Cinemascomics.com | Cine, cómics y series
Star Wars

El Emperador casi aparece en Star Wars: El despertar de la Fuerza (2015)

La inclusión de El Emperador Palpatine en El ascenso de Skywalker (2019) fue una gran sorpresa, pero querían añadirlo desde Star Wars: El despertar de la Fuerza (2015).

Gracias a una novela supimos que El Emperador Palpatine en El ascenso de Skywalker era un clon, pero un supervisor de efectos visuales ahora ha revelado que esto era originalmente el plan para Star Wars: El despertar de la Fuerza.

Sin duda, El Líder Supremo Snoke es el personaje más misterioso y extraño de la saga de Star Wars. Al principio parecía el gran villano de la nueva trilogía, luego acabó muriendo a manos de su aprendiz Kylo Ren, para después descubrir que simplemente era una marioneta controlada por el clon de El Emperador. Demasiadas vueltas para alguien que no era nada ni nadie.

El Emperador casi aparece en Star Wars: El despertar de la Fuerza (2015)

Ahora sabemos más detalles de algunos planes que había para la saga.

El supervisor de efectos visuales Roger Guyett ha revelado que el director J.J. Abrams originalmente planeaba traer de vuelta un clon del Emperador Palpatine en Star Wars: El despertar de la Fuerza de 2015.

Noticia relacionada
The Mandalorian podría tener cinco temporadas

“Ian fue una parte tan importante de las películas originales. J.J. quería traerlo de regreso para revelar que Palpatine no fue completamente destruido en el Episodio VII”, revela. “Creó un clon de sí mismo y, con la ayuda de los leales Sith, se reconstruyó a un estado fragmentado e inestable”.

“Cuando Kylo Ren se encuentra con él, Palpatine no está completamente formado, y se basa en tubos y mecanismos, moviéndose por este laboratorio Sith con un mecanismo diseñado por Kevin Jenkins”, continúa Guyett, presumiblemente refiriéndose tanto a lo que habría sucedido en el Episodio VII como a lo que finalmente vimos en la película El Ascenso de Skywalker. “Tiene el espíritu de los Sith, pero está atrapado dentro de un cuerpo que está incompleto”.

Esto demuestra la gran confusión que tenían en LucasFilm cuando plantearon la nueva trilogía. Ya que el Star Wars: El despertar de la Fuerza fue en una dirección, luego Los últimos Jedi (2017) fue en otra bien diferente, para desmentir todo en El ascenso de Skywalker, que obliga ahora a ir rellenando los huecos con novelas y cómics.

Esperemos que hayan aprendido de sus errores y ahora hagan mejor las cosas en las nuevas series y películas que están preparando.

Noticia relacionada
James Gunn no quiere dirigir una película de Star Wars