Inicio Cine Críticas de cine Crítica Django desencadenado: Una genialidad de Tarantino

Crítica Django desencadenado: Una genialidad de Tarantino

589

djangounchainednewpic2

El cine de Quentin Tarantino parte del homenaje y el reciclaje, un ejercicio constante de memoria y pasión cinéfila. En ‘Django desencadenado’, el director hace una relectura del ‘spaghetti western’ para aproximarse al espinoso tema de la esclavitud en Estados Unidos. Las inquietudes fílmicas de Tarantino alcanzan su máximo grado de depuración estilística en una estimulante película que brilla por su dominio narrativo, los arrebatos violentos y los golpes de humor marca de la casa, varios momentos icónicos y un notable reparto. Una genialidad ‘tarantiniana’ y, a la vez, una de sus obras más personales.

Sin caer en ‘spoilers’, narra la historia (de trasfondo romántico) de Django (Jamie Foxx), un esclavo negro que se asocia con un cazarrecompensas alemán (un genial Christoph Waltz) que después le ayudará a rescatar a su esposa de las garras de un señor sureño (Leonardo DiCaprio). Tarantino hace del exceso una virtud narrativa: sabe lo que quiere contar y por dónde tiene que pasar para ello, recorrido que efectúa con calma y sin que el interés del espectador decaiga. ‘Django desencadenado’, de 165 minutos de duración, tiene tres partes diferenciadas, que incluyen sus habituales alivios ‘cómicos’, sorpresas y momentos de furia.

Por su tema, la película había despertado polémica en Estados Unidos (avivada por las declaraciones del director Spike Lee). Es una obra políticamente incorrecta, pero dentro de esos parámetros no frivoliza sobre la esclavitud. Al contrario, realiza una visión crítica de ese pasado turbulento de la historia estadounidense a través de la caricatura o la estupidez de los blancos. Y el sufrimiento del personaje de Kerry Washington, la mujer de Django, representa el sadismo de aquella sociedad.

En cuanto al reparto principal, todos cuentan con momentos para su lucimiento, si bien Waltz se ‘come’ a sus compañeros en cada plano y evidencia su sintonía con Tarantino. Al margen de las supuestas desavenencias con el director, DiCaprio se divierte con su papel de sofisticado terrateniente y Foxx, después de un tiempo algo perdido, renace de la mano de Tarantino y acierta con su rol de héroe. Atención a su evolución a lo largo de la trama. El elenco incluye numerosos ‘cameos’, no siempre fáciles de detectar.

Lo mejor: un guión redondo, la iconografía y el reparto principal, con Waltz y DiCaprio a la cabeza.

Lo peor: el interés nunca decae, pero el metraje es abultado.

Del 1 al 10, de nota le ponemos un 9.

Os dejamos a continuación un interesante featurette con comentarios de sus protagonistas.