Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 1’....

Crítica de ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 1’. El mago se hace adulto.

1768

Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 1Este fin de semana ya pudimos ver por fin! ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 1′. Adaptación del septimo y último libro de la saga ‘Harry Potter’ obra de J. K. Rowling, que ha sido divido en dos entregas, la segunda llegará a nuestras pantallas el 15 de julio de 2011.

La primera parte comienza cuando Harry, Ron y Hermione se disponen a emprender la peligrosa misión de localizar y destruir el secreto de la inmortalidad y de la capacidad de destrucción de Voldemort: los Horcruxes. Solos, sin la ayuda de sus profesores ni la protección de Dumbledore, los tres amigos deben confiar los unos en los otros más que nunca. Sin embargo, entre ellos se interponen fuerzas oscuras que amenazan con separarlos.

Mientras tanto, el mundo de la magia se ha convertido en un lugar peligroso para los enemigos del Señor Oscuro. La tan temida guerra ha comenzado y los mortífagos de Voldemort han tomado el control del Ministerio de Magia e incluso de Hogwarts, donde aterrorizan y arrestan a cualquiera que se oponga a ellos. Sin embargo, el trofeo que buscan es el más valioso para Voldemort: Harry Potter. El Elegido se ha convertido en el perseguido y los mortífagos buscan a Harry con órdenes precisas de llevarlo ante Voldemort… vivo.

La única esperanza de Harry es encontrar los Horcruxes antes de que Voldemort lo encuentre a él. Mientras busca pistas, destapa una vieja y casi olvidada historia: la leyenda de las reliquias de la muerte. Y si ésta resultara ser cierta, podría dar a Voldemort el poder definitivo que él ansía.

Poco puede imaginar Harry que su futuro ya fue decidido por su pasado cuando, aquel fatídico día, se convirtió en “el niño que vivió”. Harry Potter, que ya no es sólo un niño, se acerca cada vez más a la tarea para la que se ha estado preparando desde el día en que pisó Hogwarts por primera vez: la batalla final contra Voldemort.

Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 1

Crítica: Después de la enorme decepción de “Harry Potter y el misterio del príncipe mestizo”, me sentía algo escéptico con esta nueva entrega más aún si el director era el mismo que la anterior, David Yates. Y debo decir que me he quedado con la sensación de que la sombra de crepúsculo es muy alargada y ni la saga de “Harry Potter” se ha salvado de su influencia. Sus protagonistas ya han crecido y a su director ha querido explotar el cambio que han experimentado para atraer a un público más juvenil. Tampoco se libra el ritmo de la película que al igual que en “Luna Nueva”, alarga sin fin escenas sin ningún aporte sustancial al argumento de la historia, tal cómo diria el gran Joe Dante: “Si tuviera un mando a distancia le habría dado al botón de adelantar“, seguramente así la película habría durado una hora menos. Supuestamente la intención de su director era transmitir al espectador el paso no de días, sino meses, algo que en mi opinión no llega a conseguir. Ya que ni siquiera muestra el desgate físico de sus protagonistas, que se encuentran viviendo en condiciones extremas y por lo único que te enteras de que ha pasado tanto tiempo es por algún dialogo en el que se menciona el tiempo transcurrido.

No he leído la novela, por lo que no puedo decir si es realmente fiel a la novela, pero si he visto toda la saga desde sus inicios y sin duda no esta a la altura del tercer libro “El prisionero de Azkaban”, quizás la mejor de toda la saga.
La película, es más oscura, sus actores correctos, y algún que otro guiño a momentos de las anteriores entregas, pero una vez más, en un reparto repleto de grandes actores, con Fiennes o Rickman, podían haberles sacado más partido. En definitiva, escenas más adultas, con momentos muy buenos, pero que con su excesiva duración llega a hacerse pesada y aburrida. Veremos si en la segunda parte se anima más la cosa, pero con el director elegido, me temo que no será así.