Inicio Cine Críticas de cine Señales del Futuro ¿Así será el fin del mundo?

Señales del Futuro ¿Así será el fin del mundo?

542
Compartir

Póster de señales del futuroLa película ‘Señales del futuro (Knowing)’, comienza en el año 1959, durante la inauguración de un nuevo colegio, los estudiantes guardan en una cápsula del tiempo varios objetos. Lucinda, una de las niñas, guarda un papel en el que ha escrito extraños números. Cincuenta años después, la cápsula del tiempo es desenterrada y Caleb (Chandler Canterbury), el hijo de John Koestler (Nicolas Cage), un profesor de astronomía viudo, recibe la misteriosa nota de Lucinda. John descubrirá enseguida que esos números esconden predicciones escalofriantes, algunas de las cuales ya han sucedido mientras que otras aún no. Poco a poco, empezará a darse cuenta de que el descubrimiento no es casual y que él y su familia juegan un papel fundamental en los importantes acontecimientos que están a punto de producirse…

La película comienza muy bien, quizás recordando películas como ‘Señales’‘El sexto sentido’, y ciertamente hubiera preferido a alguien como M. Night Shyamalan para una película así, seguro qué hubiera sido muchísimo mejor, el film nos mantiene en cierta tensión, pero termina perdiendo gas a medida que avanza la historia, no se sabe muy bien si es una película de suspense, acción ó de hombrecillos verdes. En cuanto a Nicolas Cage es uno de los mejores papeles que le han dado últimamente sin qué por ello haga una gran interpretación. En definitiva Alex Proyas sin estar a la altura de su gran Dark City, a hecho una película entretenida, con espectaculares efectos especiales qué no dejaran indiferente a más de uno.

Compartir
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.