Juego de Tronos

¿Por qué Viserys no le contó la profecía a Daemon en La Casa del Dragón?

La profecía de Aegon el Conquistador ha sido clave en La Casa del Dragón. Pero ¿por qué Viserys no se la explicó a su hermano Daemon?

Viserys nunca le contó la profecía de Aegon el Conquistador a su hermano Daemon en La Casa del Dragón. El Príncipe Canalla descubrió la existencia del sueño de su antepasado al final de la primera temporada. Su reacción pone de manifiesto que su hermano hizo bien en no contársela. Mientras Rhaenyra considera la oferta de paz de Alicent, le explica a su marido que su juramento va mucho más allá de la ambición personal. La Canción de Hielo y Fuego es más importante que el trono. “Los sueños no nos hicieron reyes. Los dragones lo hicieron”, dice el príncipe. Es entonces cuando Rhaenyra se da cuenta de que su padre nunca le contó la verdad a su hermano. Su marido no sabe nada sobre el sueño de los Targaryen.

Viserys nunca le contó a Daemon el sueño de Aegon porque no confiaba realmente en él, no creía que le otorgaría la importancia que requiere. Es el mismo motivo por el que el rey fallecido nunca convirtió a su hermano en Mano del Rey o heredero legítimo. Al Príncipe Canalla le preocupaba más su ambición personal que su deber para con el reino y sus habitantes. Por otro lado, Rhaenyra entendió cuál era su deber a pesar de su naturaleza rebelde. Nunca quiso convertirse en su heredera en La Casa del Dragón. Sin embargo, aceptó su posición, asumió la profecía de su dinastía y creció como persona para cumplirla.

Teniendo en cuenta que Daemon nunca se habría tomado en serio el sueño de Aegon el Conquistador, el hecho de que solo se lo contara a Rhaenyra demuestra que Viserys puso la carga de la profecía en las manos adecuadas. El Príncipe Canalla probablemente habría perdido aún más el respeto por su hermano al enterarse del sueño. Tal vez habría dejado que la profecía muriera con él. La Casa del Dragón ha enfatizado lo importante que era esta profecía para el rey. Por eso tomó la decisión de no contarle nada a su hermano.

La reacción del Príncipe Canalla es la clave de todo

Daemon asfixia a Rhaenyra en La Casa del Dragón
HBO

Daemon siempre ha sido una persona volátil, pero ha podido contener su naturaleza gracias a su familia y al reinado de Viserys. Sin embargo, su dolor por la muerte de su hermano fue excesivamente abrumador. Para colmo, se añade el hecho de que el rey nunca le confió la profecía de Aegon. Eso le provoca una ira incontrolable en la escena más polémica de La Casa del Dragón. Está siendo rechazado por él nuevamente, incluso después de su muerte. Entiende que confiaba en Rhaenyra más que en él. Al asfixiar a Rhaenyra no solo castiga al hermano muerto, sino también está tratando de evitar que su mujer continúe el débil e irresponsable reinado del rey depuesto.

Daemon está revelando que nunca confiará en los sueños de los Targaryen. Prefiere el poder de los dragones, la fuerza y la violencia. Por ello, el Príncipe Canalla tratará de socavar las decisiones que Rhaenyra que estén motivadas por su juramente a la profecía de la Canción de Hielo y Fuego. El príncipe no tiene nada que ver con los sueños y se niega a ver que el reinado de Rhaenyra en La Casa del Dragón se vea debilitado por los mismos presagios que obstaculizaron a su hermano. Esto también significa que Rhaenyra tendrá que ser más cautelosa con el heredero al que confíe el sueño de Aegon el Conquistador. Y dado que se avecina una guerra y su vida corre peligro, deberá informar a su heredero a más no tardar.

Podéis disfrutar de esta obra maestra en HBO Max, siguiendo este enlace.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Estrella de Juego de Tronos habla sobre su regreso en la secuela

David Lorao

HBO Max anuncia graves noticias sobre Juego de Tronos

David Lorao

La casa del dragón: Emma D’Arcy habla de la escena más controvertida

David Larrad