Inicio Cómics

Impresiones de un traidor: Y de nuevo, Fénix

Volveremos a ver la historia de Fénix en el cine.

Fue hace trece años cuando los X-Men se enfrentaron a Fénix en el cine, en X-Men: La decisión final que dirigió Brett Ratner en sustitución de Bryan Singer que se marchó para hacer volar a Superman (con mejor o peor fortuna, ese es ya otro tema).Impresiones de un traidor: Y de nuevo, Fénix

Este cambio de realizador tuvo su parte de polémica, y muchos culparon al sustituto de los resultados del filme. Que si bien no estaba a la altura de lo que fue X-Men 2 era igualmente disfrutable y entretenida, contando además con Kelsey Grammer como Bestia para goce de todos los que somos sus seguidores.

Leer
Filtran los planes de futuro para las películas de Marvel

Impresiones de un traidor: Y de nuevo, FénixPero Singer volvió a la franquicia años después, lo hizo en X-Men: Días del futuro pasado con una promesa bajo el brazo: iba a poner todo en orden. Las dos sagas iban a encajar realmente como una, recuperando a todos los actores de ambas en un cruce temporal que se inspiraba en la conocida aventura del cómic de mismo nombre y por fin íbamos a tener centinelas (algo que llevaba en el aire mucho tiempo, y que solo se había visto de forma fugaz en X-Men: La decisión final).

Repitió el director en X-Men: Apocalipsis y se pasó, dando un filme bastante aburrido que iba por caminos ya contados, sin aportar realmente nada nuevo a la trama salvo el detalle evidente de que en esta línea temporal también iba a haber un enfrentamiento con Fénix.

Leer
Sophie Turner culpa a Kit Harington del vaso de café en Juego de Tronos

Apocalipsis

Todo es diferente pero parece igual.

En su día fue la gran Famke Janssen la encargada de dar vida al personaje, ahora es el turno de Sophie Turner (actriz bien conocida por su participación en Juego de tronos). Pero el que de nuevo ha dejado el barco ha sido Bryan Singer, solo que esta vez los motivos de esto han sido bien distintos a los de hace más de una década.

Pasa todo a manos de Simon Kinberg, viejo conocido de la franquicia que ha sido guionista en varias de las entregas incluyendo X-Men: La decisión final con lo que los paralelismos y comparaciones tras su estreno van a estar a la orden del día.

Leer
Spider-Man: Lejos de Casa y la sombra de Iron Man


Más de una década después la historia se repite, Bryan Singer se marcha de los X-Men en el capítulo final de la saga y deja en el aire cómo podría haber sido de haberse quedado a bordo.

¿Quizá dentro de otros trece años sucederá lo mismo con unos mutantes integrados ya en el universo de Marvel Studios?

El Fénix renace de sus cenizas, veremos el director.

Impresiones de un traidor: Y de nuevo, Fénix