fbpx El director de Tomb Raider revela que la secuela le hizo dejar la industria
Cine

El director de Tomb Raider revela que la secuela le hizo dejar la industria

El director de Tomb Raider revela que la secuela le hizo dejar la industria

El director Jan de Bont revela cual fue su experiencia en el set de la secuela de Tomb Raider y lo que le animo a abandonar la dirección.

A principios de los 2000 llego a la gran pantalla la adaptación de los videojuegos de Tomb Raider. La actriz Angelina Jolie fue la encargada de dar vida a Lara Croft y la primera película se volvió un éxito. El estudio no quiso perder la oportunidad de seguir monetizando al ya icónico personaje y dieron luz verde a una secuela. La cuna de la vida se estreno en 2003 y conto con la dirección del holandés Jan de Bont. La secuela no cumplió las expectativas y se cancelo una posible trilogía. Por su parte, esta supuso la última película de Jan de Bont como director.

Casi 20 años después de que el director tomara las riendas de Tomb Raider cuenta que esta película le animo a dejar la dirección. Jan de Bont no era un extraño a estudios exigentes y dirigir a estrellas. Antes de la secuela de Lara Croft había dirigido las dos partes de Speed con Keanu Reeves. Pero comenta con Uproxx que la situación en el set de Tomb Raider fue extrema.

“No fue una buena experiencia. Pero más por la razón de cómo el estudio intento interferir con ello en una forma. Y la cosa es que los creadores del videojuego también estaban envueltos. Y ellos nunca me dijeron que también podían decidir sobre la historia. De repente había todos estos cambios, y quien tenía que ser quien y con que elenco. Y entonces el primer día de rodaje era en Grecia, en la Isla. Justo el primer día recibimos una llamada: ‘Oh, quiero felicitaros por vuestro primer día. Oh, además tenéis que recortar 12 millones de vuestro presupuesto. ¡El primer día! Y esos tiempos 12 millones eran como cuatro escenas”.

El control del estudio fue demasiado para Jan de Bont que tenía que realizar cambios por el mínimo de detalle. Tampoco ayudo que el presupuesto de la secuela de Tomb Raider cambiase de forma constante. El director comparte una anécdota particular que le llevo a replantearse todo.

“Básicamente dices, ‘Espera un segundo, ¿todas las películas van a ser así? Con el estudio decidiendo que tiene que hacerse, que escenas tienen que incluirse y hasta que camisetas tiene que llevar alguien. ¡No les gustaban los botones de una camisa! Aún lo recuerdo, me llamaron. ‘No nos gustan los botones de la camisa. Fue tan absurdo. Realmente. Y después tener que lidiar constantemente con cambios de presupuesto”.

Por su parte, la secuela de Tomb Raider fue la última película que el Jan de Bont decidió dirigir. Comenta que hubo muchos otros proyectos en los que quería trabajar pero que nunca llegaron a nada. En ese momento de su carrera cuenta que se dio cuenta de que tan complicada era la industria. En especial recuerda que la intromisión de los estudios fue más de lo que estaba dispuesto a soportar.

La franquicia de Tomb Raider tuvo un reboot en 2018. Se consideró que la película fue un éxito considerable y el estudio dio luz verde a una secuela. La segunda entrega estaba planeada para estrenarse a principios de 2021 pero tuvo que retrasarse. Por el momento se desconoce cuando se estrenará.