Star Wars / A Star Wars le sienta bien copiar a Marvel Studios
Star Wars

A Star Wars le sienta bien copiar a Marvel Studios

A Star Wars le siente bien copiar a Marvel Studios

Ocho años después de que Disney comprara LucasFilm, la saga de Star Wars vuelve a conseguir reunir a todos los fans bajo la misma bandera (Aviso de spoilers de The mandalorian 2)

El 30 de octubre de 2012 se confirmó que Disney compraba LucasFilm y todas sus licencias por 4.050 millones de dólares. La noticia fue bien recibida ya que los fans sabían que Disney aprovecharía la oportunidad para hacer nuevas películas de Star Wars, más concretamente los esperados Episodios VII, VIII y IX.

El día 18 de diciembre de 2015 se estrenó Star Wars: El despertar de la Fuerza y tuvo un gran éxito, ya que recaudó 2.068 millones de dólares, aunque hubo ciertas críticas porque se parecía demasiado a Star Wars: Una nueva esperanza (1977) y además habían perdido la gran oportunidad de volver a reunir a Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford, ya que el personaje de Han Solo moría sin que los viéramos a los tres juntos. Pero dejaron las intenciones bien claras, ya que aunque copiaron a la trilogía original querían darle más importancia a los nuevos héroes como Rey (Daisy Ridley), Finn (John Boyega), Poe Dameron (Oscar Isaac) y el villano Kylo Ren (Adam Driver).

Al año siguiente estrenaron Rogue One: Una historia de Star Wars. La película recaudó más de 1.056 millones de dólares en todo el mundo, con una trama que recreaba como los rebeldes consiguieron los planos de la estrella de la muerte. A diferencia del resto de entregas de la saga, los protagonistas morían al final por salvar a toda la galaxia y mantener viva la esperanza. Además incluía una escena final de Darth Vader que impactó a los fans, ya que siempre habían soñado ver así al famoso y querido Lord Sith.

A partir de aquí todo se tuerce.

A Star Wars le siente bien copiar a Marvel Studios

Se podría decir que J.J. Abrams hizo un buen trabajo con Star Wars: El despertar de la Fuerza, pero en vez de seguir la misma línea se le dejó todo el proceso creativo a Rian Johnson en Star Wars: Los últimos Jedi que se estrenó el 15 de diciembre de 2017. Un error que perseguirá a la saga hasta el fin de los días. Ya que aunque individualmente esta película pueda gustar más o menos, con sus chistes absurdos, su trama disparatada y el viaje espacial de Leia, lo que está claro que la película no encaja con la trilogía o la saga en general.

Sobre todo porque uno de los grandes problemas fue la representación de Luke Skywalker, en vez de poder ver al gran héroe que llevábamos esperando durante 34 años, hicieron una mala copia de la situación de Yoda en Star Wars: El Imperio contraataca (1980), donde el gran maestro estaba en un planeta lejano, aislado y en los últimos días de su vida, pero que accede a entrenar al joven héroe, en este caso la heroína Rey. La película Rian Johnson bajó la recaudación a 1.332 millones de dólares. Es decir, 763 millones menos que el Episodio VII, lo que significa que mucha gente solo fue una vez a verla al cine y no repitieron como en la película anterior. Pero además creó una división entre los fans que solo El Mandaloriano ha curado.

Han Solo sufrió las consecuencias.

Han Solo: Una historia de Star Wars se estrenó el 25 de mayo de 2018 y fue un gran fracaso de taquilla, ya que tan solo recaudó 392 millones de dólares con un presupuesto de 275 millones. Así que es la única película de la saga hasta la fecha que no ha sido rentable. Su mayor problema es que tuvo un rodaje muy accidentado y Ron Howard tuvo que rehacer la película en un tiempo récord para llegar a la fecha de estreno. Además Alden Ehrenreich ofreció una actuación muy lejos de la de Harrison Ford en la trilogía original. Pero sobre todo se tuvo que enfrentar a una situación inusual, ya que en aquel momento el fandom estaba muy dividido por el Episodio VIII y Han Solo recogió la tormenta que habían creado.

Llegamos al Episodio IX.

