Antes de Empyre de Marvel, todo lo que debemos saber Antes de Empyre de Marvel, todo lo que debemos saber
Cómics

Antes de Empyre, todo lo que debemos saber y recordar para no perdernos todos los detalles del evento

Lo que debes saber y recordar antes de la publicación en España de Empyre de Marvel comics, para no perdernos todos los detalles del evento

En el Universo Marvel los crossovers entre sus supergrupos de héroes vienen siendo habituales desde la Edad de Plata en los años 60. Mezclar a los Vengadores con Los Cuatro Fantásticos no ha sido una excepción y hacerlo en un ambiente cósmico tampoco es novedad. Aquí os hablamos de todo lo que debes saber y recordar antes de la publicación en España de Empyre, para no perdernos ningún detalle del evento.

Un grande como John Byrne ya les juntó, cuando se ocupaba como autor completo de La Primera Familia Marvel. Aprovechó los “Annuals” de 1985 (Avengers Annual # 14 y Fantastic Four Annual # 19) para crear una aventura fundamental en la historia de los Skrulls, aquella en la que la explosión de una Bomba Hiperonda anulaba la capacidad natural de cambiar de forma de la raza, dejándoles atrapados en la identidad que tenían en ese momento. Todo un drama y una gran oportunidad argumental. El propio Byrne había hecho que Galactus acabase alimentándose con el mismísimo mundotrono Skrull, Tarnax IV, diezmando a su población y a la clase gobernante del momento, emperatriz R’Klll y princesa Anelle incluidas (en Fantastic Four # 257 publicado en 1983), provocando la consiguiente lucha de poder por los restos del Imperio. En aquellos “Annuals”, Byrne no estaba solo, en el de Los Vengadores el guión corrió a cargo de su buen amigo Roger Stern. Ambos sembraron un nuevo horizonte de posibilidades para la raza multiforme más belicosa del universo.

Fantastic Four # 257

Vengadores y 4F habían llegado incluso a compartir la vetusta Mansión de Los Vengadores en aquellos años de publicaciones. Fue cuando el Doctor Muerte (en realidad su heredero Kristoff Vernard adoptando la apariencia del bueno de Víctor) envió el Edificio Baxter por segunda vez al espacio en Fantastic Four # 278 (la primera intentona había tenido lugar en el clásico Fantastic Four # 6). Reed, Sue, Johnny y Jennifer (Mr. Fantástico, La Chica Invisible, La Antorcha Humana y Hulka) eran por aquel entonces los integrantes del cuarteto ya que Ben (la adorable Cosa de ojos azules) se había quedado en el Mundo de Batalla de las Secret Wars originales. Habitaron la casa, que Jarvis se encarga de mantener en orden, hasta que se pudieron trasladar a la Torre de las 4 Libertades, recién construida. Apenas coincidieron por las misiones diferentes de unos y otros pero los Skrulls (cuya primera aparición data del legendario Fantastic Four # 2) consiguieron una de esas ansiadas reuniones, a la que cada grupo llegó hasta los dominios Skrull por muy diferentes motivos. Mientras Los Vengadores se encontraban persiguiendo a Nébula, la nieta de Thanos (sí, en las películas es su hija, nuff said), los 4F lo hacían tras una llamada de auxilio que les conducía a una trampa.

Ahora llega el momento de volver a tener un crossover, uno importante, al que vuelven a llegar desde caminos separados pero con nexos que beben de fuentes del pasado de ambas formaciones. Hulkling, Teddy Altman o como se le está empezando a conocer, Dorrek VIII, es el nuevo emperador de los Skrull en Empyre. Lo primero que ha hecho es unificar a los Kree (cuya presencia se reveló por primera vez en Fantastic Four # 65) con los multiformes, fruto de su doble herencia como hijo de Mar-vell de los Kree (el mismísimo Capitán Marvel que falleció de cáncer) y de la princesa Anelle de los Skrull (fallecida en la destrucción de Tarnax IV). En manos de cualquier otro estaríamos hablando de una tremenda amenaza pero se trata de Hulkling, sus intenciones no pueden ser tomadas desde un espectro malvado sino todo lo contrario. La Tierra ha sido su planeta de adopción y es uno de los miembros más carismáticos de Los Jóvenes Vengadores (creados por Allan Heinberg y Jim Cheung), por no hablar de su relación con William “Billy” Kaplan, Wiccan. ¿O alzarse con el poder le ha hecho cambiar?.

hulking

Además encontramos otra historia paralela que afecta a otra de las razas conocidas del Universo Marvel, los Cotati. Su primera aparición tuvo lugar en The Avengers # 133, durante la resolución de la saga de la Madonna Celestial, que llevó a Mantis a unirse en matrimonio con El Espadachín, anteriormente fallecido y devuelto a la vida por un miembro superior de la raza Cotati, que cohabitó su cuerpo físico. Mantis tuvo un hijo fruto de esa relación, el que vendría a convertirse en una especie de “Mesías Celestial”. Fue bautizado como Sequoia, por el más noble de los árboles de la Tierra, pero ahora camina entre nosotros bajo el diminutivo Quoi. Su primera aparición tuvo lugar en Silver Surfer vol.3 # 4 en un flashback donde aparece como una sombra, no siendo hasta Fantastic Four # 325 que podemos contemplarle por completo.

Como podéis comprobar, Empyre (aquí se publicará con el nombre traducido bajo la denominación Imperio) recurre a fundamentos establecidos desde el origen del Universo Marvel, desde la publicación en 1961 del Fantastic Four # 1, aprovechando la riqueza que grandes autores legaron en la década de los ochenta y en menor medida la aparición de Hulkling en la primera década del 2000. Todos los cómics citados son una parte importante de la historia de La Casa de las Ideas, al menos en lo que a nivel cósmico se refiere. Esto hace que exista un componente nostálgico importante para los lectores que ya contamos con cierta edad y muchas lecturas a nuestras espaldas.

Portada los cuatro fantásticos: Empyre #0

Básicamente estos son los datos que es importante conocer de cara a afrontar con cierto grado de satisfacción la miniserie de seis números USA de Marvel (en España los recibiremos en cuatro entregas) que forman el núcleo central de esta nueva aventura en Empyre, que no solo aporta la grandiosidad que se espera de un proyecto así sino que deja espacio para el humor y la sorpresa en múltiples formas. Para completar todo el conjunto serán diversos los cruces con otras colecciones así como los especiales que vienen a rellenar esos huecos que no se pueden contar en la trama principal.

Leídos los cuatro primeros episodios de Empyre solo puedo decir que estoy deseando que caigan en mis manos los dos últimos ejemplares, el quinto de reciente salida en el mercado americano y el sexto que aun no ha visto la luz y tiene prevista su publicación para primeros de septiembre. La labor de Al Ewing y Dan Slott en la parte escrita y de Valerio Schitti en la gráfica está resultando de lo más satisfactoria para un servidor.