Crítica a Las Hijas del Reich: thriller de espías en una escuela nazi Crítica a Las Hijas del Reich: thriller de espías en una escuela nazi
Críticas de cine

Crítica a Las Hijas del Reich: thriller de espías en una escuela nazi

Crítica a Las Hijas del Reich: thriller de espías en una escuela nazi

Esta semana llega a cines Las Hijas del Reich, el nuevo thriller de época de Judi Dench que nos intenta mostrar otra cara de la guerra.

Las hijas del Reich es un thriller de época que explora los años previos al estallido de la Segunda Guerra Mundial y como el régimen nazi estaba cada vez más presente en el resto de Europa. Un juego de espías, traiciones e inteligencia internacional que tiene como escenario una academia un tanto peculiar. Las Hijas del Reich se mueve con la contraposición del deber a la patria y hacer lo que cada uno considera como lo correcto. Una historia de espías en la que no sabes que tan cerca están los enemigos hasta que es muy tarde.

Situada en la Inglaterra de 1939, Las Hijas del Reich nos presenta la historia real del Augusta Victoria Collage. En esta exclusiva escuela situada en la costa inglesa estudiaron jóvenes alemanas hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Bajo ideología nazi, las niñas aprendían inglés y a representar el ideal de la mujer alemana de la época

Tomas Miller, un profesor de inglés que ocupa una vacante en la prestigiosa escuela. Miller intentará hacer su trabajo bajo la atenta mirada de la Señorita Rocholl y su ayudante, Ilse Keller. La aparición del cuerpo sin vida del anterior profesor de la escuela pondrá en jaque a la prestigiosa escuela y a todos los que viven en ella.

Si hay un tema que le apasiona a los estudios de cine es la guerra, en especifico la Primera y Segunda Guerra Mundial. Llega un momento en el que se hace difícil traer algo nuevo a la mesa, mostrar algo que no se haya hecho mil veces ya y para ello la visión del director es especialmente importante. Andy Goddard consigue encontrar algo interesante que contar sobre un tópico tan usado, fuera de las trincheras y echando mano de sus raíces.

Las Hijas del Reich nos presenta un elenco de primera encabezado por la ganadora del Oscar Judi Dench. Dench interpreta a la Señorita Rocholl, la directora de la escuela siempre acompañada de su ayudante Carla Juri que tiene sus momentos en la piel de Ilse Keller. Por su parte, Eddie Izzard se luce en el papel protagonista como Tomas Miller.

Las actrices más jóvenes funcionan muy bien en grupo, en especial en los momentos que reflejan el adoctrinamiento al que están sometidas. Pero de forma individual, ninguna destaca en especial aunque la película lo intente en algunos momentos. En general sirven para mover y frenar la trama en los momentos convenientes.

En la segunda parte de la película el ritmo baja. Nos vemos en vueltos en lo que parece una constante persecución que frena por los pelos antes de ser demasiado tediosa para el espectador. Pero si algo nos deja este aspecto son unas escenas preciosas de los paisajes Bexhill. El director veraneo en la zona de pequeño y guarda una estrecha relación con la ciudad. Por lo que no es de extrañar que encontrara en esta película la excusa perfecta para demostrar su amor por la costa inglesa.

Otro aspecto logrado de la película son las ambientaciones. La estética conseguida por el conjunto de la escuela, castillos en ruinas, la costa inglesa y sus puertos da el nivel necesario de sobriedad que el tema de la película necesita. Y no nos olvidemos de los vestuarios. En una película histórica, el diseño de vestuario juega un papel importante en mantener el realismo de la época o sacarnos por completo de la película. La diseñadora Lucinda Wright, consigue lo primero para completar una película con un final bastante satisfactorio.

Las Hijas del Reich llega a los cines españoles el 16 de octubre.