El ascenso de Skywalker

Habría que repasar todos las grandes sagas para encontrar una situación similar a la que ofreció Star Wars: El ascenso de Skywalker cuando se estrenó el 15 de diciembre de 2019. Para esta película regresó J. J. Abrams y en vez de intentar continuar la historia de Rian Johnson se dedicó a contradecirla. Añadieron de repente al Emperador, algo que ninguna de las dos película anteriores ni siquiera habían insinuado, e incluso hubo frases directas como la del fantasma de la Fuerza de Luke Skywalker cogiendo el sable láser y diciendo que así no se trataba a una arma Jedi. Cuando en la película anterior, habíamos visto claramente que había tenido su propio sable láser en las manos y lo había lanzado sin darle ninguna importancia.

Este solo es un ejemplo de cómo ambos Episodios se contradicen. El resultado fue una recaudación de 1.074 millones y una sensación de que la franquicia necesitaba un pequeño descanso.

Así decíamos adiós a la saga Skywalker y aunque había proyectos anunciados, el interés era mínimo. Quizás Disney estaba contenta con el resultado, ya que las 5 películas de Star Wars habían recaudado más de 5922 millones de dólares. Es decir, casi 2000 millones más de lo que pagaron en 2012 por todo LucasFilm. Pero lo que está claro es que necesitaban cambiar la estrategia.

Ahora llega el factor Marvel Studios.

Vengadores: Endgame

Cuando se estrenó la primera película de Star Wars en 1977 creó tal impacto que cambió la forma de entender el cine más allá de la pantalla. Ya sea con merchandising vendiendo de casi de todo los productos que se puedan imaginar, hasta el concepto de transmedia. Esto significa que la historia general se combina en diferentes medios como cine, cómics, novelas, videojuegos y otras formas de entretenimiento.

En 2008 Marvel Studios creó una fórmula diferente para su Universo Cinematográfico, estrenado muchas películas en apenas 10 años que formaban parte de un todo. Los personajes iban saltando de historias individuales a formar poderosos equipos pero siempre con coherencia. Había cameos e incluso escenas post-créditos que anunciaban el siguiente estreno. Los primeros años formaron un comité creativo, que al final fue desplazado para que todo estuviera bajo la supervisión de Kevin Feige, sobre todo cuando Disney compró Marvel el 30 de agosto de 2009 por 4000 millones. Con la brutal cantidad de 22 películas consiguieron que todo funcionara con bastante naturalidad hasta Vengadores: Endgame (2019) convirtiéndola en la película con más “fan service” de la historia y con la mayor recaudación obteniendo 2.797 millones de dólares. Se puede asegurar que tiene la fórmula ganadora, así que es normal que Star Wars copie lo que realmente piden los espectadores.

El Mandaloriano marca el camino.

Luke Skywalker Star Wars El Mandaloriano

Ahora que la saga Skywalker se ha terminado, en LucasFilm han decidido crear muchas series de Star Wars en diferentes épocas, con diferentes personajes, pero que de algún modo todo esté cohesionando respetando las películas y reparando todos aquellos huecos que no terminan de encajar. Por eso podemos ver a Luke Skywlaker en una escena de acción espectacular al final de la segunda temporada de El Mandaloriano. Ya que es algo hecho únicamente para los fans, para que por fin puedan ver al querido personaje como llevaban 37 años soñando y no bebiendo leche azul sacada directamente de una morsa espacial.

Para comprobar el cambio radical de LucasFilm, solo hay que ver como prepararon las historias de la Alta República que estarán en cómics, libros y en serie de animación y acción real. Juntaron a todos los creativos en el Rancho Skywalker propiedad de George Lucas y los encerraron en una habitación, hasta que todos crearon una historias que cada uno podrá aportar sus matices, pero que estará todo cohesionado. Algo similar a lo que hace Marvel Studios y todo lo contrario que hicieron con la nueva trilogía de Star Wars.

Además las series de Star Wars que estrenarán en Disney + estarán bajo la estricta supervisión de Jon Favreau y Dave Filoni, en un rol similar al de Kevin Feige. Esperemos que al final hayan aprendido de sus errores y sus aciertos y que todos los fans puedan disfrutar de la saga del cine más querida de todos los tiempos como es Star Wars.