Inicio Noticias Cine Entrevista a Fernando Cortizo, director de ‘O apóstolo’

Entrevista a Fernando Cortizo, director de ‘O apóstolo’

Charlamos con el realizador Fernando Cortizo, director de ‘O apóstolo’.

Un homenaje a las historias de terror clásico. Fernando Cortizo, un apasionado del cine de la Hammer, lo tenía claro con su debut en la dirección, ‘O apóstolo’, primer filme de animación español rodado con la técnica del ‘stop-motion’. La película, pionera en el uso del 3D estereoscópico dentro del subgénero en Europa, está ambientada en el Camino de Santiago y la Galicia mágica. ‘O apóstolo’ se presentó en la sección a concurso del Festival de Málaga, certamen en el que ‘Cinemascomics.com’ entrevistó a Cortizo. Recientemente también se proyectó en Sitges.Fernando CortizFernando Cortizo O apostoloo O apostolo

¿Qué supuso para el equipo de ‘O apóstolo’ ser la primera película de animación presentada en la sección oficial del Festival de Málaga?

Fue un orgullo, ya que no es un festival dedicado a la animación y normalmente acudes a certámenes especializados. Consideraron que, por su nivel, merecía la pena incluir la película junto a obras de ficción, y eso nos gustó. Y el hecho de ser la única película de estas características en la sección oficial nos dio repercusión. La animación española ha mejorado mucho en la última década, hay proyectos muy buenos. Siempre ha estado en un segundo plano y debería tener más relevancia.

¿Cómo surgió la idea del proyecto?

Fue un proceso muy lento de cinco años en el que todo va madurando y modificándose, pero al recrear una historia del Camino de Santiago, combinada con distintas leyendas gallegas, la película siempre tuvo una línea de terror clásico. Una obra artesanal era más propia del cine de entonces. Me imaginaba ‘Drácula’, ‘Frankenstein’, no ‘Hostel’. Me inspiré en la Hammer porque me gusta la utilización que hacían de la luz, el color y las sombras. La idea era dar el primer paso para que haya más proyectos de este tipo.

El papel de los actores no se limitó a que prestaran su voz a los personajes.

Quería que ‘O apóstolo’ fuera realista, de ahí que el trabajo empezara con los actores. Se grabaron las escenas con ellos y eso sirvió de inspiración para los que fabricaban los muñecos y de referencia para los animadores, que se fijaron en los tics y los gestos de los intérpretes. Este sistema da una veracidad que muchas veces no se consigue cuando en la última fase se realiza el doblaje. Cuando uno ve el filme, a los cinco minutos se olvida de que son muñecos.

La intención inicial era haber proyectado el largometraje en 3D en Málaga.

No llegamos a tiempo para el festival. Son procesos caros y ahora la financiación es más difícil. Cuando apostamos por el 3D estereoscópico, la idea era crear un teatro. No queríamos que las cosas salieran de la pantalla, sino que el espectador entrara en ese pueblo del Camino. Es un honor y una responsabilidad ser la primera película de animación ‘stop-motion’ rodada en Europa con esa técnica. Y como primer largometraje español en ‘stop-motion’ es un buen punto de partida. No es una obra masiva, en el sentido de que no van a ir las familias en Navidad, si bien está destinada al público especializado amante de los cómics y la animación.

¿En qué consiste el trabajo del director en una cinta de animación?

El director está detrás de la creación de ese mundo. Tienes todo en la cabeza y supervisas el trabajo en los distintos departamentos (arte, fotografía, animación, etc.). En una película como ‘O apóstolo’, el director es el que no hace nada y a la vez está en todas partes.

Al margen del terror clásico, ¿en qué otros referentes se inspiró?

Quería tener la referencia del actor y llevarlo a un mundo de fantasía. Puede que el referente más cercano sean los cómics. Soy muy aficionado y el objetivo era dar a los personajes un aspecto de viñeta manteniendo los gestos y el carácter. Prefería una estética diferente a la de muñecos limpios y bien acabados como, por ejemplo, los de los estudios Aardman.

Por su folclore, Galicia parece una tierra propicia para crear una historia de terror.

La película reúne varias leyendas y relatos de pueblos malditos del Camino de Santiago. Los turistas del filme entran en la boca del lobo. Quería internacionalizar esas leyendas, no con un sentido localista, pero sí enseñar la Galicia mágica, sus bosques con niebla.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!