Reseña de Batman: El último caballero de la Tierra - DC Comics
Noticias

El último caballero de la Tierra. Viejo Batman, nuevo Batman, solo uno sobrevivirá

El último caballero de la Tierra Vol. 3

Última entrega de la serie que ha vuelto a unir a los dos autores que han regenerado todo el mundo del Hombre Murciélago: Scott Snyder y Greg Capullo, Batman el último Caballero de la tierra. El futuro es un monstruo que se ha comido a la justicia, y solo Batman puede cambiar eso, pero para ello, debe destruir al villano que lo ha creado, al heredero de su legado.

Llega el final de Batman el último Caballero de la tierra, así se cierra el círculo, al llegar desde el pasado un Bruce Wayne joven reunido con  todos los héroes que quedan la tierra para atacar al último gran villano, Omega. Gotham es ahora una pesadilla futurista dónde ha conseguido derrotar hasta a los nuevos dioses, un lugar donde nada es lo que parece y al final el aliado más insospechado puede convertir en rival y el enemigo más eterno en el mejor aliado

Scott Snyder y Greg Capullo han creado un futuro de pesadilla para Batman pero que se formó con algo muy especial, su legado, lo que creó a Batman es lo que ha creado un mundo que ha destruido todos sus valores, el primero, a Superman. La Encarnación de todo lo bueno que puede dar la humanidad, de sus valores más altos de generosidad, el brillo de la luz más pura. Pero al final nada puede durar para siempre, incluso el villano más grande acaba consiguiendo su objetivo.

Durante todos estos números hemos visto a Batman caminar a través del infierno para llegar hasta el enfrentamiento con su versión más poderosa, más definitiva, en la que todo lo que buscaba ha ocurrido, ha dominado el mundo para conseguir ordenarlo. Snyder finaliza así todo sobre lo que planteó sobre Batman, uniendo mucho esta historia con sus anteriores sagas, tanto Juego Final con el Jóker como incluso el final de los búhos para demostrar que Batman es mucho más que un vigilante, es una señal de esperanza dentro de un mundo oscuro.

Aunque la intención es buena la verdad que la puesta en escena no ha sido tan correcta. El  dibujo de Greg Capullo es una auténtica maravilla y demuestra que está entre los más grandes que actualmente podemos encontrar el cómic americano, pero la historia no se encuentra a la altura. Así como el dibujante llena de vida, de acción y de batallas impresionantes el cómic, lo que leemos no es tan sólido, poco a poco hemos ido dando tumbos por varias ideas centrales que van cambiando, y la resolución, en la batalla final, resulta satisfactoria, pero previsible sobremanera.

No es que no resulte espectacular o no, sino por el hecho de lo que significa, que el mismo patrón de su propia pesadilla, su mayor enemigo, es su legado. La gran cantidad de secundarios ayuda pero no es suficiente para hacer solida una trama que sorprende más por el futuro que describe que por lo que cuenta, queda bastante por debajo de lo que fue el ‘Tribunal de los búhos’ o ‘Juego final’ que son los momentos más altos de la pareja en Batman.

El que se toma muy en serio su parte es Greg Capullo que deja claro que puede hacer lo que quiera que lo hará bien, ya sea dentro del terror, de la ciencia ficción cómo hizo con Renacida de Mark Millar. Deja claro que es capaz de completar y mejorar muchas ideas y muchos desarreglos que Snyder deja, y que resuelve con soltura y viñetas sencillas, pero no por ello menos complejas o espectaculares. Capullo tiene una capacidad narrativa que va desde una composición de página impresionante por lo que puedes leerla de un tirón sin ningún tipo de problema, y la composición en cada viñeta, lo que hace que normalmente cualquier cosa que dibuje siempre gane puntos por encima de la media. LA obra al final está muy por encima de lo correcto en este aspecto, pero el desarrollo acaba convirtiéndola en una historia más de otros mundos de Batman.

La trilogía del Último Caballero de la tierra está llena de pequeños guiños y chistes a la obra y la larga trayectoria que han tenido está pareja juntos en  Batman, sobre todo en su enfrentamiento continuo con el Joker. Dentro de lo que es el sello Black Label quizá sea de las obras que menos impacto va a acabar teniendo, por debajo de Superman Año uno o Batman Condenado por qué no ha llamado la atención por sus ideas. Lo que quizás no necesite un Black Label para poder plantear esta historia, un Otros Mundos habría sido suficiente, pero menos “vendible” con los autores que la han realizado. Es cierto que no deja indiferente a pesar de que no llega quizás al nivel de otras grandes obras distópicas del Universo DC. Disfrutable final para el Murciélago, que al final, siempre es necesario.