Wolverine y su factor de curación acabó con 2 pandemias globales Wolverine y su factor de curación acabó con 2 pandemias globales
Cómics

Wolverine y su factor de curación acabó con 2 pandemias globales

Wolverine y su factor de curación acabó con 2 pandemias globales

El mutante de los X-Men Wolverine siempre ha sido capaz de curarse a sí mismo pero también fue la clave para terminar con 2 pandemias globales que asolaban al mundo.

Armas blancas, balas, veneno y muchas otras cosas han afectado a Wolverine, pero siempre ha podido salir vivo gracias a su factor de curación acelerado. Y ahora vamos a explicar cómo ese poder pudo salvar al mundo dos veces. La historia sucedió en los populares dibujos animados de los 90 X-Men: The Animated Series (que ahora se puede ver en Disney+) y luego se adaptó a la serie de cómics.

Pero en realidad era una libre adaptación de unos acontecimientos de X-Men: Days of Future Past.

En esencia, la historia trata sobre un futuro distópico en el que los mutantes han sido detenidos en campos de detención custodiados por robots Centinelas. Ahora una sombra de lo que solían ser, los X-Men logran enviar a uno de sus miembros a tiempo para advertir a sus seres pasados ​​sobre lo que está por venir, y tomar medidas para borrar el futuro oscuro. Solo quién es ese miembro varía de una historia a otra. En la versión original, publicada en The Uncanny X-Men # 141-142, la mente del mutante intangible Kate “Kitty” Pryde es enviada de regreso a su cuerpo más joven, justo a tiempo para advertir a los X-Men para evitar el asesinato del senador Robert Kelly, cuya muerte proporcionará el evento desencadenante de la histeria antimutante. Los X-Men detienen el asesinato, pero el futuro no está claro.

X-Men: Days of Future Past (2014) se adaptó más tarde a una película popular para la franquicia cinematográfica X-Men de Fox. En esta versión, Kitty Pryde en realidad envía la mente de Wolverine a la década de 1970, donde se une con un joven Charles Xavier y Hank McCoy para evitar que Mística mate al Dr. Bolivar Trask, cuya investigación conduciría a la creación de los Centinelas. Wolverine tiene éxito y termina volviendo a un futuro más feliz (al menos hasta los eventos de Logan).

Wolverine y factor de curación acabó con 2 pandemias globales

X-Men: The Animated Series adoptó un enfoque diferente en su versión de “Days of Future Past” al enviar a Bishop en el tiempo (físicamente) a la década de 1990, donde advierte a los X-Men que detengan el asesinato del senador Robert Kelly por Mística (que se disfraza de Gambito, convirtiéndolo en un paria en el futuro).

Bishop tiene éxito y regresa al futuro, sólo para descubrir que algo mucho peor ha reemplazado la distopía que recuerda…

Al regresar al futuro en el episodio de dos partes “Fugitivos del tiempo”, Bishop está eufórico al ver que todos los edificios devastados por la guerra han sido resucitados, hasta que el inventor mutante Forge le dice que toda la población está enferma por una plaga que ha estado matando mutantes durante años. Para empeorar las cosas, nadie en esta nueva línea de tiempo sabe siquiera sobre los X-Men. Horrorizado, Bishop retrocede en el tiempo para evitar que la pandemia mutante ocurra.

Resulta que, si bien la peste mutante diezmó a la población en la época de Bishop, también condujo a la creación de anticuerpos clave que fueron vitales para la supervivencia de los mutantes en el futuro lejano. Una vez que las acciones de Bishop impiden que se formen estos anticuerpos, el “futuro-futuro” comienza a colapsar ya que ya no tienen los medios para combatir las enfermedades de su tiempo.

Wolverine y factor de curación acabó con 2 pandemias globales

Por eso tiene que intervenir Cable.

Al rastrear a Bishop hasta el punto en que llegó por primera vez para evitar la plaga mutante, Cable intenta evitar que interfiera, pero los X-Men lo evitan. Cable comienza a tener reservas sobre luchar contra Bishop, a quien reconoce como un viajero del tiempo que intenta evitar que suceda un mal futuro. Está aún más disgustado cuando descubre que Apocalipsis es responsable de diseñar la plaga.

Sin embargo, a Cable se le ocurre un plan alternativo cuando se entera de que Wolverine tiene un sorprendente factor de curación. Después de seguir en secreto a los X-Men a un laboratorio donde se está creando la plaga mutante, Cable expone intencionalmente a Wolverine a la plaga, sabiendo que el factor de curación del mutante desarrollará una inmunidad instantánea contra la enfermedad.

El plan funciona, y no solo Wolverine se vuelve inmune a la plaga, su sangre ahora tiene los anticuerpos para ayudar a los mutantes a estabilizarse en el futuro lejano. Con la ayuda de Beast (Hank McCoy), los X-Men ayudan a distribuir estos anticuerpos a los afectados, salvando no solo la línea de tiempo de Bishop sino también la de Cable. Por tanto evitan dos pandemias globales.

Si bien no es un final completamente feliz, Bishop regresa y descubre que, aunque la plaga nunca sucedió, su futuro sigue siendo un desastre por diferentes razones, es gratificante ver que el poderoso factor de curación de Wolverine no solo se salvó a sí mismo esta vez, sino a todo el mundo.