Inicio Cómics

Reseña MARVEL HC El Castigador: Zona de Guerra. La Mafia nunca lo tuvo tan difícil

MARVEL HC El Castigador: Zona de Guerra

Frank Castle se convirtió en un vigilante vengativo cuando perdió a su familia en un tiroteo. Panini Comics nos trae algunos de los números más destacados de la carrera de El Castigador agrupados en la cabecera Punisher War Zone.

Contar la historia de una familia de mafiosos, que además tiene que lidiar con su vida cotidiana, puede resultar de lo más interesante si cuenta con El Castigador infiltrado entre sus filas y ascendiendo rápidamente en su escalafón orgánico. Podemos encontrar algunas similitudes con películas del género negro como la trilogía de El Padrino o Uno de los nuestros, mientras Frank Castle pasa a ser Johnny Tower, primo de Mickey Fondozzi, un vulgar secuaz con ambición por trepar dentro de la organización y al mismo tiempo evitar que El Castigador acabe con él si deja de serle útil.

Los Carbone, con Julius a la cabeza, se van a convertir en el blanco de Castle, cuya soberbia le irá poniendo ciertos obstáculos por el camino. Para empezar dejará de contar con el apoyo importante que le proporcionaba David Linus Lieberman, más conocido como Microchip. Su apoyo logístico es un hándicap que Frank tendrá que solventar sin estar exento de complicaciones. Ambos comparten su ansia por hacer lo mejor para evitar más víctimas por parte del crimen organizado pero a veces los métodos de Castle no van con los ideales más serenos que representa Microchip.

Chuck Dixon planteó en estos primeros once números de Punisher War Zone una historia que va retroalimentándose a sí misma y donde podemos ver a un Castigador sin escrúpulos pero al mismo tiempo mostrando bastantes debilidades. No en vano Castle no tiene ningún poder al que acudir para salvar el día, solo su habilidad con las armas y el combate cuerpo a cuerpo le colocan en cierta ventaja con sus enemigos, los cuales a veces le superan en gran número. Le veremos asesinar sin ningún miramiento, disparar primero y con toda la ventaja que le da el elemento sorpresa. Es un soldado, no un policía. No avisa, no da el alto o disparo. Frank ejecuta a los culpables. Cualquier ventaja que pueda aprovechar aunque sea insospechada no dudará en usarla en su beneficio.

the punisher John Romita Jr

El apartado gráfico de Punisher war zone contó con John Romita Jr. en plenitud de facultades y con uno de los entintados que más favorece a su trazo, el de Klaus Janson. Romita Jr. nos muestra a un Frank Castle rudo, alejado de la menor de las relajaciones. Carece de sonrisa, solo tiene algo en mente y es cumplir con la misión que se ha encomendado personalmente. La energía de los tiroteos, las armas grandes, las secuelas de la lucha… Es un ejercicio redondo de cómo plantear un comic de acción. Los recursos violentos de El Castigador cuando tiene que realizar un interrogatorio coercitivo nos trasladan al oscuro mundo en el que se mueve el dinero, las drogas, las armas o la prostitución.

Sin duda esta etapa, sobre todo los primeros seis números de Punisher war zone, son un “must have” en toda regla para cualquier aficionado al comic o al género de la novela negra. Un experimento realista que premia las malas acciones bien ejecutadas con ascensos y los fallos con la muerte más sanguinaria. El final no desmerece la narración completa a pesar de recaer en las manos del dibujante Mike Harris, cuyo tono es muy similar al de Romita Jr. salvando ciertas distancias. Una pena que nos quedemos con un par de cabos sueltos que no tienen respuesta en este tomo para completar el destino de la familia Carbone.

Junto a la dilatada etapa que mantuvo Garth Ennis con el personaje, nos encontramos ante uno de los mejores ejemplos que han convertido a la figura de El Castigador en un mito del comic. Una saga muy redonda y entretenida que se lee de forma muy fluida y que nos atrapa en un mundo de sombras, donde los destellos de los disparos arrojan algo de luz cuando los que caen al suelo con un par de agujeros en el pecho son los delincuentes.

Sinopsis Oficial

¡El Castigador de Chuck Dixon y John Romita Jr.! Frank Castle se infiltra en el crimen organizado con el objetivo de destruir a una familia mafiosa desde el interior. Un clásico de los años noventa con un Castigador al límite y dibujado por Romita Jr. en el mejor momento de su carrera.

 

Noticia relacionada
Marvel revela su nuevo e impactante personaje cósmico
Reseña Panorama
Reseña MARVEL HC El Castigador: Zona de Guerra. La Mafia nunca lo tuvo tan difícil
Artículo anteriorVillano de Marvel vinculado con la creación de los simbiontes de Venom
Artículo siguienteMarvel revela el horrible descubrimiento de los X-Force
Destetado en unos recreativos jugando al Ghost N’ Goblins y criado bajo el prisma del comic nacional de Ibañez, Escobar, Vazquez… y los clásicos Don Miki de Disney, su vida cambió el día que cayó en sus manos el número 45 de Spider-Man de Comics Forum. Desde entonces Marvel entró en su vida para no abandonarla jamás, al igual que lo han hecho los videojuegos. Amante de las etapas míticas de Claremont, Byrne, Miller, Stern o Simonson, confiesa sin pudor que su mujer es una parte culpable de que cumplida la cuarentena siga embebido por unas aficiones que no le abandonarán jamás.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of