Independence Day 3 hubieras sido una película muy loca Independence Day 3 hubieras sido una película muy loca
Cine

Independence Day 3 hubieras sido una película muy loca

Independence Day 3 podría resucitar gracias a Disney

El director Roland Emmerich comparte sus ideas para Independence Day 3, película que probablemente nunca harán.

Hace unos cuantos años se planificó continuar con esta saga de ciencia ficción con dos películas. Una de ellas se estrenó en 2016, mientras que Independence Day 3 iba a llegar a cines unos años después. Pero como la secuela fue un fracaso de taquilla, se abandonaron los planes de terminar la trilogía.

Ahora el director de las dos primeras entregas, Roland Emmerich, ha comentado algunas ideas que tenia para la tercera parte.

En la primera película, los alienígenas llegaron a la tierra de repente y casi conquistan el planeta entero. Gracias a la intervención del Capitán Steven Hiller (Will Smith) y el ingeniero David Levinson (Jeff Goldblum) consiguen evitarlo en el último segundo.

En la segunda película, que llevaba el subtítulo de Contraataque, podíamos ver como llegaba un nave esférica que los humanos derriban, a continuación regresan los extraterrestres que atacaron al Tierra por primera vez. Después de una gran lucha consiguen acabar con la reina, algo que nunca antes se había conseguido en todo el Universo.

Independence Day 3 hubieras sido una película muy loca

¿De qué trataría la tercera película?

Independence Day 3 continuaría estos eventos y según las palabras de Roland Emmerich veríamos viajes interestelares. Además comentó que en vez de que el campo de batalla fuera la Tierra, la acción se desarrollaría en otros mundos. Diferentes razas alienígenas lucharían contra los invasores y el 4 de julio, la fiesta principal de Estados Unidos, ya no sería un evento global, sino que se celebraría en todo el universo.

Esta historia nunca la veremos porque la segunda entrega fue un fracaso de taquilla, el director comentó que dos factores llevaron al desastre. El primero que no regresó Will Smith, un actor muy querido y que mueve a muchos espectadores. Pero además el realizador culpó a las películas de superhéroes, ya que su espectacularidad hace que el resto no puedan rivalizar contra ellas.