Inicio Cómics Zot!, ser un héroe es difícil, crecer y madurar lo es mucho...

Zot!, ser un héroe es difícil, crecer y madurar lo es mucho más

1039

Zot! es la obra en la que Scott McCloud desarrolló buena parte de sus teorías sobre cómic, ahora vuelve al mercado español de mano de Planeta Cómics y en una edición de lujo.

Una obra que aúna experimentación, humor, superhéroes y la llegada a la madurez tanto de los personajes, como de la habilidad de su autor.

Zot-PortadaZot es un héroe adolescente de otra dimensión, donde el tiempo es diferente, y la tecnología está más cerca de la ciencia ficción de los años sesenta que de la nuestra, tienen coches voladores, robots, casas inteligentes, pero como en toda sociedad humana, existe el mal. En su primera aventura nuestro héroe fue creado para ser un remedo de Peter Pan galáctico, con su amada, sus niños perdidos, y su Capitán Garfio. Salvo dos planetas y tuvo que dejar marchar a su gran amor, la niña llegada de otra tierra, pero ahí no acaba la historia. McCloud continuo, dotando a la obra de un carácter muy diferente, más realista y duro, más de nuestra tierra y menos del fantástico mundo de Zot.

Este volumen integral reúne esta segunda parte de la historia de Zot, la que se mezcla con la realidad hasta tal punto que dejamos de seguir al héroe para conocer al adolescente, que finalmente deja todo protagonismo a su compañera. Si Zot protagonizaba el titulo, en realidad era a través de los ojos de Jenny que veíamos todo, era la posición del lector, esto cambia en el segundo estadio de la serie, deja de ser secundaria en los hechos, para convertirse en protagonista de la misma. Su madurez en el mundo real comparada con la de Zot, sus dudas, el desarrollo de su personalidad y la de los que lo rodean dominan las historias y convierten una serie que mezclaba ci fi y superhéroes, a Peter Pan con Buck Rogers, en un “slice of life” en el que autor prueba sus capacidades, tanto como escritor, como dibujante, como narrador gráfico, este apartado es el más importante, ya que ese es el verdadero propósito del cómic preimaginado por EISNER,  y que da sentido a la obra posterior de Scott McCloud.

Zot-viñetaTodo aquel que se acerque a este tomo de Zot tiene que estar preparado para pasar de grandes conciertos de trompetas y timbales, metafóricamente hablando, a solos de saxo de puro jazz. La experimentación tanto en la historia como en el apartado grafico es arriesgada, y a veces errónea. Ni los fallos y los estereotipos de los que en ocasiones abusa McCloud empaña una obra que en sentido global es bastante redonda, donde el cambio y la mezcla de géneros puede dar un resultado a veces confuso, pasando de ritmos frenéticos en  capítulos a lánguidas escenas de monotonía, todo para experimentar con el ritmo y el espacio entre viñeta. En la misma edición se puede conocer la historia de cada episodio, ya que se añaden los comentarios del autor para descubrir su desarrollo, su origen, y muchos de los resultados que dio, un material atractivo a nivel de conocimiento, pero que no hace falta para disfrutar del comic, aunque añade valor para los interesados en procesos creativos, de tramas y sobre todo en la historia de Zot y del autor que acabaría escribiendo ‘La revolución de los cómics’.

Scott McCloud es conocido por su aportación al mundo del comic desde el lado teórico, su trabajo fuera de la promoción del noveno arte, término que usa y publicita hasta la saciedad, es más desconocido. Puede que El Escultor sea una gran obra, densa y compleja, pero no existiría sin Zot, su aportación a Superman, no habría ocurrido sin un rubito con pijama rojo que vive en los años sesenta en otra tierra, no, Scott McCloud no sería probablemente quien es sin Zot.

a la venta en milcomics

Reseña Panorama
Guión
Dibujo
Adictividad
Artículo anteriorNetflix lanza las primeras críticas de Luke Cage acompañadas con un nuevo clip
Artículo siguienteBatman: Una muerte en la familia y La muerte de la familia
José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote. Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo. Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.