Inicio Cómics Entrevista a Carlos Ezquerra creador junto a John Wagner de ‘Dredd’

Entrevista a Carlos Ezquerra creador junto a John Wagner de ‘Dredd’

2086

Con motivo de la visita este fin de semana de Carlos Ezquerra al XII Salón del Cómic de Zaragoza aprovechamos para rescatar la entrevista que le hicimos al artista para nuestro número 16 de Cinemascomics: La revista al hilo del estreno en cines de DREDD.

Carlos Ezquerra

Carlos Ezquerra nació en 1947 en Zaragoza y ha destacado en el mundo del cómic por sus influencias en el cómic británico donde destacó su trabajo en la revista 2000 AD. Es co-creador junto al guionista John Wagner de la serie “El perro de Estroncio” y del icónico personaje de cómic el Juez Dredd.

Hola Carlos, cuéntanos un poco sobre tus inicios y como llega alguien de Zaragoza a crear a un personaje mítico de la historia del cómic.

Escuchando jotas (Risas). No, en serio el mundo del comic para mi comenzó cuando estaba realizando el servicio militar en Zaragoza y alli conocí a un dibujante de Christmas, él me contó que si quería dedicarme al dibujo ese era el momento, en aquel entonces había un boom en esto del cómic, así que cuando termine el servicio militar, cogí mis trastos y me fui a Barcelona, comencé dibujando tebeos del oeste, de estos pequeñitos de bolsillo, mal pagados pero excelentes como aprendizaje, al cabo de un tiempo conseguí trabajo de tebeo romántico para Inglaterra con Bardon Press. Por casualidad un día me dieron un guión de aventuras (creo que se confundieron de dibujante!) y a raíz de eso comencé a dibujar comics de aventuras para D.C. Thomson, una editorial escocesa. Mientras dibujaba la primera serie, marché a Inglaterra, la idea era estar unos pocos meses ahí para conocer el país para el cual trabajaba, y al final esos meses se convirtieron en casi diez años. Una vez allí continué con DC Thompson durante un año o año y medio y después pasé a Fleetway, donde empezaban hacer material más moderno y diferente del resto del mercado británico. Comencé en una revista basada principalmente en la segunda guerra mundial, Battle, para la cual cree los personajes de Rat Pack y después Major Eazy que se convirtieron en los mas populares del mercado, mientras estaba con este último Fleetway decidió crear una revista de ciencia ficción y me llamaron para visualizar a un juez-policía en moto, vestido de negro, llamado Juez Dredd. A pesar de esa descripción deje volar mi imaginación y salió prácticamente el personaje que conocemos hoy. Al guionista, mi gran amigo John Wagner no le gustó, dijo que parecía un “jodido pirata español”, sin embargo al editor Pat Mills le encantó e hizo adaptar los guiones al personaje y ciudad que yo había diseñado.

Portada Juez Dredd, Carlos Ezquerra

Como fue el proceso creativo de Dredd hasta que dijiste este me gusta, él es Dredd.

Lo que pensé fue: está en el futuro, va vestido de negro y siendo una ciudad violenta donde se desarrollaba la historia, lo normal es que llevara los hombros protegidos, rodillas , coderas, prácticamente puede decirse que fue un adelanto de los guardias antidisturbios que todos conocemos hoy en día. Si te fijas en la película de Pete Travis, no se diferencia mucho de un policía antidisturbios, pero claro estamos hablando de hace treinta y cinco años, entonces lo hice con esa protección pero para que se distinguiera de la gente normal, y los lectores lo reconocieran enseguida en los hombros llevaba un águila, que podía simbolizar al águila americana, como también el águila franquista ( la saqué de las monedas de 25 pesetas), la de la Alemania nazi, los romanos, o sea tenía un doble sentido eso. La moto estaba basada en la Harley y aunque en la serie los vehículos se deslizan sobre el suelo como un hovercraft, la moto tenia ruedas ya que le daba un aspecto mas poderoso. El casco, al ser juez, jurado y verdugo, era un casco negro y quería que recordara a la capucha de los verdugos de la edad media. Las cadenas podrían ser un recordatorio del movimiento Punk que estaba empezando a nacer en aquel Londres.

