Inicio Cine Todo lo que debes saber del remake de ‘Furia de Titanes’

Todo lo que debes saber del remake de ‘Furia de Titanes’

1583

Os hablamos de la producción del remake de ‘Furia de titanes’ que se estrena el próximo miércoles

‘Furia de titanes’ es sin duda una de las películas más esperadas de este año, junto a “Alicia en el país de las maravillas” de Tim Burton y “Iron Man 2”, cuyos estrenos están al caer este próximo mes de abril.

Póster de la película original de 'Furia de Titanes'
Póster de la película original de ‘Furia de Titanes’

‘Furia de Titanes’ es una versión más moderna de la película del mismo nombre, dirigida por Desmond Davis en 1981, que contó con la producción Ray Harryhausen, al igual que en los efectos especiales. Harryhausen, es toda una leyenda de los efectos visuales cinematográficos. Perfeccionador del método del stop-motion, sus trabajos en films como Jason y los Argonautas, Simbad y la Princesa, Hace un Millón de Años o Furia de titanes son parte de la historia del cine fantástico. Y conto con la participación Harry Hamlin, Laurence Olivier, Judi Bowker, Claire Bloom, Maggie Smith, Burgess Meredith, Ursula Andress y Flora Robson, entre otros. Esta nueva versión llega de la mano del director Louis Leterrier, responsable de títulos como “Transporter 2” o la última adaptación a la gran pantalla del gigante verde “El Increíble Hulk”, y en estos meses suena su nombre para dirigir la adaptación de “Los Vengadores”, e incluso se está hablando ya de una secuela de “Furia de Titanes”.

En ‘Furia de Titanes’, se cuenta la lucha definitiva por el poder enfrenta a los hombres contra los reyes y a los reyes contra los hombres. Pero la guerra entre los propios dioses podría destruir el mundo. Perseo (Sam Worthington), nacido como un dios pero criado como un hombre, no puede hacer nada para salvar a su familia de Hades (Ralph Fiennes), el vengativo dios del inframundo. Sin nada más que perder, Perseo se ofrece para liderar una peligrosa misión destinada a derrotar a Hades antes de que pueda arrebatar el poder a Zeus (Liam Neeson) y hacer de la Tierra un infierno.

Fotograma de 'Furia de Titanes'

Perseo comienza un peligroso viaje a lo más profundo de los mundos prohibidos, al frente de un grupo de guerreros entre los que se encuentran Draco (Mads Mikkelsen), un experimentado soldado que anima al rebelde Perseo a aprovechar sus poderes divinos. Luchando contra demonios desalmados y bestias terribles, sólo sobrevivirán si Perseo acepta su poder de dios y desafía a su destino para forjarse el suyo propio.Para adentrar al público en un mundo mitológico repleto de acción épica y aventuras, “Furia de Titanes” se presentará en 3D, lo que hará a los dioses aún más colosales, a las criaturas aún más terribles y permitirá al público profundizar aún más en el mundo mitológico de la aventura de Perseo.

Notas de producción:

‘Furia de Titanes’ ha sido dirigida por Louis Leterrier. Al frente de su reparto internacional encontramos al actor australiano Sam Worthington (“Avatar”) como Perseo, el hijo mortal de Zeus, el rey de los dioses. Liam Neeson (“La lista de Schindler”), nominado a un Óscar, interpreta al colosal Zeus, junto con otro nominado a un premio de la Academia, Ralph Fiennes (“El paciente inglés”), que es Hades, el rey del inframundo que se alimenta del miedo de los hombres. Completan el reparto Gemma Arterton como Io, la misteriosa guía espiritual de Perseo que le acompañará en su viaje, Mads Mikkelsen, que es Draco, quien toma su espada para unirse a Perseo, Jason Flemyng como Acrisio, un rey convertido en una bestia terrible, Danny Huston como Poseidón, el dios de los mares, y Alexa Davalos en el papel de Andrómeda, una princesa condenada a perder su vida si Perseo no tiene éxito.

