Inicio Cómics ‘Clase Letal. 1988 Nido de víboras’, cuando el amor te patea el...

‘Clase Letal. 1988 Nido de víboras’, cuando el amor te patea el culo hasta que te vuelves loco

1687

Cuando todo sale mal los amigos son los que te ayudan a salir del pozo. Pero cuando el amor sale mal y tus amigos te apuñalan, estas sólo. No hay salida para Marcus López y el callejón sin salida se ha convertido en un pozo donde está cayendo.

Rick Remender pasa al siguiente nivel de su escuela de asesinato de forma tajante y destructiva, porque la adolescencia es una fase donde los golpes de la vida duelen mucho más.

Clase Letal. 1988 Nido de viboras
Portada de Clase Letal. 1988 Nido de víboras

Todo lo que podía empeorar, lo hace. Aunque te libres de un gran problema, surgen más. Y Marcus esta en el centro de muchos. Puede que haya arreglado su pasado, pero su presente esta jodido. Y más que puede joderse- Maria tiene sus problemas “familiares” que vienen a buscarla, y para nada bueno. El amor es un lío para ambos, y a decisión final va a morderle el culo a ambos. Una desaparición, una confesión, una mentira, una traición, y el peligro de morir a manos de tus “amigos”, todo en un solo tomo. ‘Clase Letal’ es un cóctel al que Remender y Craig añaden lo sobrenatural para complicar aún más la llegada de lo más duro del curso, los exámenes finales.

Remender decide centrarse en las relaciones en este arco, dejando para el final la sorpresa y los fuegos artificiales, pero el trabajo que lleva a cabo a nivel psicológico es crudo, sincero, poderoso. En la época más dura para cualquier persona, la adolescencia, acumula las preocupaciones más típicas como son las relaciones con amigos nuevos y con las primeras chicas, y las mezcla con violencia y miedo. Porque Clase Letal es mucho más que eso, son gritos de angustia, errores y experimentación, pero el escenario es el de un mundo irreal, brutal, mucho más peligrosos que el de cualquier persona. Pero aún así, las traiciones de tus amigos, las peleas y recriminaciones y los errores, son los de todo el mundo. El coqueteo con las drogas cuando llegan las malas épocas, el abuso del alcohol, las relaciones momentáneas o superficiales, que intentan llenar los vacíos que la confianza en los jóvenes amigos del colegio poseían. Las dudas llenan la vida de Marcus y su respuesta es excesiva, autodestructiva, normal, y eso destaca en una historia llena de elementos fantásticos e irreales. La grandeza de esta serie es capaz de unir la realidad de madurar y sus decepciones con un mundo lleno de misterios, tensión, peligro, y descubrir que lo que más nos interesa es esa adolescencia y el enfrentamiento en quien eres y lo que quieres ser, entre donde vas y que vas a perder en el camino. El asesinato mola, crecer no, pero es una historia más atractiva.Página Clase Letal. 1988 Nido de viboras

Wes Craig sigue en su empeño de hacer que una serie que está llena de acción, donde lo más importante son los personajes y su mundo sea atractiva aún cuando la escena sea tan común como una fiesta para emborracharse. El americano encuadra cada escena para que conseguir el mayor efecto, cuando el personaje bebe o se droga, baila o se despierta con una mujer desconocida en la cama, busca que compartas ese momento, porque tienes que sentirte adolescente de nuevo para que la serie funcione. Y si hay pelea, ahí es donde Craig se suelta, deja que su arte dinámico y aplastante funcione a todo trapo. Es cierto que hay menos en este arco argumental, pero esa persecución del final del tomo, con su tensión, con su construcción, viñeta a viñeta la fuerza aumenta, hasta el desenlace, es un viaje en un deportivo a toda velocidad a través de una serie de callejuelas, y te han dejado sin frenos.

‘Clase Letal’ es una historia dura, rápida, llena de todo lo malo de crecer, y de las pocas cosas buenas que luego recordamos. Intima en ese punto, pero llena de acción, aventura, violencia y sobre todo de misterios. Porque Remender no sabe contar nada sin llenarlo de emociones fuertes, y aquí las reúne todas, las echa encima de una gran historia sobre la vida, y te da un a patada en la cara para que aceptes, que la fantasía, la violencia, la acción y la realidad, encajan perfectamente si te esfuerzas en hacerlo bien, y él lo hace muy bien.

a la venta en milcomics