Cómics / Wonder Woman de George Pérez. Dos leyendas eternas
Cómics

Wonder Woman de George Pérez. Dos leyendas eternas

La encarnación más recordada y poderosa de Wonder Woman la Princesa Amazona es también un regalo de un autor inmortal: George Pérez

Cuando nos dejó George Pérez, nos dejó un genio, un hombre de eterna sonrisa que hizo grande al noveno arte. Que hasta el último momento nos pidió que fuéramos felices, y nos legó una enorme obra imperecedera. Y de entre todos los que acaparan su vida, destaca la creación más personal y única, la recreación de un personaje mítico que nunca fue principal, y que el artista llevó a primera línea, la princesa del poder de Themyscira, Diana, Wonder Woman.

Cuando las siguientes generaciones de lectores descubran a Wonder Woman no sabrán cuánto le debe el personaje a George Pérez. Su versión, esa que les descubra al personaje será la que mejor ha representado sus valores, o puede que la siguiente o la anterior, pero no mucho más allá de unos años adelante o atrás, en el anterior o siguiente reboot, la siguiente Crisis. Todos los que entramo al mundo de la viñeta sufrimos este proceso, algunos llegan con referentes esculpidos en mármol, Miller definió al verdadero Batman, el Superman de Byrne es un boy scout insufrible, y de ahí muchos problemas se repiten con cada generación de lectores. No todos, pero muchos creen que con lo que han investigado, conocido u oído ya saben lo necesario. Es el tiempo el que nos descubre aciertos y errores sobre nuestras creencias, y así, tras leer todo lo de Miller, descubrimos el Batman de O’neil, de Adams, de Englehart, de Finger; leemos tanto Superman que cuando sin querer repasamos el de Byrne, volvemos a sonreír y a ver la luz del personaje.

Y así es como muchos llegan a la Wonder Woman de Pérez, y a como un hombre simpático, alegre y con mucho sentido del humor convirtió un personaje en una leyenda. Porque no os equivoquéis, antes de Pérez Diana tenía una idiosincrasia muy básica, pura, pero no poseía las variaciones que se vieran en otros personajes, ni grandes crisis, ni grandes éxitos. George le dio una vida que todos conocemos. Y Rucka, Azzarello, Byrne, Straczinsky, Bennett, Cloony, Messner Loeb, Johns y todos los escritores que llegaron al título a continuación, siempre miraron esa época, y se dieron cuenta que estaban sobre los hombros de un gigante.

Pérez no comenzó solo, los guiones estaban escritos con apoyos de Greg Potter y Len Wein, George no había escrito nada excepcional, pero había dibujado ya a los Vengadores, los 4 Fantásticos y los Nuevos Titanes con grandes guionistas, y conocía el método, él tenía que dar vida a esas ideas, sacar la magia a cada una de las palabras. Sabía que necesitaría ayuda para centrar su arte en su idea, y unirlos, porque dibujar las ideas de otros cuesta mucho, convertir las tuyas en algo ordenado y atractivo y luego adaptarlo al dibujo era muchísimo más complicado.

Pero tuvo éxito. Su Wonder Woman es tan definitiva que ha marcado cualquier interpretación posterior. Definió el origen de Diana, modeló perfectamente Themyscira y la cultura amazónica, planteó las relaciones entre los poderes de la isla, las influencias de los dioses y sus políticas. Ares se convirtió en su amenaza siempre detrás de las amenazas. Nuevos personajes cómo Cheetah se lanzaban a la palestra para igualar el poder de Wonder Woman, la relación con otros héroes del mundo DC se reforzaban, nuevos desafíos llegaban del mundo humano, hasta la definitiva guerra de los dioses. George Pérez se interesó en cada personaje que creó, todos tenían sus personalidades y comportamientos y se definían por sus posiciones. Trevor era humano y militar y eso le daba un carácter fuerte, pero su amor ablandaba ese impacto, Hypolita era madre y reina, líder de un nación que sobrevivía por el aislamiento y dejar ir a su hija le rompe el corazón tanto como sabe que es necesario.

Y las tramas que planteaba no se quedaban lejos, manejando todos los mitos de una forma ligera, sin entrar en todas sus intrincadas lecturas, planteaba su potencia superficial y su significado intrínseco más allá de su imagen. No estaba dando una clase de mitología, estaba aplicándola para crear un universo superheroico, estaba creando nuevos mitos para una nueva generación, y con una visión diferente. Por primera vez una superheroína rompía todos los estereotipos y luchaba por las suyas y por un mundo mejor para ellas. SI bien no puede tildarse de feminista porque ni era la época ni el lugar, ni el medio, Pérez si que dejo claro que las mujeres eran tan poderosas, si no más, que los hombres, porque su fuerza y su lucha lleva mucho ocurriendo y están ganándola.

Nunca se encontrará un dibujante que niegue influencias de Pérez en algún detalle de su obra, en composición, narración, anatomía y otros tantos campos. Nunca ha dejado de trabajar, y su obra es reconocible sobradamente, si conoces el cómic de superhéroes eres capaz de reconocer su trazo casi seguro. Con Wonder Woman, George Pérez tuvo que trabajar consigo mismo y pelearse consigo mismo, y ayudado al principio, solo al final, aprendió a ganarse a sí mismo. Tanto que al final podía dejar a otros adaptar sus palabras tan bien como él mismo habría hecho.

El artista del lápiz había logrado ser capaz de expresarse antes de dibujar su idea, ese proceso es el que llevó a la serie de Wonder Woman de un reboot a la versión canónica más duradera, la más usada, la más recreada, y a su mundo en el escenario sobre le que siempre se trabajara con Diana y las amazonas. Pérez dejó un legado inabarcable, pero como autor completo, consiguió algo que pocos tienen en su haber, una leyenda que se repite en cada nueva versión de un personaje.

George Pérez nos dejó hace no mucho, y seguimos llorándole, y seguiremos llorando su ausencia. El que escribe estas palabras no podrá dejar de llorar su marcha con cada viñeta de sus Titanes. Pero con Wonder Woman, la lágrima pesará menos, porque levantaré la vista y recordaré que pocos han sido capaces de hacer algo así, y este genial dibujante, creó una leyenda, y lo hizo sonriendo siempre.

Hasta siempre George Pérez. DEP (9 de junio de 1954 – 6 de mayo de 2022 )

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Buyan: La isla de la muerte. La historia de una leyenda contada con un mito

Descubre el top 4 de mejores antihéroes de DC comics

Antonio Quintero

Daredevil y Batman ahora tienen muchas más cosas en común