Liga de la Justicia: ¿por qué los efectos visuales no eran tan buenos?
Películas de DC Comics

Liga de la Justicia: Revelan por qué los efectos visuales no eran tan buenos

Liga de la Justicia: Revelan por qué los efectos visuales no eran tan buenos

Con el Snyder Cut en marcha, se dio a conocer por qué los efectos visuales de Liga de la Justicia no eran tan buenos como se esperaban.

Ya pasaron casi tres años desde que Liga de la Justicia llegó a la pantalla grande y, sin embargo, la película continúa siendo un tema para la discordia. Tanto la crítica como el público, han acordado que la versión de Joss Whedon eran mala en su historia, desarrollo, presentación de personajes y también en efectos visuales. Recientemente, se explicó por qué los efectos eran pésimos y no geniales como los fanáticos esperaban que fuera.

Gracias a que HBO MAX dio su brazo a torcer y estrenará en su plataforma el Snyder Cut, se ha dado apertura también a declaraciones que han esclarecido un poco cómo lucirá esta nueva versión de la reunión de los héroes, al mismo tiempo que más detalles sombríos de la versión que conocemos. Cuando Joss Whedon tuvo la película Liga de la Justicia en sus manos, tomó la decisión de volver a filmarla, eliminar personajes e historias. Y hasta tuvo grandes enfrentamientos con parte del reparto. Pero, ¿qué pasó con los efectos visuales?

Y la razón fue…

En cuanto a los efectos visuales de Liga de la Justicia, el cinematógrafo original Fabian Wagner declaró que lloró mientras veía la película que fue estrenada y se sentía muy decepcionado de que la versión en la que había trabajado y todo lo que él había hecho se veía muy diferente. Esto ahora es confirmado por el mismo Zack Snyder, quien ha explicado que todo lo que él había rodado estaba pensado para una pantalla IMAX.

“Recordemos que cuando se filma con prospección a IMAX no sólo cambia la resolución de la imagen, sino también el tamaño. Para un cine normal el corte horizontal panorámico es el más común. Esto explica por qué gran parte del corte teatral parecía tan abarrotado. Whedon filmó los reshoots digitalmente en un formato de pantalla panorámica, lo que significa que sus tomas no coincidieron con el resto de la película sin recortar del material original de Snyder y Wagner. Y para adaptar lo que ya se tenía con lo que se filmó después no bastaba sólo con eliminar la parte superior de los encuadres, sino que se requería de un ampliamiento y modificaciones que hacen que la combinación de los dos formatos no se vean estéticos”.