Inicio Noticias Pierde la cabeza en 5 minutos (Cthulhu Dados)

Pierde la cabeza en 5 minutos (Cthulhu Dados)

2343

Cthulhu Dados es uno de esos juegos rápidos que nos permiten jugar en 5 minutos y sin apenas preparación; basta con sacarlo del bolsillo, conocer unas reglas muy sencillas (o tener las reglas a mano) y jugar con él.

No se trata de un juego elaborado con el que podamos crear una rica ambientación y sumergirnos dentro del mundo imaginario que nos propone. Pero este juego no busca eso, este juego busca sacaros de la monotonía de las salas de esperas (médico, avión, autobús, etc.).

Para que os hagáis una idea de lo sencillo que es, basta con echar un ojo al contenido del juego.

El juego cuenta con:

  • Instrucciones: Un papel tamaño A5 a color y doble cara.
  • Contadores de cordura: 18 contadores de cristal.
  • Dado: 1 dado de 12 caras con símbolos especiales.

Cthulhu-Dados

Aquí tenéis el contenido del juego: (la bolsa no está incluida, de alguna manera hay que llevarlo en el bolsillo)

Utiliza un sistema muy sencillo, cada jugador toma 3 contadores que simulan ser su cordura y en cada turno tira un dado especial diseñado para este juego. En función de lo que salga en el dado podemos tener los siguientes desenlaces:

  • Tentáculo: El jugador roba un punto de cordura a uno de sus rivales y se lo queda.
  • Signo amarillo: El jugador roba un punto de cordura a uno de sus rivales y se lo entrega a la banca que aquí recibe el nombre de Cthulhu.
  • Símbolo arcano: El jugador roba un punto de cordura de Cthulhu.
  • Cthulhu: Todos los jugadores pierden un contador que va a parar a Cthulhu.
  • Ojo: El jugador elige uno de los resultados anteriores.

Mi opinión:

Este es un juego muy entretenido y muy portable para pasar ratos tontos. La temática es divertida para los enamorados de los dioses primigenios. Si buscas un juego con trasfondo éste no es tu juego.

Crecí siendo un niño poco sociable que pasaba su tiempo leyendo cómics de Marvel y viendo películas de cine clásico. Más tarde comencé a beber de distintas fuentes y empecé a leer manga, a ver películas de terror y ciencia ficción, aficionándome también a los juegos de mesa y sobre todo al rol, gracias al que he pasado innumerables horas de diversión. Ahora, siendo una persona adulta pero completamente inmadura gasto mi tiempo libre leyendo cómics, viendo cine, series, jugando a rol, juegos de mesa y por supuesto a videoconsolas.