fbpx Disney+ podría estrenar más películas en su plataforma
Noticias

Disney+ podría estrenar más películas en su plataforma

Disney+ podría estrenar más películas en su plataforma

Tras el éxito que fue Mulan, se rumorea que Disney+ podría estrenar grandes películas en su plataforma pero habría que pagarlas. ¿Veremos alguna cinta de Marvel?

Aunque varios rumores decían que había sido un fracaso, se terminó de confirmar que el estreno de Mulan en Disney+ fue todo un éxito. En septiembre, comenzó a calcularse que si 9 millones de cuentas en EE.UU. habían adquirido el filme a 30 dólares, la compañía habría ganado unos 261 millones de dólares. Ante tan gran suma, es entendible que la plataforma de streaming vaya a estrenar más cintas bajo demanda y con un precio fijo.

Bob Chapek, CEO de la compañía, también reveló que actualmente Disney+ cuenta con 73.7 millones de suscriptores, cerrando su cuarto trimestre con un aumento de 16 millones respecto al trimestre anterior: “Lo que hemos aprendido con ella es que va a tener un papel estratégico dentro de nuestra cartera de ofertas. Hablaremos más sobre eso en la conferencia de inversionistas en diciembre”. De esta manera, el indudable éxito de Mulan provocará que muchos otros estrenos vayan directamente a la plataforma de streaming y que se cobre un monto específico para poder verlos.

Tal vez te interese: La serie Bruja Escarlata y Visión ya tiene fecha de estreno en Disney +

¿Y por qué Soul fue gratis?

Recordemos que Soul, la película que Disney decidió lanzar también en Disney+, pudo ser vista por la audiencia sin un coste adicional. Tras esta decisión, muchos portales sospechaban que Mulan había sido un fracaso y por eso la plataforma ahora apostaba por lanzar las películas sin costos adicionales. Pero la realidad es todo lo contrario.

“Vimos suficientes resultados muy positivos antes de que comenzara la controversia para saber que tenemos algo aquí que funciona con el Acceso Premium en términos de estrategia”, explicó Chapek se refirió aquí al drama que se generó en torno a la película dirigida por Niki Caro cuando el público chino se dio cuenta de que en los créditos aparecía entre los agradecimientos su gobierno, pues parte del rodaje se llevó a cabo en Sinkiang, donde se está cometiendo “un genocidio cultural” y se denuncian abusos contra los derechos humanos.