Imagen de Furia de titanes

De acuerdo con la mitología de “Furia de Titanes”, el hombre fue creado por los dioses y, a su vez, sus plegarias dotaban a las deidades de su inmortalidad y su fuerza. Y, gracias a la adoración de los hombres, éstos pueden regir su destino. “Es un poco como el palo y la zanahoria”, explica Leterrier, “pero hay un poco demasiado de palo y falta zanahoria. Los humanos se están volviendo rebeldes, así que existe tensión. Se necesitan mutuamente, pero al mismo tiempo, están enfrentados”.Perseo, el héroe de la película, acaba de perder a la única familia que ha conocido, y está dividido entre los dos mundos: el de los hombres, en el que se crió, y el de los dioses, al que muchos creen que pertenece. Sam Worthington interpreta al semidiós que se niega a asumir, o siquiera a aceptar, que es hijo de Zeus.

“El actor que interpretara a Perseo tenía que tener una rara combinación de gran corazón y fortaleza exterior”, comenta Leterrier. “Sam es uno de los actores más maravillosamente explosivos que conozco, pero lo más importante para mí era lo que quería expresar a través del personaje. Nos ha ofrecido un Perseo fuerte, decidido, aunque con dudas, y eso es exactamente lo que creo que hacía falta para este papel”.

Iwanyk agrega: “Cuando entró Sam, todos supimos que era nuestro Perseo. Nos convenció inmediatamente, y nos gustaba el hecho de que quisiera trabajar duro como actor y que entendiera lo que iba a exigirle el papel. Sam posee tanto intensidad como juventud. Es duro y tiene un físico increíble. Resulta creíble como dios”.

“Perseo es un sencillo pescador cuando aparece por primera vez y lleva una vida sencilla”, señala Worthington. “Pero las circunstancias le llevan a vengar la muerte de su familia a manos de los dioses. Aparte de la naturaleza épica de la película, lo que realmente me atrajo fue la idea de la familia, de los padres tratando de reconciliarse con sus hijos, de los hijos que desean saber por qué sus padres no los quieren o por qué los abandonaron, así como de unos hermanos, por así llamarlos, vinculados a distintos niveles”.

Iwanyk aporta, por su parte: “Perseo es básicamente un daño colateral en la guerra entre los hombres y los dioses. Termina en Argos, la cuna de la civilización en la Grecia antigua, que se está viniendo abajo a manos de los mismos dioses que mataron a su familia. Y ahí es donde descubre quién es en realidad”.

La negativa de Perseo a aceptar su lado divino es un factor muy importante para Worthington, que lo explica así: “No quería que Perseo tuviera que ser un dios para alcanzar el éxito. Creo que el hecho de que lo rechace, de que quiera hacerlo todo como un hombre, es un mensaje positivo. No le gustan los abusones, así es como ve a los dioses, y piensa que ya está bien; alguien tiene que hacer algo, y bien podría ser él. Empieza de modo bastante petulante y aparatoso, pero finalmente tiene que madurar y admitir que debe aceptar su origen para sobrevivir”.

Un personaje que no aprecia la independencia de Perseo es su padre natural, Zeus, el rey de los dioses, que cree que Perseo no sólo tendría que querer, sino también pedir su ayuda. Acostumbrado a recibir un amor sin fisuras de su propia creación – la humanidad – Zeus no sabe bien cómo hacer frente a la merma en su devoción y las crecientes revueltas.

“Zeus, más que cualquier otro dios, ama a los hombres”, explica Leterrier. “Los ha creado, y se siente mal porque los ama tanto que no quiere enfrentarse a ellos con todo su poder y destruir todos sus ejércitos. Así que intenta por todos los medios conseguir que le obedezcan… pero los tiempos están cambiando”.

Y no le ayuda tampoco que su hermano Hades, el señor del inframundo, le esté presionando para que le permita hacer las cosas a su manera. El afamado actor Liam Neeson, que interpreta el papel del atribulado rey del Olimpo, explica esta delicada relación. “Hace millones de años, Zeus, Hades y su hermano Poseidón, recibieron el control del universo de manos de sus padres, los Titanes”, comenta Neeson. “Zeus recibió los cielos y Poseidón los mares, pero Zeus engañó a Hades para que se hiciera cargo del inframundo, y por eso Hades ve ahora la oportunidad de vengarse de Zeus iniciando una guerra con los humanos. Confundido en un primer momento por las llamadas a la hermandad de Hades, Zeus cree que éste podría tener razón… y que quizás tenga que dar una lección a la humanidad”.

