Inicio Cómics ‘Perrinowmicon’, no es para todos, pero a escondidas todos se ríen

‘Perrinowmicon’, no es para todos, pero a escondidas todos se ríen

Compartir

Michael Perrinow nos trae el humor más grosero y salvaje en ‘Perrinowmicon’

portada de PerrinowmiconDentro del humor, existen muchos niveles. Michael Perrinow coloca el suyo tan elevado que puede hacer chistes de todo, de la forma más grosera que nadie haya jamás imaginado, y de una forma tan explícita que tampoco es que haya mucho más que imaginar, quizá hasta demasiado, ya que lo peor que puedas pensar lo dibuja.

No es para todos los lectores, pero ‘Perrinowmicon’ es la muestra de que existe un artista para cada gusto, y que existen todo tipo de gustos.

Empezaremos por decir que no es un cómic que no puedas leer en internet. Michael Perrinow tiene en la red buena parte de sus páginas, lo que significa que puedes probar antes de comprarlo. No lo recomiendo. Puedes perderte en una página y no volver, y aunque es escatológico, soez y explícito, tiene su humor. A veces inteligente, a veces grosero, pero, sobre todo, libre, sin restricciones.

El arte de Perrinow va desde lo más grosero a lo más simple.

Con diferentes tonos juega a hacer diferentes cosas, todas ellas acaban siempre mal, con sangre, tripas, excrementos o algún tipo de extraña moraleja sin sentido. También puede acabar con un final con el que hay que ser muy retorcido para conectar. Pero si conectas con ese dibujo surrealista y de físicos desgarbados y retorcidos, puedes reírte mucho.

No había leído nada de Rubén Monroy hasta que este tomo llegó a mis manos. Tras acabarlo, no sé muy bien cómo ha evolucionado mi humor. Creo que ha ganado cotas extrañas, rocambolescas y bastante bizarras (entendido como valientes) pero no creo que sea mi tipo de humor. He crecido con cosas más inocentes, y mi fanatismo por Calvin y Hobbes no me hace muy propenso a su humor. Sin embargo, sí que me gusta su capacidad de buscar lo más grosero para conseguir hacer reír. Aunque no lo consigue siempre. Hay páginas que resultan agresivas y buscan romper límites de una forma bastante rápida y directa, pero nadie es perfecto. Hay que admitir que buscar ese detalle jocoso en violar animales o desmembramientos en serie, puede ser bastante difícil.

No es un cómic para todos los públicos, ni para todo tipo de público.

Piénsate mucho cuando lo compres, porque si te gusta, te miraran raro. Tú te partirás, te caerás de risa y puede que hasta empieces a pensar como Perrinow, y eso, puede ser peligroso. Puedes acabar necesitando visitar su twitter para leer sus nuevas páginas, y esa adicción, es peligrosa.


Reseña Panorama
'Perrinowmicon', no es para todos, pero a escondidas todos se rien
Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.