Sin James Bond, Spider-Man de Sam Raimi no habría sucedido Sin James Bond, Spider-Man de Sam Raimi no habría sucedido
Películas Marvel

Sin James Bond, Spider-Man de Sam Raimi no habría sucedido

Sin James Bond, Spider-Man de Sam Raimi no habría sucedido

James Bond jugó un papel importante al ayudar a Spider-Man de Sam Raimi a llegar a la pantalla grande a principios de siglo XXI.

Después de que Marvel vendió los derechos cinematográficos de Spider-Man en la década de 1980, la propiedad pasó por muchas manos, con varios cineastas (incluido uno James Cameron) participando en el desarrollo de posibles adaptaciones. A medida que se acercaba el momento crucial, las diversas partes interesadas terminaron en juicios para determinar exactamente quién era el dueño de qué. MGM afirmaba haber heredado los derechos históricos de la película Spider-Man, y Columbia (una subsidiaria de Sony Pictures), a quien Marvel vendió el personaje en 1999.

Casualmente, Spider-Man no fue el único personaje icónico que Columbia y MGM que tenía los derechos cinematográficos divididos. MGM había estado distribuyendo la franquicia de James Bond desde 1981, pero Columbia había comprado la franquicia de Bond. Ellos estaban planeando otra aventura 007 reiniciando Casino Royale de 1967. Ninguno de los estudios estaba especialmente entusiasmado con la idea de enfrentarse por estos personajes. Por lo que se llegaron a un acuerdo por el cual MGM podría seguir lanzando sus películas de James Bond, mientras que Columbia obtuvo los derechos exclusivos de Spider-Man.

Dejando al lado los problemas de derechos cinematográficos, la adaptación del héroe de Marvel se puso en marcha.

La larga temporada de Spider-Man en el infierno del desarrollo llegó a su fin. Ya que Sam Raimi fue contratado para dirigir a Tobey Maguire en el debut en la pantalla grande de Peter Parker en 2002. Expandiéndose en una trilogía, las películas de Spider-Man establecieron el estándar para el cine de superhéroes. Ya que obtuvieron grandes taquillas y fueron elogiadas por la crítica (al menos 2 de ellas). Pero sin la intervención de Bond… ¿La historia habría sucedido de otra manera?

Gracias a James Bond, Columbia podría convencer a MGM de abandonar el caso Spider-Man. Ya que ambos estudios hubieran lanzado sus propias versiones de películas del superhéroe Marvel. Esto hubiera disminuido en gran medida el impacto y podria confundir a los espectadores. Aunque más probablemente, el personaje hubiera terminado en juicios durante años. Ambos escenarios se habrían interpuesto en el camino de la película de Spider-Man de Raimi. Así que todo el boom de los superhéroes que precedió al Universo Cinematográfico de Marvel y la trilogía del Caballero Oscuro de Nolan podría nunca haber sucedido.