Cómics / RESEÑA The Banks. La familia es el núcleo primordial
Cómics

RESEÑA The Banks. La familia es el núcleo primordial

Historias de ladrones hemos visto muchas a lo largo de los años y de toda índole, incluso protagonizadas por mujeres. Planes elaborados al detalle que parecen infalibles llevan a Panini Comics a traernos la serie The Banks del sello independiente TKO Studios.

El arte de sustraer lo ajeno

Es indudable, dadas las audiencias y taquillas, que el género de los robos atrae a bastante público. No por ser criminales, más bien por su actitud de ladrones de guante blanco que suelen tener alguna motivación moralmente respetable, bien por actuar contra otros más malvados, por sustraer sumas que reparten entre los más necesitados o porque les mueve algún sentimiento poderoso, como puede ser la amistad, el amor o la venganza. Muy diferente sería posicionarse ante personas zafias que solo busquen acumular riquezas, que inflijan dolor de forma gratuita o tan crueles como para perjudicar a los más débiles. Es en esos casos cuando el espectador toma postura por las fuerzas de orden público, desea la detención del criminal sin importar mucho los medios que se empleen para dicho fin.

The Banks tiene ambas cosas, la familia que engloba a tres generaciones de mujeres empoderadas que se han dedicado a vivir de lo robado haciendo el menor daño posible y al mismo tiempo el grupo de criminales sin escrúpulos que van dejando un reguero de sangre por donde pasan. Una historia que va evolucionando poco a poco, dejando caer capas como una cebolla hasta llegar a su corazón, donde todo está más claro y se define quién es quién, su labor y subordinación a un ser que se encuentra en lo más alto del pedestal de su organización. Derribarlo no será fácil pero las mujeres Banks no se caracterizan por ser cobardes, aunque sean prudentes. El precio que pueden llegar a pagar es muy elevado.

Quizás te interese
Capitán América ya tiene el escudo más raro de su historia

Producto candidato al medio audiovisual

Esta miniserie, como sucedió antes con The Kitchen, obra también de la dibujante estadounidense Ming Doyle, ha vendido sus derechos para ser llevada a la gran pantalla. De momento apenas constan las declaraciones al respecto realizadas por la propia guionista, Roxane Gay. La trama urdida resulta una propuesta atractiva que despliega una serie de relaciones sentimentales que van desde un matrimonio entre lesbianas a una unión interracial, situaciones que cada vez ganan más normalidad en cualquier medio y no se evitan ni se convierten en excepción. Son tratadas como algo cotidiano, que se pueden ver afectadas por el orden de prioridades de cada personaje, como la vida misma.

El dibujo de Ming Doyle resulta muy sobrio y centrado en los protagonistas, con fondos poco detallados y con un resultado menos oscuro que en The Kitchen. No termina de parecer atractivo pero funciona de forma correcta, si no somos muy exigentes con las expresiones faciales. Es sin duda el apartado más flojo de la obra. La paleta de colores es de la omnipresente Jordi Bellaire, completando así una terna completa de mujeres a cargo de este comic, algo que también vemos de forma habitual en las publicaciones independientes. Ese conjunto  aporta mucha fuerza a las tres protagonistas, mujeres de armas tomar que no necesitan de una figura masculina para brillar con luz propia.

Quizás te interese
Reseña MARVEL Colección Los Eternos Tomo 3: De repente… ¡Los Celestiales! Integrando en el Universo Marvel

No es The Banks una de las mejores colecciones que nos han llegado de la editorial TKO Studios, pero si os gusta el género estamos ante una historia entretenida, bien hilada, que aumenta en intensidad a medida que se le van añadiendo elementos y descubriendo la profundidad de la organización criminal contra la que Clara, Cora y Celia van a centrar sus esfuerzos para saldar las cuentas pendientes.