Inicio Cine Nuevas imágenes de ‘Mistica y Bishop’ en X-Men: Días del futuro pasado

Nuevas imágenes de ‘Mistica y Bishop’ en X-Men: Días del futuro pasado

1460

Si hace unos días os mostrábamos la portada de la revista francesa Studio Ciné Live dedicada a X-Men: Días del futuro pasado, hoy nos llegan un par de imágenes del interior de la misma en que nos muestran a Mística (Jennifer Lawrence) y Bishop (Omar Sy).

Sinopsis de X-Men: Días del Futuro Pasado: Basada en el cómic del mismo nombre de John Byrne y Chris Claremont de 1981, en la película tratan de evitar que en el futuro los mutantes estén en campos de concentración vigilados por los centinelas y muchos de los integrantes de los X-Men han muerto, así que deben viajar al pasado para detener un importante acontecimiento que ocurrió en 1973, el mutante con poderes telequinéticos Kitty Pryde envía la mente de Lobezno a su cuerpo de 1973, donde se encontrará con el profesor Xavier, Magneto y demás mutantes más jóvenes y deberá convencerles de que hagan lo correcto para evitar un futuro desastroso para todos.

mistica dias del futuro pasado

newbishop

Acerca de Bishop: Bishop (Lucas Bishop) es un personaje de X-Men que fue creado por Jim Lee y Whilce Portacio. Apareció por primera vez en Uncanny X-Men vol. 1 # 282 en 1991.

Nacido cerca de 80 años en el futuro del Universo Marvel, Bishop era el hijo de aborígenes refugiados que huyeron de Australia a Estados Unidos un día antes de que fuera devastada por un ataque nuclear. Se crío en un campo de concentración mutante en la secuela de la rebelión de Summers, un levantamiento en el que los mutantes y los seres humanos se unieron para destruir a los Centinelas. El obispo tiene una distintiva marca con la letra “M” sobre su ojo derecho, que se utilizaba para identificar mutantes en su época. Después de que sus padres fueron asesinados, Bishop fue recogido por un hombre llamado LeBeau, también llamado El Testigo, que presuntamente fue el último hombre que vio a los legendarios X-Men vivos. De acuerdo con LeBeau, la abuela adoptiva de Bishop (quien pudo haber sido Tormenta), llevó a Bishop lejos de él. Bishop y su hermana menor, Shard, fueron posteriormente criados por su abuela dentro de un campo de concentración en Brooklyn.

La abuela de Bishop le enseñó muchas leyendas de los X-Men, que eran antiguos aliados suyos. En su lecho de muerte, hizo jurar a Bishop proteger a Shard. Después de la rebelión, los mutantes son “emancipados” y enviados fuera de los campos para valerse por sí mismos. Bishop y Shard, que eran sólo unos niños, se quedaron solos. Ellos vivían en las calles, robando para sobrevivir hasta llegar bajo el cuidado de un amigo de la familia, un veterano de guerra llamado Hancock. Un poco a ciegas, sin embargo, Hancock se dio a la tarea de criar a los dos. Un día, Bishop encontró un grupo de mutantes anti-humanos llamados los Exhumes. Cuando Hancock fue asesinado, Bishop y Shard se unieron a la XSE (Xavier Security Enforces), una especie de policía mutante. Bishop se superó para convertirse en el oficial más joven de la XSE. Durante una clase de entrenamiento, los instructores de Bishop y de algunos de sus compañeros fueron atacados y asesinados. Bishop reunió a los supervivientes y dirigió la lucha contra los asaltantes hasta que llegaran refuerzos. Bishop sube poco a poco las filas de la XSE hasta que fue su comandante. Mientras estaba en una misión para acabar con un nido de Emplates, mutantes vampiros que se alimentan de la médula ósea, Shard fue herida de gravedad. Bishop se fue a dar testimonio en busca de ayuda. El Testigo, entonces encarcelado en el edificio New York Stark Fujikawa, se comprometió a transferir la esencia de Shard en una matriz holográfica, si Bishop trabajaba para él durante un año. Bishop estuvo de acuerdo, dejando a la XSE por un tiempo. Inmediatamente después de su reinstalación como comandante en la XSE, Bishop y su grupo XSE, el “Escuadrón Omega” capturaron a Trevor Fitzroy, un asesino ex-miembro de la XSE, persiguiéndolo en las ruinas del Instituto Xavier. Una vez allí, Bishop descubrió una grabación dañada de Jean Grey, en la que habló de un traidor causante de la destrucción de los X-Men. Atormentado por su descubrimiento, Bishop se enfrenta a los testigos para obtener más información, pero sólo recibe una respuesta vaga, ambigua, dejando a Bishop con la sospecha de que su antiguo amo, EL Testigo, debió de ser más que un simple testigo de la caída de los X-Men.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.