“Podríamos haber hecho dos cosas con Zeus”, observa Leterrier. “Podría haberlo presentado con el pelo blanco, barba cana, toga y sentado en un trono. Pero no era eso lo que queríamos. Este Zeus lidera una guerra, es activo, es fuerte. Sus debilidad es que ama a los mortales, especialmente a las mortales”.

Medusa en Furia de Titanes

“El físico de Liam era perfecto para este papel”, comenta Iwanyk a propósito del actor. “Es grande, es fuerte y tiene una voz grave y autoritaria, pero su rostro es dulce y sus ojos resultan muy emotivos. El Zeus en el que habíamos pensado es el rey de los dioses y tiene mucho poder, pero también está herido, confundido, hundido, se ha ablandado un poco.

Liam tiene una figura muy intensa, imponente, pero sabe interpretar con esa suavidad, con esa emoción en la cara”.Aprovechando el dolor de su hermano por haber perdido la devoción de los mortales, Hades convence a Zeus para que lleve el miedo al corazón de los hombres, diciéndole que el temor devolverá sus oraciones a Zeus y, con ellas, su poder. Pero, en realidad, el miedo de los hombres hace más fuerte a Hades, no a Zeus, El aclamado actor Ralph Fiennes interpreta el papel del taimado rey del inframundo decidido a ocupar el puesto que merece en el cielo.

“Ralph no es lo que se entiende por un hombre con un físico imponente”, comenta Iwanyk, “pero es capaz de transmitir una gran intensidad, furia y fuerza. Quería que trasladara ese personaje único e increíblemente aterrador en la pantalla, y lo hizo”. El productor también vio positivamente la amistad en la vida real entre Fiennes y Neeson. “Hades y Zeus tienen una relación muy complicada en pantalla, ya que no son sólo rivales, son hermanos. La amistad de Ralph y Liam realmente aportaba mucho a la dinámica”.

“Los dioses están rebosantes de energía”, afirma Fiennes, “y Hades sube al Olimpo, con su imponente hall de mármol colgado entre las nubes y ve que lo que ha estado echando de menos ahí abajo entre los condenados y los muertos. Y no es un dios compasivo. Ha sido traicionado por Zeus y cree que ha llegado su turno. Así que acude a la ciudad de Argos y les demuestra su cólera y su fuerza. Por eso exige el sacrificio que termina enviando a Perseo a su expedición”.El sacrificio que exige Hades es muy duro: la vida de la princesa de Argos, Andrómeda, para que sea devorada por un ser monstruoso, el Kraken, en el próximo eclipse. Alexa Davalos interpreta a la desgraciada princesa, una joven amable y generosa dispuesta a dar su vida si con eso va a salvar la vida del pueblo de Argos.

“Andrómeda es muy cabezota y rebelde”, explica Davalos. “Pero esas cualidades suponen también una vulnerabilidad. Está defendiendo la historia y la realeza de su familia y forjándose su propio camino; está verdaderamente conectada con la gente de una forma distinta a la de sus padres”. A pesar de la disposición de Andrómeda para sacrificar su vida, Perseo no está dispuesto a dejarla morir sin luchar, lo que se convierte en el motor de su heroica misión.

Acompañando a Perseo en su gesta está Io, cuyo destino va unido al suyo, y que es una especie de ángel guardián para él. La actriz Gemma Arterton interpreta a la guía mítica – no es ni un mortal ni un dios – que sigue a Perseo en sus viajes. Como muchos otros de los que han participado en la película, a Arterton le gustaba mucho la película original.
“La vi unas 50 veces cuando era niña, así que cuando me enteré de que iba a tener un papel en la nueva versión, estaba encantada”, comenta. “Fingí que no me afectaba, pero rápidamente cogí el teléfono para llamar a mi madre y a mi hermana”. Irónicamente, el personaje que interpreta no aparece en la película original. “Eso era aún más emocionante, porque tenía que implicarme, pero con algo nuevo y diferente para mí”.

