Noticias / Cine / George Clooney fue hospitalizado tras perder 13kg para Netflix
Cine

George Clooney fue hospitalizado tras perder 13kg para Netflix

George Clooney fue hospitalizado tras perder 13kg para Netflix

George Clooney estaba trabajando en una nueva película de Netflix. Debido a su extrema pérdida de peso para el personaje, el actor debió ser hospitalizado.

No es la primera vez que un actor hace un drástico cambio de peso para interpretar a un personaje. Una de las personas que siempre se enfrenta a este desafío es Christian Bale, quien en varias ocasiones habló de los grandes problemas que le traía estos sube y baja de peso. En esta oportunidad, el que no la pasó nada bien fue George Clooney. El actor debió ser hospitalizado con pancreatitis después de perder casi 13 kilogramos para su nueva película,The Midnight Sky.

El actor estadounidense, de 59 años, perdió esa cantidad de peso para su papel en una nueva película. En este proyecto interpreta a un astrónomo que sobrevive a un evento apocalíptico, pero cuatro días antes de su presentación en el set, lo llevaron de urgencia al hospital con dolores de estómago Finalmente fue diagnosticado con pancreatitis, y debió pasar algunas semanas recuperándose.

Tal vez te interese: George Clooney sigue despreciando su actuación en Batman y Robin (1997)

Se llevó un gran susto

“Creo que me estaba esforzando demasiado para perder peso rápidamente y probablemente no me estaba cuidando”, aseguró George Clooney, el ganador de dos premios Oscar en una entrevista. El actor, quien también dirige la película, agregó que le “tomó algunas semanas mejorar y, como director, no es tan fácil porque necesitas energía”.

“Estuvimos en este glaciar en Finlandia, lo que hizo que el trabajo fuera mucho más difícil. Pero ciertamente ayudó con el personaje”, señaló la estrella. En otro punto donde no tuvo suerte, fue con su nuevo aspecto para el filme de Netflix. El intérprete tuvo que dejarse una tupida barba para el papel, que al parecer no le gustó mucho a su esposa, Amal, de 42 años.

“Me dejé una barba grande y fea y a mi hijo le encantó porque escondía cosas en ella, de las que yo no sabía hasta que llegaba al trabajo y pensaba, ‘Oh, hay una pelota atascada en mi barba’. Pero mi esposa y mi hija estaban muy felices cuando me la saqué porque era muy difícil encontrar una cara debajo de todo ese lío”, aseguró George Clooney.