¿Qué se siente al ver tu personaje cobrar vida en pantalla grande?

En la segunda película ya no sentí tanta ilusión, me impactó más la primera, las primeras partes son las que más impactan, es como cuando te compras un coche, el primero te hace siempre mucha más ilusión que los siguientes, y me paso lo mismo con la película, fui con mucha ilusión por ver a Sylvester Stallone pero me duro diez minutos que es lo que tarda Stallone en quitarse el casco y el traje, y de ahí ya se convierte en una más de Sylvester Stallone.

Hablando de Stallone si tuvieras que elegir, lo harías entre Sylvester Stallone, Karl Urban o por el contrario habrías elegido a otro actor para encarnar a Dredd.

En realidad el que mejor le habría ido al personaje es Arnold Schwarzenegger, que además en la primera versión de la película que se iba a hacer, se había llegado a anunciar que el la protagonizaría, esto fue tres o cuatro años antes de la versión con Stallone, lo que ocurrió es que uno de los guionistas se marchó a otra productora y de ahí salió Robocop, y como esta película era mas Dredd que la propia del juez Dredd, se pospuso por tres o cuatro años la versión de Stallone.

¿Contaron contigo para darle forma al diseño la última película?

No, normalmente los del cine nunca cuentan con la gente del cómic, se cuenta solo para las ideas, pero para nada más. Al menos en esta, hablaron con John Wagner, cosa que no sucedió en la primera. Pero esto es algo poco habitual.

De ahí se explica que haya algunas adaptaciones que no tienen nada que ver con el comic del que han cogido las ideas.

Conozco muy pocos creadores de comic, tanto guionistas como dibujantes que estén satisfechos con las versiones de cine.

Que te pareció la adaptación que se hizo en 1995 con Sylvester Stallone de protagonista.

Como te decía antes, los diez primeros minutos era Dredd, pero después dejó de serlo para convertirse en un film de Stallone, como si en una película de Superman solo aparece los diez primeros minutos con su traje y el resto de la película solo lo ves de Clark Kent. Esto fué lo que pasó con la versión de Stallone. Con el agravante de que incluso hacia un año o dos, que Stallone había protagonizado junto a Wesley Snipes, “Demolition Man”.

Qué te pareció la segunda película con Karl Urban.

Es bastante fiel, aunque el traje se aleje un poco del comic, pero eso no es demasiado importante, se sigue identificando al juez. La gran ventaja es que no se quita el casco en toda la película, y algo más fiel a los guiones originales del comic de Juez Dredd.

¿Se basaron en alguna historia ya publicada de Juez Dredd?

No está basado en ningún episodio en concreto, se podría decir que es como un episodio de un día de trabajo del juez Dredd. Como cosa curiosa te diré que el edificio donde transcurre la acción se llama Peach Trees como homenaje al restaurante donde se encontraron los dos guionistas, el del comic y el de la película, John Wagner y Pete Travis para hablar sobre el guión de la película .

¿Hay planes para llevar a algún otro de tus personajes al cine?

Se habló de “El Perro de Estroncio” para una serie de televisión pero al final no llego a salir adelante el proyecto, y últimamente se está hablando de “Blody Mary”, la historia que hice con Garth Ennis, pero realmente no llegas a saberlo hasta que empiezan a filmar, porque la mayoría de las veces todo queda en nada.

No puedes contar algo de tus futuros proyectos.

Sigo haciendo el Perro de Estroncio, una historia bastante larga que son varias series de diez capítulos, ahora voy por la tercera, que es la vida y la muerte de Johnny Alpha, Strontium Dog, y a la vez estoy haciendo una historia de guerra para el mercado americano con Garth Ennis, del que ya se han publicado dos episodios, que se llama “The Tankies”, los dos primeros fueron en la 2ª Guerra Mundial y el tercero es en Corea.

Pues hasta aquí la entrevista muchas gracias Carlos.

Gracias a vosotros y un saludo a todos los lectores de Cinemascomics.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.