Inicio Cine El animal en el que se inspiró King Kong

El animal en el que se inspiró King Kong

340

¿Cuál fue el animal que inspiro la creación de King Kong? No fue un simio.

Cuando piensas en King Kong lo primero que se te viene a la mente es un mono gigante. Pero si repasamos la historia de su creación, está claro que no tiene nada que ver con un simio. La respuesta es un dragón de komodo.

Dragón de Komodo inspiró a King Kong
Aunque tenga más de 80 años, King Kong sigue siendo relevante en la cultura popular. De hecho se acaba de estrenar ‘Kong: La isla calavera‘. Además en 2020 tendrá un crossover junto a Godzilla.

El homenaje de 'Skull Island' a 'Apocalypse Now'

El film original es de 1933. Su creador fue el cineasta Merian C. Cooper, cuando solo era un niño era fan de “Explorations and Adventures in Equatorial Africa” ​​de Paul Du Chaill. Este libro hablaba sobre gorilas en África. Más adelante Cooper leyó “The Dragon Lizards of Komodo”, de W. Douglas Burden. Sobre el lagarto más grande que existe en la Tierra, que vivía en las islas indonesias de Komodo, Rinca, Flores, Gili Motang y Padar.

Ellos fueron descubiertos por los occidentales en 1910. Pero tardó más de una década antes de que alguien pudiera capturar un lagarto vivo. Burden describió la misteriosa isla de Komodo como “una vasta masa de montañas rotas y astilladas. Con su fantástica línea de cielo, sus palmeras centinelas, sus chimeneas volcánicas descubiertas a las estrellas, era una morada apropiada para los grandes saurios que habíamos llegado tan lejos”.

Estas historias inspiraron al creador de King Kong.

El cineasta Merian C. Cooper estaba fascinado con la idea de que los exploradores fueran a una remota isla y regresaran a Nueva York con una criatura gigante. Sobre todo si sobrepasaban la imaginación de la gente. Sin embargo, al principio él pensó en una película que implicaba a unos gorilas luchando contra dragones de Komodo. Pero pronto se redujo a sólo un solo gorila luchando contra un montón de dragones de Komodo.

Finalmente, después de ver el trabajo que el experto en efectos especiales Willis O’Brien podía hacer, decidió desechar el aspecto de dragón de Komodo de la película por completo. Sólo se centran en el “concepto de Burden”, es decir, traer una criatura gigante a Nueva York desde una remota isla. En ese momento, ya había planeado involucrar a una hermosa rubia en la película y también que el fim terminaría con el gorila muriendo en el Empire State Building. El resto es historia.