Leterrier describe el contraste entre las dos mujeres que aparecen en la historia de Perseo. “Para mí, representan los dos mundos entre los que está dividido – el mundo de los hombres en el que se ha criado y el mundo de los dioses al que pertenece – y tiene que elegir”. El director no podría estar más satisfecho con la elección de las dos actrices. “Alexa y Gemma son unas intérpretes estupendas. Como la princesa, Alexa es muy realista y muy humana, mientras que Gemma es muy etérea, con una piel de porcelana casi transparente… es como si pudieras atravesarla al tratar de tocarle el rostro”.

Ninguna de las actrices se mostró demasiado escrupulosa ante las exigencias físicas de sus respectivos papeles. “Las dos forman parte de la aventura, e igual que a los actores les decíamos ‘Vamos, chicas’ y lo hicieron estupendamente”, recuerda el director.Aunque salvar la vida de Andrómeda es el catalizador de la misión de Perseo, e Io actúa como su guía espiritual, Draco, un soldado cansado de la vida, es el primero en tomar su espada y unirse a él. Se convierte en una especie de mentor, deseoso de enseñar a usar la espada y estrategias para la lucha al testarudo semidiós.

“Draco es un protector de la princesa y un antiguo guerrero a punto de retirarse“, comenta Mads Mikkelsen, que interpreta el papel. “Sabe que no puede matarse al Kraken, por lo que decide aceptar ese último encargo y unirse a Perseo; no está muy contento, aunque su formación hace de él el mejor hombre para el trabajo”. Afortunadamente, el actor y antiguo gimnasta lo veía de otra forma. “Cuando me dijeron que querían que me columpiara de una cuerda con una espada, me acordé de que solía soñar con ello de niño, y fue genial”.

Uno de los personajes con que se encuentran Perseo, Draco y sus compañeros de viaje es Calibos, mitad hombre, mitad monstruo. Era un antiguo rey, Acrisio, que se convirtió en una bestia cuando Zeus lo golpeó con un rayo. El veterano actor Jason Flemyng interpreta este papel dual. “Conozco a Jason desde hace años y es un actor estupendo”, señala Leterrier. “Realmente quería ser Calibos, y ya había interpretado a Jekyll y Hyde antes, por lo que pensé que sería el hombre perfecto”.

Ralph Fiennes es Hades


“Cuando tienes que colocarte prótesis durante cuatro horas, la gente dice ‘¡A por Flemyng!’”
, bromea el actor. “Pero estaba encantado de volver a trabajar con Louis. Y si entras en un set de rodaje y te encuentras con Liam Neeson y Ralph Fiennes, sabes que el rodaje ese día va a merecer la pena”.

También entre los muchos actores con talento de todo el mundo que forman parte del reparto de la película están Danny Huston como Poseidón, el rey de los dioses, Pete Postlethwaite como Spyros, y Elizabeth McGovern como Marmara, los padres adoptivos de Perseo, Luke Treadway como Procopion, el vociferante profeta de Hades en Argos que pide insistentemente la muerte de la princesa Andrómeda, y Liam Cunningham, Nicholas Hoult y Hans Matheson como Solon, Eusebio e Ixas, tres de los memorables viajeros que ayudan a Perseo en su gesta.

El impresionante reparto era una especie de sucursal de las Naciones Unidas en el rodaje, con representantes de EE.UU., Australia, Dinamarca, Irlanda, Israel, Francia, Inglaterra, Polonia, Escocia y algún país más.

Leterrier, que es a su vez francés, recuerda haber preguntado a algunos de sus actores al comienzo de la película si estaban “listos para mojarse, mancharse, sentirse mal, pasar calor, hambre y dolor durante los siguientes seis meses y que todos respondieron que sí. ¡Y no hubo día en que no lo lamentaran!”, comenta divertido.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.