Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Ocho apellidos vascos’

Crítica de ‘Ocho apellidos vascos’

1301

El madrileño Emilio Martínez Lázaro después de grandes películas como “El otro lado de la cama” o “Las 13 rosas”, regresa como director de una divertida comedia titulada “Ocho apellidos vascos”. El guión es de Borja Cobeaga y Diego San José, que han escrito buenas comedias, como por ejemplo “Pagafantas”. Los protagonistas son Clara Lago (Amaia), Dani Rovira (Rafa), Carmen Machi (Merche), y Karra Elejalde (Koldo). Es una coproducción de Lazonafilms / Kowalski Films / Telecinco Cinema.

Poster  de Ocho Apellidos Vascos
Poster de ‘Ocho Apellidos Vascos’

Rafa es un sevillano del Betis hasta la muerte que nunca ha salido de Andalucía, que conoce a Amaia, una joven vasca que se encuentra algo bebida, de fiesta en Sevilla con unas amigas. Tras esa noche, Rafa se enamora locamente decidiendo ir al País Vasco, a buscar a Amaia para declararle su amor. En un inicio Amaia no quiere saber nada de él, pero la llegada de su padre, Koldo, la lleva a pedirle que se haga pasar por su novio, y además por vasco de pura sangre. Rafa se ve comprometido innumerables veces a salir como pueda de toda clase de situaciones improvisando, para parecer Vasco hasta la médula.

La historia transcurre entre Sevilla y un pueblo pesquero del País vasco, filmado en paisajes idílicos de Donostia, Zarautz, Getaria y Zumaya. Con un gran sentido del humor se muestran las diferencias de cultura entre el sur y el norte, sin ningún tapujo, y con todos los estereotipos habidos y por haber. Dani Rovira lleva el peso de la comedia siendo andaluz como es, intentando hacerse pasar por Vasco, haciéndolo de un modo genial, saliendo como puede de toda clase de situaciones embarazosas. Clara Lago siendo madrileña interpreta a una autentica vasca, y nadie diría que en realidad no lo es. Es el complemento perfecto para Dani Rovira al que mete en toda clase de embrollos. Karra Elejalde también hace un gran papel interpretando al padre, un autentico Vasco, que no admite el más mínimo desvió de las tradiciones vascas, exigiendo que su yerno tenga al menos 8 apellidos vascos. Con todos estos ingredientes tenemos una excelente comedia, muy divertida, que espero que tenga un gran éxito, para que esta combinación de Guionistas, director y actores se repita en otra secuela, o en una nueva película.

Le damos de nota 8 sobre 10.