Wolverine y Witchblade tienen el matrimonio más improbable de Marvel Wolverine y Witchblade tienen el matrimonio más improbable de Marvel
Cómics

Wolverine y Witchblade tienen el matrimonio más improbable de Marvel

Es una de las parejas más improbables de los cómics, pero Wolverine y Witchblade se casaron legalmente en un crossover de Marvel y Top Cow

Además de ser dos de los personajes de cómics más icónicos de la década de 1990, Wolverine y Witchblade no parecen tener mucho en común. Sin embargo, los dos tuvieron uno de los romances y matrimonios más sorprendentes en la historia de los cómics. En 2004, Logan y Sara Pezzini se conocieron y se casaron en Witchblade / Wolverine Nº 1, de Chris Claremont y Eric Basaldua. Si bien esto puede parecer un truco tonto para un crossover, la presencia de Claremont, el legendario guionista de X-Men que convirtió a Wolverine en un ícono, le da al procedimiento una legitimidad que muchos crossovers entre editoriales simplemente no tienen.

Wolverine y Witchblade crossover

Si bien Wolverine tiene una historia de relaciones famosas y tumultuosas, Witchblade suele ser la detective sensata Sara Pezzini, y no es una de las primeras en casarse, especialmente porque este es su primer matrimonio en los cómics. Ambos sufrían de amnesia, ni Logan ni Sara estaban en su estado mental normal cuando se casaron, y todo formaba para de un elaborado plan para separar a Sara de los poderes místicos de la Bruja.

Después de que los dos héroes descubren quiénes son, Logan y Sara se enfurecen y derrotan a la mafia de Odessa y a Kaylie, una joven mutante que trató de manejar la Witchblade por sí misma. Mientras los dos recién casados ​​recuperan con éxito la Witchblade y se enfrentan a los mafiosos, Logan y Sara prueban que son una pareja bastante buena, incluso sin sufrir amnesia.

Como héroes, Wolverine y Witchblade son polos opuestos. Sara es una detective, que usa su ingenio y poderes de deducción tanto (si no más) que sus superpoderes. Mientras tanto, Wolverine es el tipo de superhéroe que depende de sus poderes y habilidades regenerativas para ganar peleas.

Al final del crossover, vemos cuán diferentes y complementarias son las dos personalidades entre sí. Wolverine queda inconsciente y Sara no tiene a dónde ir. Está a punto de ser forzada a través del control mental a saltar de un edificio y suicidarse. Con solo el poder de su intelecto, Sara se resiste al control mental. Esto le da a Wolverine suficiente tiempo para sanar, recuperarse y atacar salvajemente a sus captores.

Al final, Sara y Logan saben que se casaron bajo la influencia del control mental, pero en un momento tierno, ambos héroes reconocen que hay una genuina chispa entre ellos.

El matrimonio de Witchblade y Wolverine podría ser el romance más extraño de los X-Men, y eso es mucho decir. La tragedia de la historia radica en el hecho de que Sara y Logan eran una buena pareja. Y en lo que respecta a las relaciones de Logan, casarse con Sara no fue su peor decisión.

Si bien el estatus de Logan y Sara como héroes de dos universos completamente diferentes significaba que su relación estaba condenada desde el principio, los dos todavía están legalmente casados. Y en algún lugar de una de las muchas realidades alternativas de Marvel, esta extraña pareja de cómics aún pueden estar juntos.

Wolverine y Witchblade casados