Cinemascomics.com | Cine, cómics y series
Cómics / libros

Reseña The Ambassadors. Poderes a la carta solo para gentes selectas

Ni siquiera todos los poderes económicos y políticos logran convencer a Choon-He Chung de su proyecto de dotar a ciertas personas de poderes extraordinarios para ayudar a la humanidad, The Ambassadors.

Otro toque de corneta para iniciar una aventura nueva por parte de Mark Millar junto a la mujer que lleva el nombre clave de Corea y está buscando nuevos embajadores para su causa. Panini Comics, en connivencia con los mejores diseñadores de uniformes con banderas nos acerca a la nueva organización en The Ambassadors.

El nuevo concepto de superhéroe

Durante años hemos estado acostumbrados a múltiples formas de afrontar el origen de los seres con superpoderes. Desde accidentes a mutaciones genéticas pasando por la acción de empresas o gobiernos, incluso los niños ricos que quieren jugar al negocio de los supers.

Igualmente ha sido así con los villanos. Ahora, Millar nos trae The Ambassadors, un equipo de personas seleccionadas en diferentes lugares del mundo para convertirse en representantes de sus países y poder hacer uso de hasta cincuenta poderes diferentes mediante una descarga de la red, con la limitación de ostentar hasta tres al mismo tiempo siempre que otro compañero no esté utilizando uno de ellos en ese momento. Y el único requisito pasa más por ser buena gente que por las capacidades propias, los poderes hacen el resto.

Así nos encontramos con una recepcionista de hotel francesa que hace tándem con su hijo adolescente, un hindú dependiente de una tienda de telefonía, un mexicano que trabajaba en un supermercado, una policía brasileña que estaba envuelta en la corrupción de las favelas de Rio de Janeiro y un ex Vice Primer Ministro australiano de avanzada edad. Sumada a ellos la autora de semejante milagro, la coreana Choon-He Chung. Cada uno de ellos asume el nombre de su país, menos esa suerte de adlátere de Francia que será conocido como París al ser su madre la que porte el nombre nacional.

Frank Quitely The Ambassadors
Frank Quitely The Ambassadors

En frente tenemos al villano correcto

Aquellos enemigos que se forjan a lo largo de toda una vida, los que nos hacen daño en lo más profundo de nuestro ser…. esos son las verdaderas némesis, aquellas que muchas veces aparecen una sola vez en la existencia de cada uno y son el rival más difícil de batir por lo que implican a nivel sentimental, aparte de capacidades y demás. Para Corea se trata de su marido, quien la traicionó, le robó su investigación y la dejó pudriéndose entre rejas. Un ser egoísta, egocéntrico y egomaníaco, todos los egos le pillan. Su intención es completamente opuesta, Jin-Sung Chung ha vendido su trabajo al mejor postor, a las grandes fortunas.

Más allá de diferenciar entre el bien y el mal, que lo tenemos muy claro en este caso, tenemos una textura más que añadir, la codicia sin escrúpulos, la prevalencia del más fuerte cuando la batalla es totalmente desigual, salvo nuestros protagonistas. Una diferencia entre las intenciones realmente desinteresadas de crear un equipo que combata las situaciones catastróficas frente a todos aquellos que pretender ejercer el control absoluto sobre aquellos que no tenemos los medios, un poco como matar moscas a cañonazos cuando los cañones no tienen ningún escrúpulo. Lo dicho, aquí, por el momento, tenemos muy claro quiénes son los buenos, aunque la sorpresa siempre puede saltar cuando menos lo esperamos.

La trama paralela que termina uniendo su destino a un bando

Como todo experimento, antes de tener resultados satisfactorios encontramos cadáveres por los armarios o pruebas alfa o beta… que no salieron bien. Aquí tenemos algo similar, tanto que podríamos decir que se ha extrapolado a la parte artística del cómic.

El apartado gráfico de los seis números se ha repartido entre seis dibujantes diferentes, a cada cual más espectacular, nos cuesta quedarnos o resaltar el trabajo de uno solo de ellos. Frank Quitely, Karl Kerschl, Travis Charest, Olivier Coipel, Matteo Buffagni y Matteo Scalera, con coloristas tan diferentes como Michele Assarasakorn, Dave Stewart, Giovanna Niro o Lee Loughridge, dan entidad a la historia de The Ambassadors, cada uno en su estilo, pero sin perder cierta homogeneidad. Sirve para diferenciar la presentación de diversos personajes que van a pasar a ser el centro de la trama a lo largo de las páginas, dejando la carga del desenlace en manos de los dos italianos del sexteto.

Big Game #1

Estamos ante el capítulo previo al gran crossover que supondrá la publicación en España de Big Game, que llegará a nosotros a lo largo del mes de marzo, también de la mano de Panini Comics. The Ambassadors también está incluida entre las series que van a tener presencia en la reunión de prácticamente todo lo que ha producido el Millarworld desde sus inicios, con especial relevancia a los hechos que tuvieron lugar en Wanted, una obra que pudimos disfrutar hace ya la friolera de dieciséis años. Desde entonces Mark Millar no ha parado de producir, da igual que haya sido para Icon (dentro de Marvel), Image o bajo los auspicios de Netflix, ahora ha llegado el momento de enfrentarlo todo.

author avatar
Jesús Salvador Gómez
Destetado en unos recreativos jugando al Ghost N’ Goblins y criado bajo el prisma del comic nacional de Ibañez, Escobar, Vazquez… y los clásicos Don Miki de Disney, su vida cambió el día que cayó en sus manos el número 45 de Spider-Man de Comics Forum. Desde entonces Marvel entró en su vida para no abandonarla jamás, al igual que lo han hecho los videojuegos. Amante de las etapas míticas de Claremont, Byrne, Miller, Stern o Simonson, confiesa sin pudor que su mujer es una parte culpable de que cumplida la cuarentena siga embebido por unas aficiones que no le abandonarán jamás.
Síguenos en Google News para no perderte la actualidad, y únete a nuestros canales en: Instagram, WhatsApp o Telegram ¡Para estar al día de todas las novedades al momento!

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Bruja Escarlata se enfrentará a una nueva y mortal amenaza mágica

David Larrad

Crisis Final, del genial Grant Morrison

Doc Pastor

Las 10 mejores historias de Wolverine de todos los tiempos

Carlos Gallego Guzmán