importante como la potencia de la historia. Pequeños retazos de una vida casi normal, recuerdos de pasados felices y dolorosos, y algo de vida familiar. Poco a poco Seely va mostrando como todo lo que está ocurriendo medra en los personajes, a veces en sus relaciones con otros a los que acaban de conocer, la mayor parte de veces con aquellos que viven regularmente, porque son las relaciones largas en las que mostramos mucho más, por familiaridad, por cariño, o solo porque nos han visto en lo mejor y lo peor, y no nos juzgan.

La historia gana enteros, empezamos a comprender algunos puntos de los revividos, su relación con los espectros no es explicada, pero sí que aumenta para que el lector comprenda la importancia de ambos lados. Dentro de los temas, el miedo, la inseguridad, esa forma tan norteamericana de ser, de protegerse por encima de todo de lo que no entienden y es diferente, de los campos de prisioneros para asegurar que no se extienda la plaga. La búsqueda en la ciencia de explicaciones para poder entregar responsables rápido, la salida fácil, aunque no sea correcta, no sea fácil, y sobre todo, implique elementos desconocidos.

SI toda la trama es compacta y empieza a ganar en profundidad, el dibujo de Mike Norton cana en claridad, y en pequeños detalles, en sus gestos en los rostros y en su búsqueda de la sencillez a la hora de contar la historia. No es un autor que me haya entusiasmada, tengo que admitirlo, pero gana empaque, tienen grandes detalles, y su simpleza narrativa y limpieza de dibujo hace que toda la lectura sea ágil y entretenida. Pocas veces leerás una historia de misterio sobrenatural tan rápidamente y sin que tengas que volver atrás porque un dibujo confunda. Norton tiene tempo para mejorar, pero su ritmo y su composición clásica y correcta le dan suficiente calidad para contar mucho más, que es lo que se espera teniendo un relato como Revival en sus manos.

Revival. Un lugar lejano es un pasado más allá en la trama, y también una demostración del buen hacer de estos artistas. Pocas veces el lector se verá tan atrapado y tan pronto por un thriller. Y en su tercer volumen suma más misterios, muchas sorpresas, y una deliciosa descripción y desarrollo de sus protagonistas que seducirá a todos los lectores.

a la venta en milcomics

Artículo anteriorCrítica de Captain Fantastic
Artículo siguiente5 teasers tráilers de Ghost in the Shell
José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote. Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo. Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.