Cinemascomics.com | Cine, cómics y series
Críticas de cine

Crítica a Hasta El Fin Del Mundo. Un romance confuso

Crítica Hasta el fin del mundo

Viggo Mortensen se luce, protagonizando, dirigiendo y escribiendo Hasta El Fin Del Mundo. Aunque se nota que en algunos momentos se viene arriba con un resultado imperfecto, la mayoría de la película es un viaje humano por el viejo oeste americano.

Hasta El Fin Del Mundo cuenta la historia de dos amantes que se encuentran por casualidad e inmediatamente conectan. Vemos la transformación de su relación con todos los momentos mágicos, los frustrantes, los aburridos y los terribles, como en cualquier relación.

La película se puede dividir en tres narrativas, la historia del personaje de Mortensen, la de su amante, interpretada por Vicky Krieps, y la de los dos juntos.

Viggo Mortensen dirigiendo una escena de Hasta el fin del mundo
Viggo Mortensen dirigiendo una escena de Hasta el fin del mundo

 

Pero hay una complicación en la narrativa, la película empieza casi por el final de la película, justo en el segundo punto de giro, pero al verla da la impresión de ser el inicio de la película. De hecho, la película está escrita y editada de manera de que estas primeras escenas, se hile con las siguientes escenas, que se supone que son el verdadero principio de la película, haciendo la comprensión de la historia totalmente desorientan.

Además, al principio de la película, después de visiones del futuro y del presente, nos meten un flashback largo sobre el origen del personaje de Vicky Krieps. Esto añade aún más dificultad a seguir la historia. No sabría decir que intención tenían al montar la película, pero no se podría haber hecho peor aposta.

Aunque ya se han hecho películas con una narrativa no lineal, Memento, por ejemplo, en esas películas los saltos y cortes son claros para el público, pero en este caso la película está editada para que parezca una estructura lineal.

Pero quitando este cacao narrativo, la historia es realmente conmovedora. Al reconstruir la historia para que sea más lineal, empieza con Mortensen y Krieps conociendo y enamorándose. Es un proceso lento, pero vemos como su relación pasa de una simple atracción a puro amor.

Aunque cuando Mortensen se va a la guerra, la película pasa de ser un romance a un drama. Al quedarse sola, Krieps trabaja en la cantina, manteniendo la casa y criando a su hijo, todo esto sola. Como es de esperar se cruza con varias dificultades al lo largo de esta trama, pero al regresar Mortensen el género de la película vuelve a cambiar.

Fotograma de Hasta el fin del mundo
Fotograma de Hasta el fin del mundo

Aquí volvemos a la primera escena de la película, la muerte de Krieps. La película se convierte en una película de acción y termina con la verdadera trama de la película, que es la de un hombre vengando la muerte de su amante.

Es una pena que sea tan difícil de seguir, si solo hubieran cambiado el orden de escenas o cambiado la manera de la que editaron la película, habría sido mucho más fácil de disfrutar. De hecho, la historia es lo suficientemente fuerte para no necesitar una muleta como una narrativa.

A pesar de su desoriéntante narrativa, Hasta El Fin Del Mundo, es un interesante juego de géneros de cine, que son barajados para crear una historia muy humana, que refleja los vaivenes entre felicidad y tragedia de la vida, dándole un nuevo uso al anticuado género del western.

author avatar
Pelayo Suarez Borrego
Soy graduado en estudios de cine y estudio un máster de guion. Realmente amo el cine, desde la película más cínica a la divertida. Las juzgo por lo que quiere ser y no por lo que quiero que sean.
Síguenos en Google News para no perderte la actualidad, y únete a nuestros canales en: Instagram, WhatsApp o Telegram ¡Para estar al día de todas las novedades al momento!

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Critica a Inside Out 2 : La secuela perfecta.

Eva Villalba

Crítica SYLVANIAN FAMILIES LA PELÍCULA: EL REGALO DE FREYA. Muy mona para los mas pequeños

Pelayo Suarez Borrego

Crítica a Respira. Tan fuerte como su eslabón mas débil

Pelayo Suarez Borrego