Inicio Cine Críticas de cine Crítica de 'LA HUIDA'

Crítica de 'LA HUIDA'

1194

Olivia-Wilde-en-La-huida

Nuestros amigos de Sensacine nos han invitado al pase de la película “La huida”, película cuenta con la dirección de Stefan Ruzowitzky (Los falsificadores), el guión de Zach Dean y protagonizada por Eric Bana (Addison), Olivia Wilde (Liza) y Charlie Hunnam (Jay).

‘La huida’ sigue a los hermanos Addison y Lisa que sufren un accidente de tráfico cerca de la frontera de Canadá al huir de un atraco. Bajo un gran temporal de nieve los hermanos deciden separarse para encontrarse en algún punto más adelante. Siguiendo 2 caminos diferentes, Liza conoce a Jay, un exboxeador que acaba de salir de prisión, y que se dirige a casa de sus padres para pasar el día de acción de gracias, y Addison atraviesa los montes nevados en un camino repleto de enfrentamientos con la policía y de violencia. Sus caminos se encuentran de nuevo en la casa de los padres de Jay, donde en cualquier momento podría ocurrir un desenlace fatal.

Eric Bana protagonista de grandes éxitos como “Troya” o “Hulk” interpreta al hermano mayor, que aunque es una asesino implacable, siempre ha protegió a su hermana menor y para ello está dispuesto a cualquier cosa. Olivia Wilde ha interpretado papeles en el serie “House” y en películas como “TRON: Legacy”, es aquí la atractiva hermana menor que sigue a su hermano ciegamente aunque en el fondo parece que desearía una vida normal. Juntos forman una pareja que parece inseparable hasta que aparece Jay, interpretado por Charlie Hunnam protagonista de la serie “Hijos de la anarquía”. Liza se ve obligada a elegir entre el amor ciego a su hermano o el amor que acaba de surgir con Jay, y la posibilidad de una vida distinta. Cada personaje arrastra un sórdido pasado del que intenta huir, aunque las circunstancias les arrastran a un también incierto presente. No se presentan como buenos o malos, héroes o antihéroes, sino a personas que son zarandeados por las circunstancias.

Eric Bana en La huida

Los actores realizan un gran papel en la interpretación de estos personajes repletos de carga psicológica aunque se ha abusado de la gesticulación para demostrar sus estados de ánimo y se han quedado cortos en diálogos. Sobre todo Charlie Hunnam, del que esperaba una mejor actuación ha quedado relegado a un papel secundario en el que se dedica a poner caras de enfado o de desacuerdo, y a poco más. La historia transcurre a un ritmo lento y no hay demasiada acción, aunque la poca que hay es más realista que en otras del mismo género. Aun así es una película que logra enganchar y mantiene el suspense hasta el desenlace, en el que cualquier cosa puede ocurrir. Es una buena película para ver aunque quizás se puede disfrutar en casa igual que en el cine.

Le damos de nota un 6 sobre 10