Recuerda ¿Y si la realidad qué recuerdas no es la qué estás viviendo? Recuerda ¿Y si la realidad qué recuerdas no es la qué estás viviendo?
Cómics

Recuerda ¿Y si la realidad qué recuerdas no es la qué estás viviendo?

recuerda

Tienes en la cabeza una canción que nadie recuerda, una película que no existe. O tienes un derrame, o alguien te está programando. ¿Qué te da más miedo?

Las tramas conspiranoicas gustan a todo el mundo, porque cualquier cosa puede ser el principio de una gran trama que controla el mundo. La realidad cambia para convertirse en algo fantástico y nuevo, y muy peligroso, y eso, engancha. Todo eso es Recuerda, un thriller de ciencia ficción fantástico sobre una conspiración para cambiar el mundo, y controlarlo, y eso, atrae, mucho.

Varias personas recuerdan canciones y películas de las que nadie más ha oído hablar. Su vida está a punto de cambiar, porque no deberían cantar esa canción, y existe un grupo de agentes que evita esos errores en la continuidad. EL mundo tiene problemas de racord, y no lo sabemos. Pero, si existe un plan en el que corregir los fallos, si hay un guion del que no podemos alejarnos, ¿alguien tira de los hilos? Muchas preguntas que no tienen respuesta, o quizás, no las recordamos.

Recuerda fue publicado originalmente en USA por Darby Pop Publishing, y ha llegado por medio del mecenazgo a España a través de The Rocketman Project, un camino un tanto extraño para un proyecto escrito por un español, dibujado por un argentino afincado en España y un colorista patrio también. Pero a veces se es profeta fuera de tu propia tierra, y este es el caso de Luis Roldan, Mariano Eliceche y Ángel Lidón. Con trabajos en España y el extranjero, esta terna de autores, ha creado una obra que mereció la atención de una editorial norteamericana, no de las grandes, es cierto, pero del país que mayor consumo e historia con el cómic actual tiene, y eso, se nota.

Roldan construye lo que parece una historia criminal, en la que se introducen poco a poco extraños eventos y personajes extravagantes, que cambian el sentido de la historia. Del inicio al más puro estilo de Tarantino o Ritchie, pasamos a una persecución que se mueve entre el estilo de Tony Scott y un capítulo de Fringe. Esos giros, medidos y calculados para aumentar el interés y sobre todo aumentar las apuestas, funcionan de maravilla. La dosificación de la información, quizás llegue un poco tarde, pero no es un problema ya que hay la suficiente a lo largo de la trama para que no pese, a pesar de llegar mucha de ella de golpe cuando ya hemos supuesto buena parte con antelación.

El dibujo es un punto flojo en Recuerda. Se mueve entre un estilo cartoon e hiperexagerado con una acción directa. Un estilo narrativo muy de película y con multitud de viñetas sobre viñeta para multiplicar la acción y el ritmo, experimenta con el movimiento y la composición, pero no acierta siempre. Dando como resultado algunas páginas confusas o que hacen perder el ritmo de lectura, errores puntuales pero que se notan, fruto de una obra larga en la que se quiere poner mucho más de lo necesario en algunos momentos. Mariano Eliceche ha querido demostrar mucho, cuando no era necesario tanto artificio para poder contar la historia, usa más recursos de los que pide la historia. Pero eso no rebaja la velocidad, la acción pura ni el disfrute de una buena historia que está contada correctamente, en su mayoría. El color de Lidón tiene un estilo propio que completa el dibujo, y añade muchos efectos y fuerza, pero que al ser tan personal por momentos se impone al dibujo, sobre todo en esas viñetas efectistas que buscan impresionar el ojo del lector.

En conclusión, Recuerda es una buena obra de ciencia ficción donde los autores se han dejado mucho trabajo para poder  presentar un cómic que se lee con avidez, y se termina con una pregunta en la cabeza: ¿Para cuándo el siguiente?